¿Qué pasa con la música?

Está claro que la Iglesia no se puede ir con la música a otra parte porque la música forma parte de la expresión religiosa más íntima. Recordemos aquello de san Agustín de que quien canta, ora dos veces.

O la afirmación de Gabriel Marcel: “La música, en su verdad, siempre me ha parecido como una llamada irresistible de aquello que en el hombre supera al hombre, pero también lo funda”.

Recientemente la Conferencia Episcopal ha ofrecido los primeros datos de una encuesta que la Comisión Episcopal de Liturgia ha hecho sobre la música en la Iglesia, sobre el canto y la música en las celebraciones litúrgicas, a propósito del cincuenta aniversario de la Instrucción de la Congregación para el Culto Divino Musicam Sacram.

Vuelven los tiempos sociológicos a la Iglesia, los de la investigación de la realidad social, los descriptivos sobre los prescriptivos. Según la ficha técnica, se han recibido 3.742 contestaciones a la citada encuesta.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>