Los dos jesuitas interpretados por Adam Driver (padre Francisco Garupe) y Andrew Garfield, (padre Sebastião Rodrigues), tras su llegada al Japón del siglo XVII

‘Silence’, “una película errática y una gran falsedad histórica”, afirma el obispo de San Sebastián

Monseñor Munilla considera que el filme es “una proyección de nuestra mentalidad relativista y una proyección de la mente atormentada de Martin Scorsese”

Las catacumbas como actitud confesional

Obra corporal de misericordia: enterrar a los muertos.