¿Qué ayuda a frenar el SIDA? ¿La abstinencia o la promiscuidad?

Los resultados de la XV Conferencia Mundial sobre el Sida, celebrada en Bangkok del 9 al 16 de julio, han sido “más bien desalentadores”, …

fichero_471_20040720.jpg

Los resultados de la XV Conferencia Mundial sobre el Sida, celebrada en Bangkok del 9 al 16 de julio, han sido “más bien desalentadores”, según se desprende del comunicado hecho público por el Comité Independiente Antisida (CIAS). La “testarudez” que han mostrado los líderes asistentes, al no admitir medidas que contemplen la fidelidad y la abstinencia como ejes de la prevención, ha cerrado la cumbre sin un consenso alrededor de las únicas actuaciones que han dado resultados positivos, como se ha demostrado en los casos de Estados Unidos y Uganda.

 

El CIAS resume su comunicado sobre los fallidos resultados de la cumbre en 4 puntos concretos:

 

          Se confía todo al dinero del Fondo Global y no se recauda lo esperado.

          La esperanza de una vacuna vuelve a retrasarse y ahora se habla de 10 ó 15 años.

          Los tratamientos antirretrovirales están a disposición sólo del 7 por ciento de los 38 millones de afectados

          La novedad es que en esta conferencia Estados Unidos y Uganda han hablado de dos conceptos tabú, como son la abstinencia y la fidelidad, y los buenos resultados de su aplicación. Hay que felicitarse

 

Para esta ONG, el comportamiento de la mayoría de asistentes a la cumbre constituye un acto de hipocresía, al haberse “rasgado las vestiduras” ante la postura defendida por los Estados Unidos: “¿Qué ayuda a la lucha contra el sida, la abstinencia o la promiscuidad? ¿Qué problema hay para reconocer la evidencia? Parece subsistir una testarudez comparable a la del fumador que desea campañas contra el cáncer de pulmón que no le impidan seguir fumando”, plantea el CIAS.

 

El condón no es la solución

 

En su comunicado, el Comité Independiente Antisida critica también el planteamiento de las campañas para combatir el sida que se sigue en España. En el texto se afirma que “la actual ‘campaña de prevención’ contra el sida plantea la comparación del virus del sida, el VIH, con cualquier otro ‘virus’ informático, haciéndonos sacar la conclusión natural de protección de usar antivirus y de usar condón. Gran falacia, pero sólo engañan a los torpes”. El CIAS considera que “un virus informático puede llegarle a cualquiera, cierto, pero el virus del sida NO. Si no eres un drogadicto, ni eres infiel o polígamo, no hay riesgos. Si en tu familia nadie está infectado, no hay que preocuparse”. “El gran fallo de la campaña –prosigue el CIAS- es el hacernos creer subliminalmente que es tan trivial y corriente ahora usar el ordenador como cambiar de pareja. Para algunos lo será, y ése parece que es el camino de imposición de costumbres, pero para muchas otras personas NO”.

 

Uganda, el mejor ejemplo

 

Tal como expuso el presidente de Uganda en la Conferencia Internacional sobre el Sida, su país es el mejor ejemplo de que la abstinencia y la fidelidad son las mejores armas para combatir el sida. En los años 80, la cifra de infectados por el VIH llegaba al 30 por ciento de la población. Actualmente, sólo un 6 por ciento de los más de 26 millones de habitantes está contagiado por la letal enfermedad. La “filosofía del ABC” (abstinencia, sé fiel y condones), puesta en práctica por los Estados Unidos e imitada por Uganda, está demostrando ser mucho más eficaz que las campañas de preservativos que las multinacionales farmacéuticas, con el apoyo de la mayoría de países occidentales, están implantando en todo el mundo.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>