Las familias españolas tienen mayor riesgo de pobreza o exclusión social que la media de países de la UE-28

En comparación con Alemania, Italia o Noruega, los hogares españoles con un solo adulto tienen menos riesgo de pobreza o exclusión social; cuando en el hogar hay dos, tres o más adultos los dos indicadores se disparan, según el Observatorio Social de “la Caixa”

El riesgo de pobreza o exclusión social es mayor por las insuficientes ayudas a la familia

El pasado mes de febrero la Comisión Europea advertía de que los niveles de pobreza y exclusión social en España están “entre los más elevados de la UE”, por lo que las Administraciones debían afrontar urgentemente cuestiones como temporalidad en el empleo, el paro de larga duración, el elevado desempleo juvenil o las precarias ayudas a la familia.

Ahora, un estudio elaborado por la Fundación Bancaria “la Caixa” viene a constatar con una serie de gráficos que las familias españolas tienen mayor riesgo de pobreza o exclusión social que la media de países de la UE-28.

Dos de los indicadores que analizan en su Observatorio Social revelan, por una parte, que la tasa de riesgo de pobreza de los hogares españoles con un solo adulto es menor que la de países como Alemania, Italia o Noruega. Sin embargo, cuando en esos hogares viven dos, tres o más adultos, la tasa se dispara por encima de la de esos países y de la media de la UE.

Por otra parte, cuando el estudio analiza el indicador AROPE, es decir el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, España vuelve a mostrar los peores resultados en comparación con la media de países de la UE-28.

Los hogares en riesgo de exclusión social se dan más cuando hay hijos de por medio

Los hogares en riesgo de exclusión social se dan más cuando hay hijos de por medio

Los hogares con hijos, los más castigados

El Observatorio Social de “la Caixa” presenta en su estudio varios indicadores de inclusión social “que permiten realizar una radiografía actual de la relación entre economía y personas, analizando aspectos como la composición de los hogares o el acceso al mercado de trabajo en comparación con otras sociedades de nuestro entorno”.

Entre esos indicadores, la tasa de riesgo de pobreza “informa sobre la población que se encuentra en riesgo de pobreza al vivir con ingresos bajos. El indicador se presenta para distintos tipos de hogar, en tanto que la composición del hogar influye en el valor de la tasa de riesgo de pobreza”.

Cabe recordar que la tasa de riesgo de pobreza indica el porcentaje de personas cuyos ingresos son inferiores al 60% de la renta mediana disponible equivalente después de transferencias sociales.

Así, como se puede observar en este primer gráfico, reproducido a partir del estudio, cuando en el hogar vive un solo adulto, España muestra la mejor versión entre los países analizados, con una tasa de pobreza del 19,60%, mientras la media de la UE es del 25,40%. El resto de países analizados en el gráfico muestran estos resultados: Alemania (33,10%); Noruega (28,10%); e Italia (23,60%).

España es el país con menos tasa de riesgo de pobreza de la UE cuando en el hhogar vive solo una persona

España es el país con menos tasa de riesgo de pobreza de la UE cuando en el hhogar vive solo una persona

Además, la tendencia de la tasa de pobreza en los hogares españoles con un solo adulto desde 2006 ha sido decreciente, mientras en Alemania ha ido al alza y el resto de países se ha mantenido prácticamente al mismo nivel con el paso del tiempo.

Sin embargo, la situación varía sustancialmente cuando en un mismo hogar vive más de una persona: los peores porcentajes son para los españoles.

Si se trata de dos adultos, España muestra una tasa de riesgo de pobreza del 18,40%, en tanto que la media de la UE es del 12,10%. En el resto de países: Italia (15,50); Alemania (13,20%); Noruega (6,90%), como se ve en este segundo gráfico.

Ahora la cosa cambia: cuando en un mismo hogar viven dos adultos, España pasa a ocupar la tasa de pobreza más elevada de la UE

Ahora la cosa cambia: cuando en un mismo hogar viven dos adultos, España pasa a ocupar la tasa de pobreza más elevada de la UE

En este gráfico se ve una evolución a lo largo del tiempo muy diferente a la que muestran los hogares con un solo adulto: en España no ha parado de crecer mientras en el resto de países apenas aumenta.

Esta tendencia es muy parecida en los hogares que cuentan con tres o más adultos. En España la tasa de pobreza ha ido creciendo en los diez últimos años, salvo un descenso entre 2015 (16,80%) y 2016 (15,50%), cuando en 2006 tenía el 10,60%, como se ve en este gráfico.

Y otro tanto pasa con tres o más adultos viviendo bajo el mismo techo: España sigue liderando la tasa más alta de riesgo de pobreza entre los países analizados

Y otro tanto pasa con tres o más adultos viviendo bajo el mismo techo: España sigue liderando la tasa más alta de riesgo de pobreza entre los países analizados

Al mismo tiempo, la de la media de los países de la UE en 2015 (no hay datos de 2016) era del 11,80%, cuando en 2010 tenía el 8,70% (no hay datos anteriores. En 2015, en Italia era el 12,80%; en Alemania el 8,50%; y en Noruega, con muchos altibajos, pasó del 12,60% en 2006 al 4,70% en 2015.

En cualquier caso, la evolución de la tasa de pobreza en la media de los países de la UE, exceptuando a España, parece indicar que, entre otras cuestiones, las ayudas a la familia han frenado de alguna manera el aumento de la pobreza en esos países.

Las ayudas a los más desfavorecidos son insuficientes para reducir el riesgo de pobreza o exclusión social

Las ayudas a los más desfavorecidos son insuficientes para reducir el riesgo de pobreza o exclusión social

Sin ayudas, más riesgo de pobreza y exclusión social

Esta conclusión se podría aplicar también a la evolución que ha seguido el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social según el Indicador AROPE, como se ve en este otro gráfico.

El indicador AROPE viene a constatar que, sin una mejora en las ayudas a la familia, España tiene más riesgo de pobreza o exclusión social que la media de la UE

El indicador AROPE viene a constatar que, sin una mejora en las ayudas a la familia, España tiene más riesgo de pobreza o exclusión social que la media de la UE

Aunque la evolución que ha seguido este indicador en todos los países analizados es más lineal que en los anteriores gráficos, se observan diferencias que sitúan a España en la peor posición.

Así, España ha pasado de un porcentaje de personas en riesgo de pobreza o exclusión social del 24% en 2006 al 27,90% en 2016. Si lo comparamos con el resto de países analizados, con datos de 2015, en esas fechas España tenía un porcentaje del 28,60%, es decir que desde 2006 ha tenido un aumento 4,6 puntos porcentuales.

En ese mismo tiempo, Italia aumentó 2,8 puntos porcentuales; en Alemania se redujo en 0,2 puntos; y en Noruega se redujo también, en 1,8 puntos porcentuales. En cuanto a la media de la UE, con datos a partir de 2010 (23,70%), ese mismo porcentaje se ha mantenido con ligeras oscilaciones hasta 2015.

Hay que recordar que el indicador AROPE es uno de los indicadores de contexto que el Observatorio Social de “la Caixa” utiliza a partir de “una serie de indicadores básicos e índices sintéticos sobre temas sociales, demográficos y económicos” para ofrecer “una visión en cifras de la realidad social de España en el contexto europeo o internacional”.

Así, el indicador AROPE “recoge una visión multidimensional de la pobreza y/o la exclusión social en la que se contabiliza la población que se encuentra en riesgo de pobreza, con carencia material o con baja intensidad en el empleo”.

Se consideran personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social aquellas que están al menos en una de estas tres situaciones: en riesgo de pobreza (ingresos por unidad de consumo por debajo del 60% de la renta mediana disponible equivalente); en hogares sin empleo o con baja intensidad en el empleo (hogares en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% del total de su potencial de trabajo); y en carencia material severa (definida como la carencia de al menos cuatro conceptos de los nueve de la lista siguiente:

“1. No puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año. 2. No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días. 3. No puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada. 4. No tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 650 euros). 5. Ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad…) o en compras a plazos en los últimos 12 meses. 6. No puede permitirse disponer de un automóvil. 7. No puede permitirse disponer de teléfono. 8. No puede permitirse disponer de un televisor. 9. No puede permitirse disponer de una lavadora.)”, precisa el informe.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>