Las consecuencias económicas de la independencia en cinco puntos

Mientras que Cataluña podría quedarse fuera de la Unión Europea, junto graves problemas económicos, España perdería hasta el 19% de su riqueza total

Independencia

La independencia a corto y medio plazo sería perjudicial para las dos economías. Por un lado Cataluña se vería privada del acceso al libre comercio con el resto de la Unión Europea, además de las subvenciones a la educación. En el ámbito empresarial se prevé una fuerte fuga de empresas que buscarían otras regiones económicas sin presencia de elementos perjudiciales para ellas como los aranceles. Por otro lado, España perdería a su región más rica, junto con un gran eje de transporte e industrial.

No existe un gran consenso sobre los efectos económicos puesto que existen muchas variables, como el reparto de la deuda, que dependiendo de quien realice la previsión las conclusiones pueden diferir en gran medida. Los siguientes puntos provienen de los ministerios de Hacienda y el de Economía, mientras que el punto de vista más optimista pertenece al Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), de la Generalitat de Cataluña.

¿Cuáles son los puntos principales para valorar los riesgos de la creación de un nuevo estado en los circunstancias actuales?

Lo que pierde Cataluña

  1. Salir de la Unión Europea: en el caso en que Cataluña quedara fuera de la Unión, dejaría de tener acceso a un mercado de libre comercio de bienes y personas. La educación también quedaría dañada, al quedar las universidades sin las subvenciones ni programas europeos.
  2. El Euro: Al no ser de la eurozona no podría utilizar la deuda para pedir financiación al Banco Central Europeo. Otra consecuencia es la falta de control monetario, que se concreta en la pérdida del control del tipo de cambio y del tipo de interés.
  3. Banco Central Europeo (BCE): Una Cataluña independiente no se encontraría dentro de la red de seguridad financiera del BCE. Este hecho la imposibilitaría tener la confianza de ser rescatada en caso de encontrarse en graves problemas económicos.
  4. Economía: El CATN calcula que el superávit del déficit fiscal recuperado alcanzarían los 8.000 millones de euros, después de cubrir los nuevos gastos estatales como el ejército, seguridad social y jubilaciones. Estos cálculos se realizan suponiendo que el déficit fiscal alcance los 16.000 millones de euros. Según el Ministerio de Hacienda el déficit es sólo de 9.900 millones de euros. El Producto Interior Bruto bajaría un 4%, según la Generalitat, o entre 25%-30% según el Ministerio de Economía.
  5. Boicot y fuga de empresas: Se deberían pagar aranceles a la hora de llevar a cabo transacciones con el mercado global. Hay que tener en cuenta que una de cada tres empresas exportadoras en España tiene su sede en Cataluña (representando un 25% exportaciones estatales). Este hecho implicaría que estas empresas se verían gravemente afectadas y podrían optar por la deslocalización. Por otra parte, el encarecimiento de las exportaciones afectarían en gran medida a las empresas catalanas, ya que el 40% de la producción se consume en el resto de España. En referencia al turismo, el 14,3% de las personas que visitan Cataluña son españoles.

Lo que pierde España

  1. La región económica más importante: La pérdida de Cataluña significaría perder el 19% PIB nacional y el 18,4% del número total de empresas. La renta per cápita también quedaría afectada, disminuyendo 1.000 euros anuales. Cataluña aporta en la actualidad 70.300 millones de euros a las arcas centrales, de los cuales un 11,35% se destinan a las regiones más pobres de España.
  2. Innovación y emprendimiento: De las 108.963 publicaciones científicas publicadas entre 2006 y 2015 un 25,68% eran de Cataluña. En referencia a la emprendeduría, Barcelona es el quinto lugar mejor para las startup. El año pasado el 56% de las inversiones extranjeras fueron a parar a Cataluña (282 millones de euros). Cataluña lidera también las peticiones de patentes, que representan el 35,1% del total de patentes.
  3. Infraestructuras: España perdería el puerto más importante del Mediterráneo (22 kilómetros de puerto y un tráfico anual de 48 millones de toneladas, donde más de cuatro millones de turistas pasan cada año. El Puerto de Tarragona es también importante para la red industrial química, la más grande de España. en referencia a la producción de energía nuclear, en Cataluña se produce el 40%. Además hay que considerar el Aeropuerto del Prat, así como la amplia red ferroviaria.
  4. Deuda externa y activos: el CATN defensa que sólo deberían asumir la deuda que esté a nombre de la Generalitat, los gobiernos provinciales y los municipales. Esto significaría una deuda de 90.000 millones de dólares (un 35,4% PIB) donde se incluyen los correspondientes con el Gobierno Central. Ante el reparto de la deuda total, el ex director de la Bolsa de Barcelona (José Luis Oller) cifraba la cantidad total en 290.000 millones de euros (145% del PIB). La Generalitat niega que las deudas de inversiones y obras realizadas fuera del territorio deba aceptar el nuevo estado independiente.
  5. Patrimonio Cultural y turismo: España es una de los principales destinos turísticos del mundo, llegando a la cifra récord de 75,3 millones de visitantes extranjeros. Pero un 22,5% de ellos visitaron Cataluña, casi una cuarta parte. Según el CATN la Generalitat tendría el derecho de pedir la devolución al territorio de todas las obras catalanas.
Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    ¿Y no tendría España derecho a pedir la devolución de patrimonio artístico expoliado y depositado en museos catalanes? Sijena, arte castellano del Marés, del MNAC…

    A ver si va a resultar que después de una hipotética secesión de Cataluña va a tener España que arrodillarse, humillarse y rendir pleitesía.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>