La Sagrada Familia, entre los 10 monumentos más visitados del mundo

La Organización Mundial del Turismo incluye el icónico templo de Gaudí entre los 10 hitos más visitados en 2016, datos que se han hecho públicos ahora

La Organización Mundial del Turismo ha incluido el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, obra del genial arquitecto catalán Antoni Gaudí, entre los 10 templos más visitados del mundo en 2016, unos datos que se acaban de hacer públicos por la entidad, aunque el turismo es una materia extremadamente volátil, donde los bailes de cifras están a la orden del día. Sí sabemos, gracias a este estudio, que Francia (82,6 millones), Estados Unidos (75,6 millones) y España (75,6 millones) son los tres países que más visitantes internacionales reciben al año por delante de China, Italia, Reino Unido, Alemania, México, Tailandia y Turquía. En este sentido, los monumentos de estos países son lógicamente también algunos de los más visitados. El top 10 en el que se incluye la Sagrada Familia es el siguiente:

1.- La Gran Muralla (China)

Todo un sistema defensivo trufado de atalayas, pequeñas fortalezas y torres de comunicaciones. Se calcula que la Gran Muralla china tenía casi 21.000 kilómetros de extensión, de los que han llegado a nuestros días algo menos de 8.900, entre la frontera con Corea y el desierto del Gobi, en Mongolia, y que recibe unos 50 millones de visitantes al año, según publicó el diario británico ‘The Telegraph’ a principios de 2017, con motivo del estreno de la producción chino-estadounidense ‘La Gran Muralla’, dirigida por Zhang Yimou y protagonizada por Matt Damon. Esta maravilla del mundo de más de 2.300 años de antigüedad fue construida a lo largo de varias dinastías para proteger a China de las invasiones mongolas que trataban de penetrar por el norte.

2.- Catedral de Notre Dame (París)

Todo en la catedral de Notre Dame (Nuestra Señora) de París, una de las más antiguas de estilo gótico del mundo (se empezó a edificar en el siglo XII), con sus famosas gárgolas y quimeras y su colmena de abejas bullendo en el techo de su sacristía, es enorme: 13 millones de visitantes al año, según su página web (notredamedeparis.fr), más de 50.000 en días señalados; más de 2.000 celebraciones anuales; 1.300 robles para levantar su estructura de madera. Es el escenario de la novela Nuestra Señora de París, en la que Victor Hugo cuenta la trágica historia de la gitana Esmeralda y el jorobado Quasimodo; su publicación, en 1831, sirvió para que los coetáneos del escritor valoraran mejor la arquitectura medieval francesa.

3.- Edificio de la Ópera (Sídney)

La consultora Deloitte ha calculado el valor cultural, y como icono, de la Ópera de Sídney en 4.600 millones de dólares. El edificio fue diseñado por el arquitecto danés Jørn Utzon y su construcción (con previsibles sobrecostes y dilaciones, dada la complejidad del proyecto) supuso una batalla de proporciones épicas entre la burocracia política (representada por el ministro de Obras Públicas de Nueva Gales del Sur, Davis Hughes) y el arquitecto, con derrota de Utzon, ninguneado e incomprendido, que abandonó el proyecto en 1966 tras nueve años de trabajo y nunca regresó a Australia. El edificio, inaugurado en 1973 en el lado sur de la bahía de la ciudad australiana, recibe más de 8,2 millones de visitantes anuales y acoge más de 2.000 actuaciones. Teatro, ballet, ópera, producciones musicales. Desde 2013, cuando celebró su 40º aniversario, está embarcada en una “década de renovación”, preparándose para el futuro.

4.- Taj Mahal (Agra, India)

Rosáceo en el amanecer, blanco lechoso en la tarde y dorado cuando lo baña la luz de la Luna. El Taj Mahal (tajmahal.gov.in), mausoleo en mármol mandado edificar en el XVII por el emperador Shah Jahan en honor a su esposa favorita, Mumtaz Mahal, se alza en Agra, India, como “una lágrima en la mejilla del tiempo”, según escribió Rabindranath Tagore. “Joya del arte musulmán en India”, fue descrito al ser declarado patrimonio mundial de la Unesco. Tumba musulmana, no templo hindú, insisten los arqueólogos frente a las demandas del fundamentalismo hindú. Cada año recibe entre siete y ocho millones de visitantes (según su web), que se acercan andando o en autobús eléctrico, ya que el tráfico está prohibido en su perímetro.

5.- Monumento a Lincoln (Washington DC, Estados Unidos)

Martin Luther King eligió las escalinatas del Lincoln Memorial (lincoln-memorial.org) para pronunciar su “Yo tengo un sueño” en 1963, durante la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad. El monumento dedicado al 16º presidente de Estados Unidos, inmortalizado en una escultura de 5,8 metros en la que aparece sentado a la entrada de un edificio con forma de templo dórico griego, simboliza la democracia y la propia esencia de la nación estadounidense. Recibió 7,92 millones de visitantes en 2016.

