¿Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva?, sí

Un autobús publicitario, que recuerda la naturaleza sexual humana, es objeto de las iras en la red y diferentes administraciones públicas han vetado su entrada, ¿dónde queda la libertad de expresión?

Un autobús publicitario cuyo fin es recordar la naturaleza sexual humana (que los niños tienen pene y las niñas vulva) frente a las teorías de la ideología de género está dando que hablar y está poniendo en evidencia la calidad de la libertad de expresión en España.

El autobús, de la asociación HazteOir, está rotulado con mensajes que recuerdan la naturaleza del sexo humano al nacer y afirma: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen”. Esta campaña se encuadra en el intento por parte de grupos de presión de normalizar la ideología de género y todas sus variantes, entre ellas el transexualismo.

El homosexualismo político ha reaccionado

En este sentido, han sido varias los cargos de administraciones públicas que han decidido arremeter contra una iniciativa que pretende –como tantas otras- participar del debate público, por un lado, y hacerlo desde la libertad de expresión, por otro.

Por ejemplo, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha asegurado que la Policía ha retenido el autobús sobre las 19.30 horas del día de ayer al considerar que su campaña, además de ser “violenta y ofensiva”, incumple las ordenanzas municipales y podría además “suponer incitación al odio”. También ha avanzado que el Ayuntamiento pondrá en conocimiento de la Fiscalía la puesta en circulación del autobús.

El vehículo, que pretendía recorrer toda España con lemas como “Que no te engañen”, “Si naces hombre, eres hombre” o “Si eres mujer, seguirás siéndolo”, forma parte de una campaña de esta organización.

Su presidente, Ignacio Arsuaga, ha defendido que los mensajes rotulados en el vehículo están amparados por la libertad de expresión e ideológica, “cada vez más amenazada -en su opinión- por el lobby gay y sus tentáculos”, y ha subrayado que solo exponen “un hecho de la biología que se estudia en las escuelas”.

Cabe preguntarse por qué sí se permitió a la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis colocar carteles en marquesinas de paradas de autobuses y de metro con el lema “Hay niñas con pene y niños con vulva” y ahora otra opinión no se puede expresar libremente.

El autobús comenzó a recorrer ayer las calles de Madrid y tenía previsto hacerlo en Valencia, Barcelona, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria. Sin embargo, el Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, ya ha advertido de que sancionará al vehículo con una multa de 3.000 euros por infringir la ley de Publicidad Dinámica si llega a la ciudad ya que no cuenta con la licencia municipal para esta actividad. Además, impondría otra sanción administrativa a HazteOir, de 600 euros, porque la ordenanza de convivencia de la ciudad prohíbe lo que, según el consistorio, son discursos de odio en el espacio público. La alcaldesa, Ada Colau, ha asegurado, además, en su cuenta de Twitter: “En Barcelona no hay lugar para autobuses lgtbfóbicos”.

Un detalle del autobús

Un detalle del autobús

La Generalitat de Cataluña también ha enviado la campaña al fiscal de delitos contra el odio y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat ha asegurado que, aunque no puede impedir que el vehículo circule por sus calles, sí puede prohibirle que se detenga y que use la megafonía “para difundir sus mensajes discriminatorios”.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha dicho que el autobús no encaja con una ciudad “diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales” y ha anunciado que está estudiando si puede impedir legalmente su circulación por la ciudad. También han expresado su oposición a la campaña los ayuntamientos de Zaragoza, Valencia y Pamplona.

Estos hechos revelarían un nivel de persecución intenso ante el uso legítimo de la libertad de expresión y la intención de expresar unas ideas en el debate público. Por otro lado, lo que determina el sexo es la capacidad de reproducirse en una propia especie, evidentemente, lo contrario son construcciones ideológicas sobre el propio individuo.

Además, es evidente que personas en su edad adulta se consideran a ellas mismas de otro sexo que el que biológicamente son, pero, ¿esa excepción se debe de convertir en la regla? Evidentemente, este hecho no tiene nada que ver con el respeto que nace de la condición de cualquier ser humano por su misma condición de serlo.

Hazte socio

También te puede gustar

6 Comments

  1. 1

    DEFIENDO LA LIBERTAD SEXUAL, pero también la LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Soy MUY SENSIBLE a la homofobia o transfobia, ES CONDENABLE, pero también a la “disforia de género” (CIE-10 CM,2 en el DSM-5, publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría) y a las ALERTAS que hace la American College of Pediatricians (Colegio de Pediatras de EEUU) https://www.acpeds.org/…/gender-dysphoria-in-children .

    En Resúmen, ESTE ASUNTO NO SE ESTÁ TRATANDO CON CRITERIO CIENTÍFICO SI NO IDEOLÓGICO Y DE INGENIERÍA SOCIAL.

  2. 2

    Este episodio nos demuestra que vivimos bajo una dictadura. Este lema no ofende a nadie, al contrario, muestra una verdad científica muy difícil de rebatir. Estamos ya en los últimos tiempos, aquellos de los que Chesterton dijo: Llegará el dia en que tendremos que sacar la espada para demostrar que la hierba es verde.

  3. 3

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>