Los obispos venezolanos piden el cese de la persecución

Ante la creciente violencia y persecución del país, la Conferencia Episcopal Venezolana reclama el cese de esta situación

Persecución

Venezuela, envuelta en un clima de persecución y violencia, necesita rebajar la situación actual. En un comunicado firmado por su presidente,  Roberto Lückert León, y el vicario general, Saúl Ron Braasch, señala que al analizar la situación de los presos políticos y comunes se evidencian «tratos crueles e inhumanos en las detenciones, en los traslados y en los mismos centros de reclusión, infraestructuras antihigiénicas, alimentación precaria, falta de medicamentos, ausencia de asistencia jurídica, fallas en el debido proceso, trabas en las visitas a sus familiares y falta de asistencia médica».

La instancia eclesial exige al gobierno que cumpla con la garantía de los derechos fundamentales, que «cese la cacería de brujas contra los ciudadanos que piensan distinto al régimen» y que «se le informe a la familia del general Raúl Isaías Baduel su paradero y estado de salud».

También recordó al Estado «la responsabilidad que deriva del incumplimiento en la garantía de estos derechos que son universales y las acciones penales consecuentes son imprescriptibles», por lo cual esta comisión exige «el cese de la persecución, la tortura física y psicológica que traduce saña y violencia contra estos ciudadanos».

Ataque a una casa de monjas

El Arzobispo de Valencia (Venezuela), Mons. Reinaldo del Prette, ha condenado el ataque, presuntamente por miembros del servicio de inteligencia del gobierno, contra la residencia universitaria que dirigen unas cinco religiosas ancianas.

El prelado denunció el ataque en una carta que dirigió al Comisario Jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en el estado Carabobo, José Meléndez.

En el texto, Mons. Del Prette señaló que las Hermanas Religiosas de Cristo Rey le informaron que el lunes 7 a las 12:30 de la madrugada «irrumpieron violenta y atropelladamente unos treinta hombres y una mujer, presuntamente miembros de ese Cuerpo de Seguridad del Estado, en la Residencia Universitaria ‘Cristo Rey’», dirigida desde hace más de 50 años por esta comunidad religiosa.

«Esa acción violenta, sin ninguna orden de visita domiciliaria emitida por un Tribunal, generó zozobra, angustia, temor y miedo en las cinco religiosas, muy ancianas, que se encontraban en el lugar. Todavía a día de hoy están alteradas en su estado de ánimo», denunció el arzobispo en una carta publicada en el Facebook del episcopado venezolano.

Según informó la prensa local, el SEBIN allanó la residencia de las religiosas buscando supuestamente armas. La misma operación se repitió en el Polígono de la Asociación Carabobeña de Tiro y la hacienda familiar San Luis, en el municipio Libertador, donde detuvieron a dos personas.

El arzobispo aseguró que lo ocurrido es «un atropello que no dudo en calificar de torpe y desdice mucho de una Institución de Seguridad Pública que tiene a su cargo labores de inteligencia, pues, muy poca inteligencia y falta de sindéresis demostraron en esta incursión a dicha Residencia, donde lo que habían eran religiosas mayores».

Indicó que durante el asalto «estos funcionarios decomisaron equipos de seguridad de la Residencia, como un DVR, un equipo de computación perteneciente a una de las religiosas, el disco duro que se encontraba ubicado en la recepción de la Residencia y un Router (Wi-Fi)».

«Espero que dichos equipos sean devueltos en muy corto tiempo a la Residencia de donde fueron retirados», declaró el prelado.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>