Las enfermedades de transmisión sexual se disparan en España, “sobre todo entre homosexuales”

Hace un par de años, el Departamento de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz constataba mediante un estudio un im…

fichero_24637_20120120.jpg

Hace un par de años, el Departamento de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz constataba mediante un estudio un importante incremento de la sífilis fundamentalmente entre gays e inmigrantes en Madrid. El director del informe, Manuel L. Fernández Guerrero, añadía entonces que se estaba produciendo un rebrote de las enfermedades de transmisión sexual debido a la promiscuidad y prácticas homosexuales.

Este preocupante aumento de las ETS se ve corroborado ahora por la Agencia de Salud Pública de Barcelona, que ha alertado a los centros sanitarios sobre un brote de linfogranuloma venéreo registrado en la capital catalana, una enfermedad de transmisión sexual que se creía casi erradicada.

Estrella Caballero, especialista del departamento de Microbiología del hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, uno de los centros de referencia en la detección y tratamiento de esta enfermedad, advierte sobre la preocupante expansión de esta patología y, en general, de las ETS en España.

En una entrevista publicada este jueves, 19 de enero, en el diario La Vanguardia, Caballero señala que se trata de “una enfermedad muy contagiosa de transmisión sexual que produce fundamentalmente una úlcera genital. Es causada por unas variedades de la bacteria Chlamydia trachomatis”.

“Sobre todo entre homosexuales”

La especialista añade en la entrevista que, “en la epidemia actual, que afecta sobre todo a hombres homosexuales”, ya que “se contagia a través de sexo anal”, “la patología causa una inflamación de la mucosa anal y rectal, con supuración y pequeñas úlceras genitales”.

Caballero aclara que se trata de una enfermedad que “no se daba en Europa desde hace mucho tiempo”, pero que “se ha bajado la guardia” y, aunque hasta hace pocos años se diagnosticaban casos de manera esporádica, actualmente los contagios empiezan a ser preocupantes.

De hecho, mientras “en 2004 se diagnosticó un caso en Barcelona” y “del 2007 al 2011 se detectaron 146 más”, es decir una media de 36 por año, “en el último año la enfermedad ha tenido una mayor incidencia ya que se han producido 72 nuevos contagios”. Esto equivale a decir que el año pasado se duplicó esa media.

La experta en microbiología insiste en que “el problema no es solo la patología en sí, sino el hecho de que las enfermedades de transmisión sexual están aumentando muchísimo, sobre todo entre el colectivo homosexual, más proclive a mantener relaciones sexuales sin protección, con múltiples parejas, sexo anónimo… Lo que sucede con el linfogranuloma ya ha sucedido antes con la sífilis o la hepatitis A, que rebrotaron hace años”.

Alto porcentaje entre seropositivos

Estrella Caballero destaca también que el linfogranuloma venéreo está muy relacionado con el VIH. “Hay un porcentaje muy alto de seropositivos entre los afectados -66 de las personas diagnosticadas el año pasado lo son-”.

“El motivo es que los homosexuales promiscuos y que son VHI positivos todavía relajan más sus precauciones. No tiene en cuenta que el estar infectado no protege de otras infecciones, lo que puede agravar la enfermedad”, insiste.

En este sentido, cabe recordar que, aunque los gays son el 2% de la población, representan el 46% de los nuevos contagios diagnosticados en 2010, tal como informábamos en ForumLibertas.com el pasado 1 de diciembre.

“La incidencia de nuevos diagnósticos de VIH en hombres que tiene relaciones con hombres en los últimos años es muy preocupante, hemos de buscar intervenciones innovadoras para frenar esta tendencia”, reconocía por esas fechas la entonces ministra de Sanidad Leire Pajín, en una entrevista publicada por la revista ZUM, editada por la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida.

Por su parte, Caballero habla también en la entrevista de La Vanguardia sobre las graves consecuencias que el linfogranuloma venéreo puede causar. “Puede acabar produciendo un aumento de los órganos genitales, puede pasar a nivel general – fiebre, malestar-, y causar enfermedades post-infecciosas, como la artritis, […] La enfermedad puede tener consecuencias a largo plazo si no aparecen síntomas en las primeras fases de la infección y no se trata correctamente”, concluye.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>