Confesó a los católicos que iban a ejecutar, a él le dejaron vivir dos días más

Enrique Morant, perseguido desde la victoria del Frente Popular, confesó a los católicos en Bellreguard, donde no dejaron ni los cimientos de la iglesia

El Tren de la Muerte y el martirio del obispo de Jaén

La matanza del Tren de la Muerte, el 12 de agosto de 1936, fue el más numeroso fusilamiento público de civiles en la Guerra Civil Española

Fusilaron a los otros. A él lo echaron vivo a un horno de cal encendido

Al laico Arturo Ros lo echaron vivo a un horno de cal encendido el mismo día en que a un sacerdote lo arrojaron a las calderas del acorazado Jaime I

El anciano sacerdote al que obligaron a beber gasolina, despeñaron y mutilaron

A Damián Gómez, párroco de Mombeltrán (Ávila), le dieron a beber gasolina cuando pidió agua antes de que le mataran despeñándole

En Peralta, la calle se llenó de gente para despedir a los mártires

Faustino Oteiza, uno de los dos escolapios de Peralta martirizados el 9 de agosto de 1936, antes de salir confesó y bendijo a las personas de la casa

Salvio Huix, el obispo que vaticinó su martirio tras visitar al Papa

Durante la República, el que fue obispo de Ibiza vaticinó su martirio “si fuera menester, con la ayuda de la divina gracia”

Con el cuerpo destrozado, perdonó a sus asesinos y les besó las manos

Antes de morir de resultas de las torturas, Bartolomé Rodríguez, párroco de Munera (Albacete), besó las manos de sus asesinos

Al mártir Pedro Poveda: “La orden viene de muy alto, eres un pez muy gordo que has hecho mucho daño”

San Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana, pidió a la Virgen en 1926 la gracia de ser mártir

Aún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar

Los milicianos que martirizaron al claretiano José María Ruiz Cano contaron “que aún decía que nos perdonaba cuando le íbamos a matar”

Ya nos podemos preparar, recaerá todo sobre nosotros y la religión

Miquel Vilatimó, canónigo de Tarragona, vaticinó que los revolucionarios culparían de todo a “nosotros y la religión”

“Les felicito y me felicito por la muerte de mi hermano”

El escolapio Faustino Oteiza comunicó la muerte del padre Dionisio Pamplona diciendo a su familia: les felicito y me felicito

El Pozo de la Lagarta, donde fueron arrojados al menos 27 mártires

El Pozo de la Lagarta, en Tabernas, es el lugar de Almería donde murió mayor número de mártires

Tuvieron que matarlo enseguida porque los estaba convenciendo

Los asesinos del escolapio Enrique de los Sagrados Corazones dijeron que lo mataron aprisa porque en el trayecto en coche “los estaba convenciendo”

Tres sacerdotes mártires en el Paseo del Tránsito toledano

José Sala, director del Seminario, Pedro Ruiz de los Paños, director de los Operarios, y Álvaro Cepeda, fueron asesinados en el Paseo del Tránsito

Dos obispos mártires escarnecidos por los marineros del acorazado Jaime I

Los obispos de Almería y Guadix fueron escarnecidos, maltratados, sometidos a burlas, fusilados y sus cuerpos quemados y abandonados sin enterrar