Los capuchinos catalanes en la Amazonia

Exposición del 1 de marzo al 24 de junio de 2018

Josep Fornés y Fray Valentí Serra de Manresa

El próximo jueves 1 de marzo, a las siete de la tarde, se inaugurará la exposición CATAZÒNIA. Los capuchinos catalanes la Amazonia en la sede del Museu de les Cultures del Món (c/ Montcada, 12. Barcelona).

En la inauguración participarán Josep Fornés, director del Museo Etnológico de Barcelona y Fray Valentí Serra, director del Museo Etnográfico Misional “Andino-Amazónico”.

La exposición CATAZÒNIA. Los capuchinos catalanes en la Amazonia nos aproxima, a través de la memoria de los objetos, al mensaje de la artesanía de los Tikuna, el grupo indígena más numeroso de la selva amazónica. La exposición presenta una selección de pinturas de animales de la selva y algunas escenas de la vida cotidiana plasmadas en una fibra vegetal llamada yanchama, tejida por la misma naturaleza, y que los Tikuna adornan con colores elaborados con la combinación de jugos de frutas exprimidas, lodos fluviales y carbón.

El conjunto de yanchamas y otros objetos expuestos en Catazònia forman parte de los fondos del Museo Etnográfico Misional “Andino-Amazónico” de los capuchinos de Barcelona, que ha conservado una notable colección proveniente de las misiones católicasestablecidas en la Amazonía a finales del siglo XIX. Estas misiones fueron promovidas por el Gobierno colombiano coincidiendo con la primera fiebre del caucho (1879-1912), que provocó la explotación masiva de gomas y resinas en los territorios del Amazonas colombiano. Allí las compañías del caucho convirtieron a los habitantes de la selva en mano de obra esclavista. En este contexto, y a partir del Concordato firmado en 1887 entre la Santa Sede y la República de Colombia, se programaron nuevas implantaciones misioneras con el objetivo de incorporar a los indígenas a la vida social o civilizada a través de las llamadas “reducciones”, es decir, asentamientos estables de población que los misioneros intentaron proteger de los abusos de los caucheros. Fue en este momento cuando la Santa Sede creó, en 1904, la primera prefectura apostólica (en las cuencas de los ríos Caquetá y Putumayo y más tarde del Amazonas); una joven entidad eclesial puesta bajo el cuidado pastoral de los capuchinos catalanes, donde ejercieron la doble tarea de educar y evangelizar.

 

 

 

 

 

 

De este modo, los misioneros asumieron, casi, el papel de gobernadores, creando y consolidando nuevas poblaciones, construyendo parroquias y escuelas, abriendo vías de comunicación y erigiéndose en defensores de los derechos de los indígenas ante la opresión de los colonos y las prácticas esclavistas de los caucheros. Religiosos capuchinos como Fidel de MontclarGaspar de PinellEstanislau de les Corts o Marcel·lí de Castellví, promovieron novedosos métodos de evangelización que ponían de relieve, por primera vez, el valor del territorio así como la idiosincrasia y la cultura de los habitantes indígenas del Amazonas. Estos misioneros capuchinos que trabajaron en la Amazonía procuraron aproximarse a la cultura autóctona y la estudiaron de forma profunda. Gracias a su interés y a su iniciativa surgieron los primeros estudios geográficos, etnográficos, arqueológicos y lingüísticos de alto nivel científico.

Fray Jaume de Igualada (+1955) desembarcando en la orilla del rio Caquetà

Marcel·lí de Castellví de la Marca

En este sentido, Catazònia ha querido destacar la tarea realizada por el misionero capuchino Marcel·lí de Castellví, quien fundó, en el 1933, el CILEAC- Centro de Investigaciones Científicas y Etnográficas de la Amazonía Colombiana, una institución que promovió los primeros estudios etnolingüísticos de la Amazonía. El CILEAC estudió unas noventa lenguas indígenas del Amazonas -el mismo Castellví descubrió una docena de nuevas- y llegó a contar con un catálogo de unas 80.000 fichas lingüísticas.

Gracias a su labor investigadora, Fray Marcel·lí de Castellví alcanzó una notoriedad científica de renombre mundial. Fue miembro activo de treinta y tres academias y entidades científicas y colaboró con otras cincuenta y tres. A su vez, participó de forma destacada en congresos científicos internacionales, donde trató algunos aspectos particulares de la lengua Tinigua y el idioma de los indios Witoto.

La obra de Castellví entronca, de alguna manera, con el movimiento de la Renaixençacatalana, una corriente ideológica que, muy positivamente, había marcado a un buen número de frailes capuchinos. Bajo el influjo de este movimiento cultural Fray Marcel·lí de Castellví quiso adaptar lo que ya se había hecho en Cataluña en el campo de la etnografía a la realidad de los territorios de la Amazonía colombiana, investigando la lengua, la música popular y otras tradiciones indígenas.

Una parte de este gran legado es el que, coincidiendo con los 525 años del inicio de lasrelaciones Cataluña-América y Amazonas-Cataluña (1492-2017), nos presenta la exposición Catazònia, con objetos del museo etnográfico misional de los capuchinos de Cataluña. Una exposición con la que los frailes capuchinos de Cataluña y el “Museu de les Cultures del Món” quieren rendir un merecido homenaje a aquellos misioneros que quedaron cautivados por el atractivo de la cultura amazónica, donde realizaron una relevante labor, tanto a nivel misional como cultural.

 


CATAZÒNIA. Los capuchinos catalanes en la Amazonia
Del 1 de marzo al 24 de junio de 2018

Museu de les Cultures del Món
c/ de Montcada, 12. 08003- Barcelona
Horario: martes a sábado de 10 a 19 h. Domingos y festivos de 10 a 20 h.

Para más información: www.bcn.cat/museuculturesmon

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>