Las elecciones en Cataluña: una previsión

elecciones

Si observamos los resultados de la encuesta de La Vanguardia observaremos poco movimiento en la superficie, pero algo más notable en el fondo. Los resultados confirman la tendencia de encuestas precedentes (CEO, Sigma Dos para El Periódico). El bloque independentista obtiene la mayoría absoluta más o menos como ahora, y en el peor de los casos, obtiene la mayoría para continuar controlando la Generalitat.

Pero, examinando con más atención las cifras, se observa un importante aumento de voto independentista porque la mayoría actual se obtiene sobre una participación del 72% y La Vanguardia prevé una mucho más alta, del 81%. En las últimas elecciones obtenían un 39,6 sobre un total del 72%, y en la previsión de La Vanguardia sería de un 39,7 sobre un 81%, nueve puntos porcentuales más de participación.

Además, el sistema electoral prima las circunscripciones pequeñas. Un diputado en Barcelona cuesta el doble de votos que en Lleida, lo que favorece el independentismo. Corolario: no se puede confundir mayoría de diputados con legitimación de una mayoría de votos. Si todos los votos valieran igual la mayoría independentista reduciría sus escaños hasta 64 (la mayoría absoluta está en 68), los partidos no independentistas se situarían en 60 y Cataluña en Común mejoraría en uno o dos, llegando hasta los 11 escaños.

Primera nota a tener en cuenta: el aumento de participación no merma la mayoría independentista. ¿Puede ser por el efecto encarcelamiento? Muy probablemente. Observando otras respuestas, puede formularse la hipótesis de que entre 15 y 18 puntos porcentuales son votos adheridos provocados por la situación. ¿Perderán todos estos votos? Quizás en alguna parte, no en toda. El relato de la campaña: 155, libertad presos políticos (casi el 60% está en contra de uno y otro; este es el yacimiento que ayuda a mejorar el voto independentista) está diseñado para mantenerlos. Pero no es seguro que lo logren plenamente. Lo que sí que es más evidente es que si el voto no independentista no se moviliza al máximo, la mayoría absoluta incluso puede crecer.

Las primeras conclusiones derivadas son dos: (1) Las decisiones de Madrid reavivando continuamente la campaña independentista (2) El control del relato continúa en sus manos y no se construye ninguna alternativa.

La existencia de un relato, un proyecto de país alternativo no limitado por las etiquetas de partido podría reducir a corto plazo el independentismo a su raíz, a su “tierra”, situado en torno al 30%; y en un plazo más largo, resituarse entre el 20% y el 25%, que es el núcleo que todavía cree que la independencia es posible. Pero, mientras el antídoto sea lo que ofrecen por su parte PSC, C’s y PP, parece difícil que se puedan dar aquellas reducciones.

También se puede hacer una consideración de signo opuesto: si con el 155 y gente en la cárcel no superan el 50% ¿cómo quieren lograr la independencia? De ahí que solo un 23% vea factible una DUI.

Conclusiones:

(1). ERC (45-46) gobernará con el PDeCAT (14-15), y buscará incorporar a los Comunes (9-10) y los soportes externos de la CUP (7-8). La alianza con los Comunes será en base al relato electoral: 155 y presos políticos, y el acuerdo para gobernar Barcelona, ​​la Diputación y la apuesta por cambiar el “Régimen del 78”, con Iglesias, como camino necesario para la independencia

(2). Si el escenario no se altera por la disrupción de un nuevo proyecto, en el sentido de marco de referencia o frame, el conflicto quedará enquistado en una especie de guerra de posiciones, la sociedad catalana cronificará su división y antagonismo, y el efecto económico negativo se consolidará a medio plazo.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    ¡Hay que ir a votar!,.solamente si se obtiene una participación por encima del 80%,podemos ganar aquellos, que aun respetamos la constitución, aunque pensemos que haya que actualizarla en algunos temas, pero tenemos claro que no existe ninguna Democracia, si no hay un conjunto legal Constitución, que nos marque la senda, por la que podemos transitar todos los españoles, sin tener que sacar a nadie de la misma, como pretenden los independentistas.

  2. 2

    Totalmente de acuerdo ¡Hay que ir a votar! Las reglas del juego no se reinventan al propio gusto ni se incumplen. Se acatan, Es admisible toda opción desde el acato a las reglas del juego. Toda opción que recurra al desacato es moralmente rechazable. En cristiano es ilícita. La opción. No la persona que la sustenta. El independentismo se fundamenta en el desacato como panacea democrática. Oi que tots enteneu el que estic dient?

Responder a jose luis Balcells Canela Cancelar respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>