Sólo Portugal y Malta tienen más abandono escolar que España… ¡y vamos a peor!

El fracaso escolar en España es un hecho incuestionable. Así nos lo recordó recientemente el Informe PISA 2006, al constatar que los alumnos españoles…

fichero_14497_20080221.jpg

El fracaso escolar en España es un hecho incuestionable. Así nos lo recordó recientemente el Informe PISA 2006, al constatar que los alumnos españoles están a la cola de la UE en comprensión lectora, matemáticas y ciencias. Ahora, la Comisión Europea (CE) recuerda al Gobierno de Zapatero que nuestro abandono escolar es casi el más alto de la UE-27 y va en aumento; sólo Portugal y Malta lo hacen peor.

 

El informe de la CE muestra que España, con un 29,6% de alumnos que dejaron los estudios en 2006 antes de acabar la educación secundaria, prácticamente duplica la tasa media europea (15,3%).

 

De hecho, España casi triplica el objetivo de reducción de abandono escolar prematuro que la Unión Europea se había marcado para 2010, del 10%.

 

Los ministros de Educación de la UE de los Veintisiete han debatido ampliamente en Bruselas el caso español. “La ministra española habló del tema de forma muy activa durante el almuerzo y la reunión sobre esta cuestión”, explicó el comisario de Educación, el eslovaco Ján Figel.

 

Todos por encima

 

Sin embargo, lo cierto es que 24 de los 27 países que integran la UE están mejor situados que España en la valoración del abandono escolar en Europa.

 

Eslovenia encabeza el ranking, con tan sólo un 5,2% de alumnos que abandonan los estudios a esas edades. Le siguen República Checa (5,5%), Polonia (5,6%), Eslovaquia (6,4%), Finlandia (8,3%), Austria (9,6%), Lituania (10,3%), Dinamarca (10,9%), Suecia (12%), Irlanda (12,3%), Hungría (12,4%), Bélgica (12,6%), Países Bajos (12,9%), Reino Unido (13%), Francia (13,1%), Estonia (13,2%) y Alemania (13,8%); todos ellos por encima de la media de la UE.

 

Cabe hacer aquí un paréntesis para reasaltar la posición de la católica Polonia, que mejora incluso la de Finlandia, el país con el mejor sistema educativo.

 

Por debajo de la media europea están Grecia (15,9%), Chipre (16%), Luxemburgo (17,4%), Bulgaria (18%), Letonia y Rumania (19%), e Italia (20,8%).

 

El pelotón de cola está formado por España, con el ya mencionado 29,9%, Portugal (39,2%) y Malta, el farolillo rojo, con un 41,7% de fracaso escolar.

 

Vamos a peor

 

Ante el actual panorama del fracaso escolar en Europa, “lo importante es la tendencia”, alentó a todos los países miembros el comisario de Educación Figel durante el debate.

 

Pero, en España, lejos de mejorar, el problema se está agravando. Si ya es preocupante que países como Rumania, Chipre, Grecia, Estonia, Hungría, Lituania o República Checa nos aventajen sobradamente en esta materia, aún lo es más que seamos prácticamente el único país, junto a Luxemburgo y Suecia, que ha empeorado sus resultados desde el cambio de milenio.

 

El abandono escolar en España creció en ese tiempo un 2,7%, mientras que Luxemburgo lo hizo en un 3,6% y Suecia dio un salto negativo del 55,9%, aunque su posición en el ranking de fracaso sigue siendo muy positiva.

 

Incluso Portugal y Malta han hecho los deberes mejor que España. Malta mermó su fracaso en un 23%, mientras que Portugal hizo lo propio en un 8,5%.

 

El remedio, que pasen de curso

 

Ante el evidente fracaso escolar español, ¿qué remedio propone el Gobierno español para reducirlo? Pues que los alumnos pasen a bachillerato con hasta 12 suspensos, según informa este jueves, 21 de febrero, el diario La Gaceta.

 

“En el país de las malas notas, hay cinco comunidades que este mismo curso ya podrían permitir que los alumnos pasen a bachillerato con hasta 12 suspensos”, afirma este periódico.

 

Entre estas comunidades, por ejemplo, la de Aragón contempla en su normativa que “a efectos de promoción y titulación se considerarán como una única materia aquéllas de diferentes cursos que mantengan la misma denominación”.

 

También Cantabria practica una interpretación flexible de la LOE cuando señala que “la superación de una materia al finalizar el curso supondrá la superación de la misma materia en cursos anteriores que, en su caso, tenga pendiente el alumno, siempre que tenga la misma denominación”.

 

Así, se considera como una sola asignatura las cuatro de Matemáticas que corresponden a los cursos de 1º a 4º de la ESO, al dar por hecho que si el alumno aprueba la de 3º es que tiene claros los contenidos de la misma materia en los anteriores cursos.

 

Artículos relacionados:

 

Los tres grandes obstáculos para una cultura del esfuerzo, según Francesc Torralba

 

“La universidad española no funciona”; las nuevas tecnologías, tampoco

 

¿Por qué Finlandia es una superpotencia educativa, siendo sólo un poco más rica que España?

 

España suspende en Educación y Zapatero le echa la culpa a las generaciones anteriores

 

La escuela va mal: Canarias, Cataluña y Extremadura, lo peor de España y de la UE

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>