Siempre será positivo

La compleja cuestión de las migraciones habrá sido uno de los temas más difíciles en el diálogo mantenido entre el presidente Trump y el Papa Francisco durante los últimos días del pasado mes de mayo, mientras en el campo de la libertad religiosa habrá sido más fácil encontrar convergencias. En todo caso, que el Presidente de la nación más poderosa del mundo, con sus vaivenes políticos, hable con el Papa sobre la paz, siempre será positivo, como se puso de manifiesto en su entrevista de 28 minutos, en la que se pasó de la natural tensión inicial a la cordialidad.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>