Prostitución homosexual: Sexo a plena luz del día en una playa de Sitges

El paraíso homosexual en que se ha convertido la localidad catalana de Sitges está rebasando los límites de la lógica en cuanto a convivencia ciudadan…

fichero_4107_20050527.jpg

El paraíso homosexual en que se ha convertido la localidad catalana de Sitges está rebasando los límites de la lógica en cuanto a convivencia ciudadana se refiere, debido al incremento de la prostitución gay en una de sus playas.

 

Los vecinos de la cala Balmins, una de las playas nudistas mixtas de este municipio, están hartos de soportar escenas de prácticas homosexuales a plena luz del día, como “penetraciones o felaciones en las hamacas de la playa”, a pesar de la teórica vigilancia que ejerce la Policía Local, según informaba recientemente el diario LA VANGUARDIA.

 

Mientras el Ayuntamiento de Sitges prepara el acondicionamiento de las playas de cara a la campaña turística de este verano, mejorando el sistema de limpieza, también ha empezado a cuestionarse el actual sistema de vigilancia en las mismas para intentar acabar con la prostitución masculina en cala Balmins, que hace años es frecuentada por nudistas y bañistas homosexuales, pero que también frecuentan familias, tanto del municipio como de fuera del mismo.

 

Quejas de los vecinos

 

El concejal de Vía Pública, Limpieza y Playas del Ayuntamiento de Sitges, Josep Orriols, ha recibido numerosas quejas de los vecinos de la zona del puerto de Aiguadolç, limítrofe con cala Balmins, por las prácticas homosexuales que se realizan en la zona. Orriols reconoce que aunque “no hay problemas entre los nudistas y los no nudistas en esta cala, lo que no puede ser es que a las doce de la mañana una pareja gay practique penetraciones o felaciones en las hamacas de la playa”, tal como denuncian los vecinos.

 

Diversos sectores de Sitges creen que la proyectada urbanización del paseo de cala Balmins facilitará que la playita quede menos resguardada y este hecho contribuya a reducir la conflictividad ocasionada por algunos colectivos gays que realizan todo tipo de prácticas sexuales a cualquier hora del día.

 

Tradición nudista

 

Esta playa, situada entre el antiguo cementerio y el espigón de poniente del puerto de Aiguadolç, fue noticia hace ya ocho años tras las polémicas multas que el Ayuntamiento impuso a los nudistas que la frecuentaban. Tras hacerse públicas estas denuncias, diversos grupos de vecinos de la zona organizaron una recogida de firmas en contra de los bañistas de esta cala de aguas tranquilas y poco profundas, con una arena fina y dorada. La cala cuenta con una asociación naturista en su defensa /(Amica Balmins).

 

Paralelamente, el entonces gobierno municipal fichó policialmente de forma ilegal a homosexuales en la zona de la playa del Estanyol con el pretexto de acabar con la prostitución masculina. Las fichas que realizó la policía local motivaron un gran revuelo y una manifestación organizada por colectivos homosexuales, que fueron recibidos por impactos de huevos en diversas calles de la población durante su acto de protesta. El sector hotelero local se sumó al debate y sugirió al consistorio que se apostara por el turismo familiar.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>