6.- Torre Eiffel (París)

El 28 de septiembre de 2017, la Torre Eiffel celebró con una gran fiesta que había llegado a los 300 millones de visitantes desde su apertura al público, en 1889. La torre ideada por Gustave Eiffel solo debía estar en pie 20 años, pero el ingeniero la salvó convirtiéndola en centro de transmisiones radiográficas y telecomunicaciones. Según informa su web (toureiffel.paris/fr), recibe al año unos siete millones de turistas, el 75% extranjeros. Hasta febrero de 2018, la terraza del primer piso albergará una pareja de pingüinos gigantes hechos de espejos plateados, y el bar quedará transformado en iceberg.

7.- Panteón de Agripa (Roma)

A partir de mayo de 2018, el Panteón de Agripa en Roma, el monumento más visitado de Italia (unos siete millones de personas lo conocen cada año, según las autoridades turísticas italianas), que tradicionalmente ha sido gratis, cobrará dos euros por entrada. Este templo dedicado al conjunto de los dioses, actual iglesia cristiana, se construyó en tiempos de Adriano, entre los años 118 y 125, sobre las ruinas de uno anterior mandado edificar por Agripa y destruido por un incendio en el año 80. Stendhal lo describió como “el más bello recuerdo de la antigüedad romana”. Su cúpula de hormigón es un prodigio técnico y arquitectónico.

8.- Sagrada Familia (Barcelona)

En 2016, un total de 4.561.848 turistas, la mayoría internacionales, franquearon las puertas de las fachadas del Nacimiento y de la Pasión (la de la Gloria queda por construir) de la Sagrada Familia (sagradafamilia.org/es). Un año récord de visitantes que admiraron el inacabado y vertical exponente de la arquitectura modernista catalana, iniciado en 1882 y diseñado por Antoni Gaudí, que murió en 1926 tras ser atropellado por un tranvía y fue enterrado en el interior del templo. Un blog en marcha desde noviembre da a conocer el día a día de las obras, que, según está previsto, quedarán finalizadas en 2026.

9.- Estatua de la Libertad (Nueva York)

Alrededor de cuatro millones y medio de personas (según cifras del Servicio de Parques Nacionales; www.nps.gov) visitan al año la Estatua de la Libertad Iluminando al Mundo, que es el nombre completo del regalo que Francia hizo a Estados Unidos en 1886: el donante se encargaría de la estatua (Eiffel diseñó su estructura interna) y de su ensamblaje, mientras que el receptor construiría la base. El monumento domina, con sus 93 metros totales de altura, la isla de la Libertad, al sur de Manhattan (Nueva York), cerca de la isla de Ellis. Era la primera visión de la tierra de las oportunidades que tenían los inmigrantes europeos tras atravesar el Atlántico.

10.- La Alhambra (Granada)

Los visitantes que se acercan a la Alhambra (2.615.188 en 2016; www.alhambra-patronato.es) pueden ver, a través de una ventana y una puerta, las bóvedas y paramentos interiores del Baño Real del Palacio de Comares, recién restaurados. Un ejemplo más de cómo el impresionante complejo palatino andalusí continúa sorprendiendo y desvelando secretos 12 siglos después (hay constancia de su existencia desde el IX). Palacios, jardines, alcázares. La alcazaba, la Puerta de la Justicia, la Sala de Barca, el Patio de los Leones, el palacio de Carlos V, las habitaciones del emperador y el Peinador de la Reina, el Generalife. Una ciudad dominando la orografía de otra ciudad, Granada.

Los más turísticos de España

Tras la Sagrada Familia y la Alhambra, los monumentos más populares de España conducen hasta Andalucía: a la Mezquita de Córdoba (en la foto), que empezó a construirse como mezquita en el año 785 y fue consagrada como catedral en 1238, y a la que accedieron 1.818.633 personas durante 2016. Y a Sevilla, que atesora la catedral gótica más grande del mundo con su Giralda, y su Real Alcázar, con una amalgama de arte islámico, mudéjar y gótico (más de millón y medio de visitas cada una). El Palacio Real en Madrid (1.475.421 turistas) y la Casa Milà de Gaudí (La Pedrera), en Barcelona (1.207.087 personas), completan el club de más de un millón de visitantes. Por detrás se sitúan el Alcázar de Segovia (más de 600.000) o la catedral de Burgos (357.497). Mención aparte merecen dos templos que no cobran entrada, por lo que resulta complicado calcular su público: la basílica de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza (según algunas estimaciones con cinco millones de visitantes anuales) y la catedral de Santiago de Compostela, con más de tres millones de peregrinos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>