Salesianos de Sant Viçens dels Horts, mártires del Garraf

El salesiano Eliseo García, que ya tenía un hermano mártir, fue asesinado en la costa del Garraf junto con un colaborador seglar

El mártir vicenciano Vicente Queralt.

Hay que matar a todos los curas, decía la chica que lo denunció a la CNT

El padre Eladio se refugió en una pensión donde trabajaba una muchacha que decía que había que matar a todos los curas; lo delató y vinieron a por él

La monja que explicaba que había que morir gritando ¡Viva Cristo Rey!

La madre María Micaela Baldoví, presa en la celda que ocupó como priora en Fons Salutis (Algemesí), habló con otra presa de morir gritando ¡Viva Cristo Rey!

Quería restaurar la orden jerónima o ser mártir de Cristo: consiguió ambas cosas

Uno de los mártires del 7 de noviembre de 1936 es Manuel de la Sagrada Familia Sanz, restaurador de la orden jerónima, hoy de nuevo en peligro de extinción

No me importa morir por Cristo; tengo 45 años y no he hecho nada por Él

El sacerdote Pedro de Asúa había declarado que no le importaba morir por Cristo. Fue beatificado como mártir en Vitoria el 1 de noviembre de 2014

Entrevista al mártir ejecutado como espía: Julio Junyer i Padern

Cuatro mártires del siglo XX en España nacieron un 30 de octubre, entre ellos un sacerdote salesiano juzgado en 1938 y ejecutado como espía

Vengadme como cristianos: devolviendo bien

Bartolomé Blanco, patrón de la juventud católica cordobesa, pidió a su familia que respondieran perdonando y devolviendo bien a sus asesinos

Pío XII: Francisco Castelló “será modelo de los jóvenes del mundo”

Francisco Castelló escribió a sus hermanas antes de ser ejecutado por ser católico: He tenido una suerte inmensa que no sé cómo agradecer a Dios

Avisó a sus verdugos de que serían medidos con la medida que usaban

Buenaventura de Puzol predicó y absolvió a sus compañeros de martirio -entre ellos su padre y un hermano- y avisó a sus verdugos de que serían juzgados

El Tren de la Muerte y el martirio del obispo de Jaén

La matanza del Tren de la Muerte, el 12 de agosto de 1936, fue el más numeroso fusilamiento público de civiles en la Guerra Civil Española

El charco con su sangre apareció adornado con rosas

El comité de Javea mató al sacerdote Vicente Ballester, que pidió perdón y misericordia para sus asesinos; alguien puso rosas en el charco con su sangre

Murió de rodillas y perdonando, como Cristo a sus verdugos

El párroco de Cantoria murió perdonando, lo mismo que el coadjutor de Garrucha, que se negó a blasfemar y regaló su traje

Predijo su martirio y que le cortarían las orejas

El párroco de Nacimiento (Almería) predijo que perdería el oído que le quedaba y la vida como mártir; y en efecto le cortaron las orejas

Confesó ser sacerdote y en el acto empezaron a maltratarlo

El capuchino Josep de Calella estaba escondido y en un registro confesó ser sacerdote, lo que bastó para que lo maltrataran, arrestaran y fusilaran

Se adelantó al gesto de Kolbe, cambiándose por un sacerdote enfermo

El rector del seminario de Málaga anticipó el gesto de Kolbe, al ofrecerse en lugar de otro sacerdote