Todo lo que debes saber sobre el caso Morín

Te explicamos toda la cronología del caso que conmocionó a la sociedad y que representa la mayor causa por abortos ilegales de la historia de Europa

El ”caso Morín” supuso un escándalo sobre cómo algunas clínicas abortistas llevaban a cabo supuestamente sus prácticas al margen de la ley. También destapó una serie de aspectos dramáticos y actos médicos inhumanos que conmocionaron a la opinión pública. El nuevo juicio al doctor Carlos Morín y sus colaboradores ha sido la oportunidad para que estos hechos no quedaran impunes.

Desde que en 2004 saltara la noticia de que un equipo de Daily Telegraph investigó posibles delitos de aborto en la clínica Ginemedex de Barcelona y, dos años después, que la televisión pública danesa denunció prácticas abortistas ilegales en la misma clínica de la capital catalana, el curriculum de supuestas irregularidades del doctor Morín no hizo más que aumentar.

La televisión danesa emitió un reportaje en el que Morín aparentemente no ponía impedimentos para practicar un aborto a una mujer en avanzado estado de gestación (un feto sietemesino). Este ‘inconveniente’ sólo afectaba al precio a pagar por la intervención.

Carlos Morín habría amasado grandes cantidades de dinero practicando abortos ilegales

Carlos Morín habría amasado grandes cantidades de dinero practicando abortos ilegales

En el mes de octubre de 2006, el grupo abortista de Morín acumulaba escándalos con total impunidad. Ginemedex, Barnamedic, clínicas Emece, grupo CMB, Fundación Morín… todos ellos eran nombres de una red empresarial en torno a Morín cuyo negocio era lucrarse con el aborto.

La historia del Doctor Morín

En noviembre de 2007, accionistas de Ginemedex pidieron en los tribunales que se aclararan las cuentas de Morín. El 26 de noviembre saltaba la noticia de la detención de Carlos Morín y otras tres personas, registrando despachos y dependencias, guardando abundante documentación.

Cuatro días después otra noticia difundía que las trituradoras de la clínica de Morín que el reportaje danés había denunciado, y que supuestamente utilizaban para deshacerse de los cuerpos de los fetos, habían sido desmontadas después de la emisión del reportaje.

Momento de la detención de Carlos Morín

Momento de la detención de Carlos Morín

En marzo de 2008 saltó otra sorpresa: Morín tenía sida desde 1998. A pesar de ello, el cirujano continuó con su actividad ‘normal’ en las intervenciones de abortos.

También fueron noticia sus supuestos delitos monetarios. En diciembre de 2008 se abrió una nueva causa judicial contra Morín por presumible blanqueo de dinero.

Doctor Morin medico Abortista

Un juzgado de Barcelona abrió un sumario para investigar un posible blanqueo de dinero efectuado por Morín y su esposa, después de que la asociación e-Cristians solicitara que la investigación de sus clínicas se ampliara a sus asuntos económicos.

Un reportaje publicado en la Gaceta sobre quién es quién en el gran negocio del aborto en España incluía a Carlos Morín en un grupo de casi una docena de personas que se lucran abundantemente con las intervenciones abortistas.

El juicio contra Carlos Morín y sus colaboradores se inició el 14 de septiembre de 2012 en la Audiencia de Barcelona. El 29 de noviembre de ese mismo año concluyó el proceso después de dos meses a través de los cuales testificaron policías, médicos, enfermeras y más de cien mujeres que abortaron en las clínicas del doctor Morín. El fallo absolutorio tuvo lugar el 31 de enero de 2013. Morín se libraba así de la petición de 273 años de prisión de la Fiscalía por practicar 89 supuestos abortos ilegales a mujeres en avanzado estado de gestación. La sentencia fue severamente criticada por estar ideologizada y se generó una gran polémica en torno a la absolución.

El doctor Morín durante el primer juicio

El doctor Morín durante el primer juicio

Tribunal supremo acuerda repetir el juicio

El Tribunal Supremo, en un hecho insólito, anuló en noviembre de 2013 el juicio que la Audiencia Provincial de Barcelona realizó al médico abortista y concluyó que había que repetirlo. De esa forma desautorizaba a los tres jueces de la Audiencia Provincial. El acuerdo al que llegaron los jueces del Supremo fue contundente y del todo infrecuente. El nuevo juicio ha servido para que finalmente se hiciera justicia.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>