Las tesis de un experto biólogo sobre la homosexualidad y la genética cuestionan la ideología de género

Robert Trivers sostiene que “hay dos genes que predisponen a tener una conducta homosexual”, mientras defensores de la perspectiva de género y parte del colectivo gay defienden que la sexualidad se elige y no está determinada por la genética

El profesor Robert Trivers desmonta con sus tesis las de la ideología de género El profesor Robert Trivers desmonta con sus tesis las de la ideología de género

El debate sobre si la identidad sexual es algo que se elige o está determinada por la genética viene de lejos. Al respecto, no son pocos los estudios que plantean diferentes perspectivas sobre si se nace gay o es un comportamiento adquirido. Incluso dentro del propio colectivo homosexual hay opiniones contradictorias.

En ese sentido, los defensores de la ideología de género niegan que la homosexualidad tenga una naturaleza estrictamente genética y consideran que lo que cuenta es la libre elección en la forma de vivir la relación sexual.

Hasta tal punto esto es así que, en un intento de destruir los sexos masculino y femenino, afirman que “la masculinidad y la feminidad son roles de género construidos socialmente […] que perjudican a una parte de la humanidad”.

El gen homosexual es una realidad para Robert Trivers

El gen homosexual es una realidad para Robert Trivers

Dos genes que predisponen a la homosexualidad

Sin embargo, las tesis de un experto biólogo evolucionista sobre la homosexualidad y la genética cuestionan los argumentos de la ideología de género.

Robert Trivers, pionero de la sociobiología y profesor en la Rutgers University, sostiene que “hay dos genes que predisponen a tener una conducta homosexual”.

En una entrevista publicada en ‘La Contra’ del diario La Vanguardia el pasado 21 de diciembre, Trivers mencionaba las “dos grandes líneas que determinan nuestra vida: la genética y la teoría social que la proyecta en nuestra conducta”.

Al respecto, señala que “nuestros genes son unos interesados que sólo buscan su propio interés, que es sobrevivirnos. Nosotros a ellos les somos totalmente indiferentes”.

Pero, “si su finalidad es transmitirse, ¿cómo explica entonces la homosexualidad?, le preguntan. “Porque la homosexualidad puede ser un modo de transmitir tus genes sin necesidad de ser padre. Hemos descubierto que hay dos genes que predisponen a tener una conducta homosexual”, insiste.

“Son genes egoístas por otros medios”, continúa. Y, dado que la conducta homosexual lleva a no tener descendencia, “¿cómo se transmite?, le plantean.

“Esos dos genes de la homosexualidad son antagonistas de otros que hacen a las hermanas, tías y sobrinas del homosexual más fértiles que la media. El homosexual comparte con ellas un 25% de su genética, así que sus genes se transmitirán a través de ellas aunque no tenga hijos. […] Además, entre hermanos, el pequeño tiene un 30% más de posibilidades de ser gay que el que le precede y así sucesivamente”, responde.

Para la perspectiva de género, la identidad sexual es polimorfa

Para la perspectiva de género, la identidad sexual es polimorfa

La obcecación de la ideología de género

Estas declaraciones de un científico especializado en biología evolutiva ponen en cuestión la perspectiva de género en cuanto a que la homosexualidad no tenga un claro componente genético.

Para la ideología de género, la homosexualidad, la transexualidad y la bisexualidad justifican sus tesis: el hecho de ser hombre o mujer no es significativo. Lo que cuenta es la construcción cultural que hace cada uno en cuanto a cómo vivir su sexualidad porque la identidad sexual es polimorfa. Es decir que cada cual puede elegir ser mujer en cuerpo de hombre y viceversa.

Pero, en boca de Robert Trivers, la ciencia les quita la razón al considerar que la homosexualidad sí tiene una naturaleza estrictamente genética, y el gen homosexual se transmite no a través de ellos sino de esas mujeres de su familia con las que comparte un 25% de su genética.

En cualquier caso, esta nueva constatación científica apunta a que el ser humano no es sexualmente polimorfo, como argumenta la perspectiva de género, sino que son esos casos de naturaleza genética, junto a ciertos estilos de vida, deseos y prácticas sexuales los que pueden determinar la homosexualidad.

Hazte socio

También te puede gustar

7 Comments

  1. 1

    Pues no me parece que este “científico” haga favor alguno a la verdad y a la claridad con su teoría confusa de los 2 genes que predisponen a una conducta homosexual. Ni tampoco Forum Libertas por publicarlo. Vaya, doy por tiradas muchísimas hora que he dedicado a leer sobre el origen genético de la homosexualidad con la conclusión de que tal origen o causa no existe, sino que el homosexual no nace homosexual sino que se hace o le hacen.

