Posverdad o información asimétrica

informacion-asimetrica

Un equipo de fútbol de categoría regional, no importa de dónde, gestiona un campo de fútbol de titularidad municipal y establece los horarios de entrenamientos y partidos. Por un error difícil de entender, el horario de juego del equipo de veteranos del club se ve alterado porque encuentran el campo ya ocupado por las jugadoras del equipo femenino del propio club, la mayoría adolescentes. Protestas y crujir de dientes, porque los veteranos ven alterado su asueto semanal. Se monta la trifulca, y dirigen improperios a las chicas -no creo, por lo citado, que pueda llamársele insulto, pero sí falta de respeto- “vete a la cocina”, “id a hacer ballet”, “iros a planchar. Las chicas, ante el cirio montado, abandonan el campo de juego. No creo que los mayores se hubieran manifestado con mayor condescendencia si hubieran sido los juveniles los ocupantes de terreno de juego, más bien me inclino a pensar que todo hubiera subido de tono, porque el conflicto no nacía del sexo de los ocupantes, sino de la ocupación.

Cada fin de semana, en el fútbol infantil padres desmadrados, insultan al árbitro, llamando de todo a los jugadores del otro equipo, e incitan a los propios con ideas tan deportivas como “rómpele la pierna”, “id a por él”. Los agarrones y agresiones no son un hecho extraordinario. El deporte para educar se convierte en un gran despropósito. Claro, que no es nada extraño. En el cénit, los campos de primera división, se reproducen cada semana, los insultos y descalificaciones más graves, la vigilancia es obligada. Pero nada de esto, sobre todo los de los infantiles, llena programas de televisión y páginas de periódico.

Pero el incidente entre veteranos y el equipo femenino -de baja intensidad y que más bien señala un problema interno del club que otra cosa- ese sí que recibe toda la atención del mundo. ¿Por qué? Porque están implicadas las mujeres. No importa que sea infrecuente, que no sea grave comparado con los sucesos masivos de cada fin de semana, con la brutalidad irrespetuosa que rodea al fútbol. No importa que el problema sea la ética que impera en los terrenos de juego, solo importa que sean mujeres. Eso se llama información asimétrica. Se trata de saturar con unos hechos y olvidar el grueso del asunto. Y esto es así porque lo que se persigue es subrayar el machismo del hombre, como condición general, y su abuso sistemático de la mujer. Es la guerra de géneros propiciada desde la perspectiva de género.

La asimetría no se da solo en este ámbito, sino en otros muchos. Por ejemplo, en la imagen que trasmiten de África algunas organizaciones internacionales y ONG’s. Necesitadas de recursos y de atención mediática, buscan siempre lo peor que sucede allí, marginando todo lo bueno, todo progreso, todo logro. Presentan así una caricatura del continente enormemente perjudicial para los africanos. No se trata de posverdad sino de información asimétrica, que un país desarrollado no resistiría sin fuerte quebranto, si le aplicaran el mismo tratamiento.

Y algo parecido sucede a escala mundial. Que las clases medias de Europa y Estado Unidos hayan perdido bienestar relativo, como describe la curva del elefante, explica también la gran mejora que ha registrado la mayor parte del mundo. Un muy buen economista, Rosling, lo muestra de manera excelente en YouTube con Como no ser un ignorante del mundo. El mundo no es perfecto, pero ha evolucionado en términos materiales de reducción de pobreza y mejora del bienestar, de una forma positiva, y cuando sistemáticamente no se presenta así, se incurre deliberadamente en información asimétrica.

Ese es uno de los grandes males de nuestro tiempo, y no me refiero a los marcos de referencia totalitarios -en esos ya sabes de qué palo van. No, me refiero a los sistemas liberales y su abrumadora, hasta la saturación, información dirigida asimétrica. En estas condiciones vivimos y hemos de ser conscientes de ello.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>