¿Negociaron los asesinos del mártir Pedro de Asúa con “dirigentes separatistas”?

Beatificación en Vitoria En relación a la beatificación, mañana en Vitoria, del sacerdote Pedro de Asúa (ver entrad…

Beatificación en Vitoria

En relación a la beatificación, mañana en Vitoria, del sacerdote Pedro de Asúa (ver entrada del día 29), me pide un lector algún dato sobre quiénes lo mataron. He consultado la documentación de la Causa general sobre Balmaseda y observo que, según el Estado 1 firmado por el alcalde y el secretario del ayuntamiento el 22 de enero de 1941 (folio 3), como sospechoso del crimen se cita a un tal José Asensio Gómez, fusilado.

Más allá de este escueto dato, aparece en el folio 14 esta declaración de la hermana del sacerdote, de la que transcribo:

"Su dicho hermano salió de esta villa, en un coche, el 26 o 27 de agosto de 1936 en compañía de su sobrino don Javier Llaguno y Asúa, que vive en Bilbao, Moyua 8, yendo según sus noticias al Concejo de Sopuerta donde estuvieron una noche y a donde les avisó la declarante para que se movieran de dicho sitio en vista de la insistencia que había en buscarlo en su casa de esta Villa, personas a quienes no conoce. En efecto, salieron de Sopuerta y se dirigieron a Erandio en coche también, después de haber estado en Sabinechea, lugar frecuentado por los dirigentes separatistas y desde Erandio se dirigieron algunos de mala catadura quienes procedieron a la detención de dicho don Pedro no sabiendo la dirección que tomaran, pero sí supo después que apareció por el monte Candina".

Si Sabinechea es lo que parece, es decir, la que durante la guerra igual que hoy día era sede del PNV, puede que el sacerdote -catalogado como tradicionalista- pidiera auxilio a los nacionalistas. El extraño itinerario de vuelta y salida del territorio bajo control del Gobierno Vasco, sugiere que quienes mataron a Asúa -los de "mala catadura" que parecían perseguirlo desde Balmaseda- quisieron evitar que se pudiera implicar en el crimen a los "dirigentes nacionalistas".

Puede suscribirse aquí si desea recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Hazte socio

También te puede gustar