Nuevo macroprostíbulo en La Jonquera: ¿dónde está el Plan del Gobierno contra la explotación sexual?

La Jonquera tendrá un macroprostíbulo cuyo administrador será un imputado por tráfico de mujeres. Así lo ha sentenc…

fichero_20937_20100208.jpg

La Jonquera tendrá un macroprostíbulo cuyo administrador será un imputado por tráfico de mujeres. Así lo ha sentenciado el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña después de que un juez impidiera la instalación del burdel a petición de Jordi Cabezas (CiU), alcalde del Ayuntamiento de la localidad pirenaica.

Esta sentencia contrasta con elhecho de que el Gobierno lleva más de un año sin implementar el Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual que aprobó. La medida que pretendía dar respuesta al grave problema que arrastra la prostitución en España ha sido una iniciativa que ha pasado sin pena ni gloria, un plan que con la perspectiva de un período más que razonable sólo ha servido para llenar las páginas de los diarios unos días y abundar en una política “social” más atenta del titular que de las necesidades reales de los ciudadanos.
La construcción del macroprostíbulo en La Jonquera que ha recibido luz verde será uno de los numerosísimos burdeles que se reparten por la zona a razón de que están cerca de la frontera con Francia. El país galo tiene una legislación mucho más restrictiva con la prostitución y los clientes de estos locales cruzan la frontera para tener acceso en España a estos ‘servicios’.
El local que contará con un centenar de habitaciones y alrededor de doscientas prostitutas recibirá la licencia de obras y actividad del Consistorio fronterizo a pesar de que un informe de los Mossos d’Esquadra alertaba del peligro que supondría el macroburdel para la seguridad ciudadana. Además, el administrador del negocio, José Moreno Gómez, está imputado por tráfico de mujeres.
La razón que ha llevado al TSJ catalán a dictaminar a favor de la construcción del local es que tenía el visto bueno de todas las partes implicadas en el proceso de obtención d ela licencia: Urbanismo, Medio Ambiente e, incluso, el Consejo Comarcal del Alt Empordà.
Un plan fracasado: sigue la explotación sexual
La medida que pretendía dar respuesta al grave problema que arrastra la prostitución en España ha sido una iniciativa que ha pasado sin pena ni gloria, un plan que con la perspectiva de un período más que razonable sólo ha servido para llenar las páginas de los diarios unos días y abundar en una política “social” más atenta del titular que de las necesidades reales de los ciudadanos.
Paradójicamente al inmovilismo del Gobierno en la aplicación de la medida, el texto del mismo afirma: “La trata de seres humanos con fines de explotación sexual, especialmente de mujeres y de niñas –sus principales víctimas- constituye una de las vertientes más crueles de este ilícito comercio”, afirma el texto que indica que “no se puede desvincular el fenómeno de la trata del de la prostitución”, por lo que “es imprescindible la actuación judicial y policial”. ForumLibertas.com ya lo advertía en septiembre de 2008, ahora, un año más tarde sigue sin implementarse ni uno sólo de los puntos que abordaba la iniciativa.
El propio informe del Estado hace una descripción de la realidad española muy dura: “los informes de Naciones Unidas consideran [de España] que no actúa como país de origen, sino que es utilizado en un grado que se califica de bajo como país de tránsito de víctimas de la trata procedentes de Brasil. América del Sur y África. Sin embargo […], se asigna a nuestro país una importancia alta como lugar de destino”.
Además, explica, que en los clubes de alterne las víctimas “son sometidas a distintos grados de control que, en los casos más graves, pueden incluir encierros, vigilancia a través de circuitos cerrados de televisión, prohibición de relacionarse con personas fuera del entorno, amenazas, y hasta agresiones y palizas”.
La prostitución en España
El negocio del sexo en España, a medio camino entre la legalidad y la ilegalidad, movió el año pasado alrededor de 18.000 millones de euros. Además, es un hecho probado que los prostíbulos son una fuente de dinero negro y un buen sistema para blanquearlo.
A nadie se le escapa que en unos locales donde montones de dinero se mueven en efectivo resulta muy difícil controlar los flujos de ese dinero. Así, algunos de esos macro clubs pueden ser blanco de organizaciones delictivas para el blanqueo de dinero.
Cabe recordar también que más de 18.000 extranjeras son víctimas de la explotación sexual cada año en España, según denunciaba recientemente la Federación de Mujeres Progresistas (FMP). La FMP asegura que “España constituye uno de los países principales de destino de estas mujeres”, y denuncia también que la legislación española protege a las mujeres maltratadas por sus parejas, pero omite que “la explotación sexual es también violencia machista”.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar