El Papa inauguró una estatua de Aylan, símbolo de la crisis siria

Francisco inauguró el lunes una escultura del niño sirio Aylan Kurdi, encontrado muerto en una playa de Turquía en 2015, y cuyo cuerpo, fotografiado por la prensa internacional, terminó convirtiéndose en un símbolo del drama de los refugiados

El Papa Francisco inauguró el lunes una escultura del niño sirio Aylan Kurdi, encontrado muerto en una playa de Turquía en 2015, y cuyo cuerpo, fotografiado por la prensa internacional, terminó convirtiéndose en un símbolo del drama de los refugiados y los movilizados a causa de la guerra civil que vive ese país y los conflictos bélicos de la región.

La estatua, en la que se representa a Aylan auxiliado por un ángel, fue donada a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), donde el pontífice hizo un discurso pidiendo una mayor cooperación internacional, porque, según él, el hambre sólo acabará cuando no haya guerra.

Aylan, de tres años, viajaba con su familia a bordo de un barco que naufragó el 2 de septiembre de 2015. Su madre y otro hermano de cinco años también murieron en el accidente. Su padre, Abdullah Kurdi, vive hoy en Irak. La mayoría de los tíos y primos del niño muerto están refugiados en Alemania y Turquía.

En marzo, dos traficantes de personas de nacionalidad siria, Muwafaka Alabash y Asem Alfrhad, fueron condenados por un tribunal turco a cuatro años y dos meses de prisión por ser responsables de la travesía del bote que naufragó en el mar Egeo intentando llegar a la isla griega de Kos. Los dos, que podrían haber sido condenados a hasta 32 años, fueron absueltos de la acusación de negligencia.

Ellos alegaron inocencia y acusaron a Abdullah de ser el verdadero mentor del viaje. Era él, el padre, quien conducía el bote en el momento de la tragedia. Abdullah, por su parte, defendió que tuvo que asumir el timón con otros pasajeros, después de que los traficantes “huyeran de la embarcación superpoblada”, que llevaba a 12 inmigrantes. Con las fuertes olas, el capitán entró en pánico y también abandonó el bote.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>