Las pensiones se vuelven insostenibles

El gobierno tendrá que aumentar el crédito a la Seguridad Social de 10.193 millones a unos cinco mil millones más para financiar las pensiones

pensiones

Durante el año anterior el pago de las pensiones se ha llevado a cabo mediante un préstamo de Hacienda. La crisis de las pensiones es cada vez más evidente y, al mismo tiempo, hay menos margen de maniobra. El Tesoro ha revelado que para este año el préstamo tiene que ser de 15.000 millones de euros para poder pagar las pensiones hasta diciembre.

El aumento del crédito coincide con la polémica sobre el uso de Fondo de Reserva. Esta cantidad de dinero, valorada en 8.000 millones, por el momento no va a ser agotada este año. Esta afirmación, realizada por el Ministerio, revela la crítica situación por la que se está viviendo el sistema de las pensiones.

Normalmente, basta con los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social para hacer frente a una mensualidad ordinaria de las pensiones, que en diciembre alcanzó los 8.881 millones. El problema viene cuando hay que abonar las pagas extraordinarias de julio y diciembre. Entonces, el reto para la Tesorería de la Seguridad Social se duplica y tiene que financiar unos 9.000 millones más. Las cotizaciones no dan para hacer frente a ese desembolso y hay que utilizar recursos extraordinarios como los del Fondo de Reserva.

El problema de las pensiones en España

Al mismo tiempo los pensionistas se enfrentan a una paulatina pérdida de poder adquistivo, fruto de la desvinculación de las pensiones con el índice de precios de consumo (IPC). La inflación, el efecto de la subida de precios, al ser mayor que el máximo establecido de 0,5% hace que los pensionistas cada vez puedan comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero. La subida nunca podrá superar el IPC más un 0,5% ni ser inferior al 0,25%. El gran problema es la desvinculación sobre los precios y salarios que fluctúan anualmente, afectando al poder adquisitivo de los pensionistas.

Unas pensiones insuficientes

El caso más parecido al español, salvando distancias, es el alemán (que tiene en cuenta los salarios y el factor de sostenibilidad).Los pensionistas en este último año han vuelto a perder poder adquisitivo, tras dos años de aplicación del mínimo legal de subida del 0,25%. A pesar de aumentar las pensiones en la cantidad cifrada por la última reforma de revalorización, los pensionistas tienen menos poder adquisitivo por la subida de precios. Este incremento, cifrado en un 1,7%, es sensiblemente superior a la variación de las pensiones.

El Gobierno inyectará 15.000 millones para pagar las pensiones en 2018

Si se tiene en cuenta la acumulación del crecimiento de los precios (IPC) y de las pensiones se observa una brecha que va creciendo año tras año. Mientras que en 2014 el índice de precios de consumo caía un 0,4%, las pensiones han ido creciendo en un 0,25% hasta ahora. En 2015 el IPC mantenía su leve descenso. En 2016 los precios han aumentado un 1,5% y, en el caso de este año, un 1,7%.

Se calcula que en España los pensionistas perderán un 7% de su poder adquisitivo hasta 2022 con el sistema de revalorización actual, que liga el alza anual a los ingresos y gastos de la Seguridad Social. CC OO lo cifra en un 15% en los próximos 10 años. Y el FMI, que toma un periodo más amplio, señala que para los nuevos pensionistas la caída de 2050 puede ser del 30%.

Gran parte de la oposición y de los sindicatos piden la derogación del mecanismo actual para volver al anterior, que se basaba en los precios. En caso de no poder hacerlo se reclama al menos que se asegure el poder adquisitivo de los pensionistas desde el momento que se jubilan hasta su fallecimiento.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>