    • 2

      Yo también creo que flaco favor se hace publicando esto. La cuestión no es publicar algo, sino decir la verdad, y todos no dicen la verdad, o no llegan a ella, por muy científicos que sean.

    • 3

      Descuida, que exista una predispociòn genética a algo no quiere decir que necesariamente la persona se vuelva asì, sin embargo, en lo que dice de genes egoistas creo que es solo una hipotesis porque el egoísmo , no necesariamente se vende de esa forma, bien podria ser solo una persona codiciosa o algo no relacionado con la homosexualidad, en tal caso, lo que si es genético serìa que unas personas son màs egoístas que otra, pero eso no define que se convertirá en gay o este predispuesto a eso, pues el egoísmo no es solo reproductivo , sino que es varios tipos, entonces la màs acertada sigue siendo la genética, porque si ese gen existe, hay que ver còmo se relaciona con la sexualidad del individuo , no solo decir “es un gen egoista”, porque egoísta puede ser cualquiera sea hetero o no… por tanto nada tiene que ver en si, pero si decir hay dos, a menos que alguno de ellos se relacione de forma estricta con lo sexual del individuo, es solo una hipòtesis

  2. 4

    Es que la ideología de género y el evolucionismo se llevan mal. Para los primeros la especie no tiene interés, para los segundos es lo primordial. Para la especie los homosexuales son inanes, los individuos interesantes son los que transmiten su carga genética y tienen que explicar la existencia de estas otras personas de alguna manera, lo mismo que los otros tendrían que explicar por qué la biología de los mamíferos sigue siendo bisexual. Mientras los mamíferos sigan pariendo las especies superiores lo son porque tienen ese medio de reproducirse y no otro, como las amebas, por ejemplo. El LGTBI necesitan con urgencia el hermafroditismo, tal vez vayamos a eso pero, mientras no se dé, lo importante es el sexo y el género no pasa de ser un constructo humano sin base científica alguna.
    El LGTBI no quiere hablar ni de enfermedad ni de alteración genética pero, que la identidad sexual o de género-como quiera llamarse- sea puro voluntarismo es todo menos científico.

  3. 6

    Por supuesto que es una hipótesis, aunque la homosexualidad fuese adquirida y no biológica, tienen que explicar un fenómeno que se opone frontalmente a la propagación de la especie, lo mismo que tienen que explicar la conducta altruista de ciertas personas y suelen hacerlo echando mano de unos genes egoístas o altruistas a conveniencia. De todas manera hipótesis y teoría no son conceptos contrapuestos, la hipótesis es el punto inicial de una teoría. Si fuera una teoría ya demostrada el polimorfismo se caería por su base, aunque, naturalmente, eso no impediría que muchos individuos se enrocaran en él. El polimorfismo que sugiere el LGTBI tiene unos problemas de demostración científica mucho mayor aún que la hipótesis del gen egoísta de este científico porque el género es un constructo, no una evidencia, como lo es el sexo. Si alguien se “inventa” algo por mero voluntarismo nunca va a ser científicamente demostrable simplemente hay que creérselo. Además, ni siquiera en filosofía, existe un Santo Tomás de Aquino que escriba una “Suma Genérica” porque, el nombre se adecua a lo que se quiere decir. Es un nombre sin posibilidad alguna de ser usado. De sexo derivamos: sexual, asexuado, sexador, sexólogo, etec…, de género no se deriva nada porque nada quiere decir, y además, su empleo con otros significados, gramaticales, por ejemplo, hace de ese término una incongruencia.

    • 7

      La explicación de la homosexualidad se supone que es para corregirla no para tirar fuegos de artificio con hipótesis para la galería. Y esa explicación es psicológica como enfermedad psiquiátrica que es, es decir, somos alma y cuerpo, espíritu y materia, eso es evidente; pero no conviene mezclar lo somático con lo anímico ni buscar el gen de la homosexualidad, ni el gen de la conducta asesina o sádica, o de la conducta desviada de que se trate. Esos genes no existen. Esas conductas derivan del alma y de la mente y, por tanto, se deben tratar con métodos psiquiátricos o psicológicos. No podemos desviar la responsabilidad individual a factores fisiológicos. Somos libres y somos responsables y por tanto es un error querer encontrar paliativos o exculpaciones de una conducta moral errónea en la inevitabilidad de factores incontrolables personalmente como son los fisiológicos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>