¡Ring ring! dígame qué desea

Las llamadas telefónicas impertinentes

Mi teléfono ring ring fijo inalámbrico Mi teléfono ring ring fijo inalámbrico

“Ring…” Se me ha ocurrido este título. He clicado en el buscador exactamente esto antes de iniciar mi pincelada. Y me aparece un brillante escrito que me apetece referenciar. Es éste:

http://esic.edu/andaluciablog/ring-ring-digame-marketing-directo/

A veces las llamadas telefónicas al teléfono fijo del propio domicilio son equivocaciones de marcaje. Estaba tumbado en el sofá echando la siesta, me telefonean y no me dicen. He contestado en lengua catalana. He colgado yo pues no me decían. En este caso tiene disculpa. Tengo prefijo 93 y me telefonean desde un prefijo 96. Suelo atender las llamadas a mi fijo. La anterior a ésta creo que era local. Me querían ofrecer un seguro de decesos en nombre de una entidad aseguradora de nombre conocido ya no recuerdo el nombre. Probablemente era una llamada de entreno “comercial”. De entreno cutre por parte del entrenador. Quién telefonea no sabe a quién telefonea. Telefonea en base a un listado. No se le ocurre otra cosa que preguntarme, cuando digo que el seguro de decesos es el único que no me ha interesado nunca, si conozco el coste económico de un deceso. Él seguía el guión preestablecido. Digo que sí sin entrar en detalles. “Un pastón” dije. Sin preguntarme el por qué digo no me interesa suscribir un seguro de decesos. Sin preguntarme por lo menos mi nombre. Sin preguntarme mi edad de modo comercial asegurador inapelable  y sin preguntarme nada más, en cuanto digo que en materia aseguradora y en el ámbito comercial puedo dar clases gratis, me cuelgan la llamada. ¿Fue esta persona quién colgó? Era educada. Parece que este entreno tenía un minuto de sesenta segundos exactos para o bien continuar con la oferta comercial o bien dar por finalizada la llamada cortando por lo sano. Lo cierto es que a los sesenta segundos me colgaron la llamada. Probablemente quien colgó fue el manager de quién telefoneó y ubicado a su lado.

Todo esto, en la línea manifestada en este blog andaluz de marqueting directo, provoca dos cosas. A) La animadversión generalizada a las ofertas telefónicas (mías seguro) B) Mi rechazo frontal a quienes, en nombre del marqueting al servicio de entidades aseguradoras, provocan en el oyente el rechazo más visceral a quién ofrece estos servicios y por ende a la modalidad de seguro en cuestión.

En este caso traté de razonar mi no a un seguro de decesos. Me colgaron el teléfono. Yo estaba diciendo una cosa. Cosa que a quién me llamó le importa un rábano. ¡O tal vez no! Sin duda sí le importa a la autora del escrito “ring ring dígame” Hoy hago una excepción y no modifico mi título. Y termino mi conversación interrumpida por parte de quién, sin mala fe por su parte, está monitorizado por dígamos “personal” sin pajotera idea en marqueting, en seguros y en cortesía educativa. Cualquiera que en el buscador clique ring ring dígame encontrará dos artículos comerciales. Este que les digo y mi pincelada.

 

Voy a decirles algo que me honra mucho decirlo a pesar de los años transcurridos. El día de la primera huelga general democrática habida en el Estado Español, algo había que hacer. Pues quienes trabajamos (en mi caso trabajábamos) por consecución comercial de objetivos nos debemos a la consecución de los mismos y no entendemos de horarios. El chache (yo), con americana y corbata, cruzó con su coche una Barcelona City desierta y llegó a una Santa Coloma de Gramanet todavía más desierta. Parecía un cementerio vacío. Allí, como asistente del agente de seguros colaborador, y en mi calidad de inspector comercial de zona, coloqué una operación. Era de poca pasta. Es un decir. Sentado al volante, antes de regresar a mi hogar, me quedé contemplando la solicitud firmada durante unos minutos. Fue un placer vender este día y en esta población un seguro de capital diferido (mal llamado seguro de jubilación) A PRIMA ÚNICA. ¡Coloqué una prima única! * Dos meses más tarde percibí el oportuno rappel pactado. Y por tanto en día de huelga general mejoré mis gráficas de obtención de objetivos.

