Siete mártires colombianos asesinados en Barcelona

Entre los dos del siglo XX español nacidos un 13 de febrero, está uno de los primeros mártires colombianos

Los mártires del siglo XX en España nacidos un 13 de febrero y ya beatificados, son cuatro: el hospitalario colombiano Ramón Ramírez (hermano Melquíades), el franciscano abulense Marcelino Ovejero, más los sacerdotes Santiago Leyva y Juan Ibáñez Martínez, ambos asesinados en Almería y beatificados en Roquetas de Mar, localidad de esa misma provincia, el 25 de marzo de 2017.

Siete mártires colombianos
Ramón Ramírez Zuloaga (hermano Melquíades), de 27 años (había nacido en 1909 en Sonsón, Antioquía, Colombia), era profeso de la orden hospitalaria de los hermanos de San Juan de Dios (hospitalarios) de Ciempozuelos (Madrid) y fue asesinado con otros seis religiosos colombianos en Barcelona el 9 de agosto de 1936. Ese alevoso crimen dio lugar a la primera protesta colectiva del cuerpo diplomático acreditado ante el gobierno republicano, seguida después de la matanza del Tren de la Muerte ya por la comunicación de que las legaciones extranjeras admitirían a españoles como refugiados, que era tanto como certificar la muerte del Estado de derecho en la zona republicana (o al menos en Madrid). Hay biografía de estos religiosos en la web de EWTN.

Marcelino Ovejero Gómez, de 23 años -nació en 1913 en Becedas (Ávila), hermano franciscano del convento de Consuegra, fue asesinado en la Boca de Balondillo (Fuente el Fresno, Ciudad Real) con otros 19 franciscanos el 16 de agosto de 1936, y beatificado en 2007. El relato del martirio está en el artículo del 26 de enero.

Santiago Mesa Leyva, tenía 61 años cuando lo mataron el 30 de agosto de 1936 en Enix (Almería). Era natural de Guadix (Granada), sacerdote desde 1900 y desde 1914 beneficiado de la catedral de su localidad natal, donde destacó por el cumplimiento de sus obligaciones, según la biografía de la beatificación:

Precisamente este celo sería la causa de su martirio pues, como recuerda el canónigo Sánchez Cuevas, al comienzo de la Persecución Religiosa: «A ella se dirigió el veinticinco de julio del año trágico, por no quedarse sin celebrar el día de su santo. Con este motivo lo detuvieron y le condujeron al furgón humillante y de allí, a Almería. »

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Hazte socio

También te puede gustar