Las catacumbas como actitud confesional

Obra corporal de misericordia: enterrar a los muertos.

Roma- Catacumbas de Priscila- El Buen Pastor Roma- Catacumbas de Priscila- El Buen Pastor

A diferencia de otras culturas, la cristiana ha creído siempre en el acto de enterrar al difunto. Las persecuciones de Roma hacia los cristianos propició un cambio de práctica. En vez de enterrar a los difuntos a campo abierto, los entierros tuvieron lugar bajo el subsuelo. Las catacumbas eran eso.

Cf. http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_commissions/archeo/spagnolo/documents/rc_com_archeo_doc_20011010_cataccrist_sp.html#Martiri

Lo digo de palabra a mi familia directa. Si por aquellas cosas mi cuerpo es incinerado y mis cenizas van a parar al frasco, espero que el frasco sea enterrado bajo un pino u otro árbol anónimo en la espesura de un bosque olvidado. Sin pedir permiso a nadie en el más estricto anonimato. Lo ideal es el entierro en cementerio. No siempre es factible. A efectos económicos tanto da la sepultura en cementerio como las cenizas del cuerpo incinerado dentro del frasco.

Las catacumbas están muy ligadas a las persecuciones de los emperadores romanos. En muchos casos primero con el testimonio martirial antecedente. Martirio en aquel tiempo y después en otros subsiguientes. Acontece todo ello cuando, en determinados momentos históricos y lugares, hay que elegir -al precio de la propia vida temporal- entre la afirmación de la propia identidad cristiana o su negación. A veces ni se pregunta. Se va directamente a la caza del cristiano. Ser mártir es esto. No consiste en el deseo de serlo, sino en la determinación de no negar la propia identidad cristiana. En estos casos no cabe eludir. O afirmas o niegas. Si afirmas eres mártir. Si niegas eres apóstata.

En el verano de 1986, en compañía de mi esposa y nuestras dos hijas entonces, acudí a una catacumba romana en visita colectiva guiada. No recuerdo cual. Asistimos a misa en su interior con un grupo de personas. Si en las catacumbas tenían lugar actos de culto o no, aparte de los funerarios, yo no lo sé. Creo que sí. Se enterraban en ellas a los mártires. Todo cristiano deseaba ser enterrado cerca de ellos para cuando llegase la hora de la resurrección.

He visionado varios links sobre las catacumbas. Me quedo con éste que les reflejo. Cuanto dice es seguro. Incinerar, salvo casos de fuerza mayor, no es cristiano. Enterrar sí lo es. Diferenciar entre ambas cosas es muy importante. El acto de enterrar es cumplir con aquel aserto litúrgico del Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma. Ese día el sacerdote nos hace una cruz en la frente con las cenizas de las palmas del anterior Domingo de Ramos. Lo hace pronunciando estas palabras:

Memento homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris.

(Recuerda hombre que eres polvo y en polvo te convertirás)

Cf/ http://andrew4jc.blogspot.com.es/2007/02/memento-homo-quia-pulvis-es-et-in.html

Cf/ http://jaramito.blogspot.com.es/2013/10/memento-homo_20.html

Este año 2017 el Miércoles de Ceniza es el día 1 de marzo. Nuestro Señor ya ha sido bautizado por San Juan Bautista el pasado domingo 8 de enero. Y por tanto creo que este año podremos desmontar el belén sin prisas el día 2 de febrero,  festividad de Nuestra Señora de la Candelaria… a un mes de la Cuaresma. No es así en otros ejercicios litúrgicos. Este año 2017 empalmaremos Pentecostés (4 de junio) con el inicio del verano y la festividad de San Juan Bautista el 24 de junio.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>