 

¿Y ya está? No. Adjunto a mi escrito una fotografía de mi teléfono fijo. Funciona muy bien en plan inalámbrico. Funciona todavía mejor el servicio telefónico de asistencia técnica de Gigaset. ¡Comprobado!

 

*El coste pvp de todo seguro en cualquiera de sus modalidades recibe el nombre técnico asegurador de prima. El de prima neta antes de impuestos. Comercialmente se habla de prima aludiendo a su pvp con impuestos. Una prima única es una aportación única en modalidades de operaciones de ahorro. En este caso no hay impuestos en el pago de la prima. En este caso se trata o trataba de invertir. En aquel caso un trabajador por cuenta propia, que no podía abrir su negocio pues tocaba huelga general, aprovechó muy bien su tiempo pensando en su futuro. Futuro que creo ya no existe, desde que se cargaron, a efectos prácticos y al servicio de la todopoderosa banca, la Ley 50/1980 de 8 de Octubre de Contrato de Seguro en lo que se refiere a seguros personales de ahorro. Tienen actualmente la misma fiscalidad que cualquier operación bancaria. Preveo que, en cuanto proceda cobrar mi capital diferido garantizado a prima periódica, deberé en el ejercicio fiscal pertinente proceder a declaración individual para que la AEAT no me arree un sablazo en declaración matrimonial conjunta. Los Fondos y Planes de Pensiones tan en boga nunca me han interesado. Me honro en no haber ofrecido ninguno como inspector comercial de prestigiosa entidad aseguradora. ¿Y saben Vds. porqué? Un Plan de un Fondo no garantiza nada a vencimiento y en su durante. Todo es estimado. Un capital diferido tiene valores de rescate, reducción, anticipo y capital garantizado a percibir a vencimiento. ¡Valores reflejados en póliza en el momento de invertir!

Hazte socio

También te puede gustar

6 Comments

  1. 1

    Añado un comentario inmediato. Durante un año mantuve en vigor una póliza de decesos para el matrimonio y los dos hijos existentes entonces. El coste pvp de un seguro de decesos es prohibitivo para una familia numerosa. Por eso me dí de baja. El ahorro periódico es una obligación moral en toda familia numerosa como la mía. En caso de deceso de esposa, hijo, o el mío propio, el rescate (o mejor dicho devolución de primas pagadas) garantiza el pago de más de un deceso.

  2. 2

    El titular de un capital diferido es quién tiene derecho a reducción, anticipo y rescate. En caso de fallecimiento del titular de la póliza denominado “Tomador” , el beneficiario/os designado/os en póliza por el Tomador, al margen de lo que establezca el testamento si lo hay, percibe(n) el montante de primas pagadas acumuladas. En mi caso puedo pagar el funeral de mi esposa y más de un hijo al día de hoy, mediante la opción de rescate cuantificada. Tanto en el de ellos como en el mío, es preciso el tiempo corto de tramitación del pago estipulado. En Pompas Fúnebres hay que pagar a tocateja. De ahí que es conveniente un seguro de decesos. En mi caso primero dos (el matrimonio) y luego sucesivamente tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho como asegurados de decesos. Todo ello siendo los 6 hijos menores de edad legal. Preveer esto, mediante póliza de decesos durante años, no hay quien lo aguante económicamente. Para un deceso hay que calcular un mínimo de 6000 euros. Pues morirse vale dinero. He preferido siempre ahorrar que gastar “por si”. Ahorrar en libreta de ahorro y no caer en la tentación de gastar es difícil. Confiar el ahorro a quien tiene capacidad para invertir, pero garantizando sin especular en bolsa, ésto es lo propio del Ramo de Vida en el ámbito asegurador. No asegurar nada, estimando, es lo propio de la actividad bancaria.

  3. 3

    Llamadas telefónicas recientes impertinentes fuera del ámbito catalán a mi fijo: 971016105 (2), 961125320 (3), 871966183 (1) Lo dice Gigaset y yo me lo creo.

  4. 4
  5. 5

    A veces pienso que estas llamadas impertinentes esconden algo. Casi las 16:00 de hoy viernes y telefonean de un fijo madrileño 911165183. Antes miro en pantalla y respondo en lengua castellana. Como que no dicen, cuelgo yo.

  6. 6

    Son las 18:00 de hoy sábado. Llaman desde el número madrileño de ayer. No atiendo yo y no dicen, Acto seguido telefoneo yo y aguardo tres minutos de reloj a que contesten. Dado que no lo hacen doy por finalizada mi llamada.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>