Un ejemplo de degradación periodística: la escandalosa difamación contra la provida Alicia Latorre

Suele ocurrir de forma más habitual de lo que cabría esperar que algunos medios de comunicación, en ocasiones incluso de la prens...

fichero_26786_20130711.jpg

Suele ocurrir de forma más habitual de lo que cabría esperar que algunos medios de comunicación, en ocasiones incluso de la prensa generalista, tergiversen determinadas informaciones para plasmarlas en sus titulares de forma acorde con su propia ideología o línea editorial.

Sin embargo, lo que es del todo reprobable y un auténtico escándalo es que un medio se invente unas supuestas declaraciones de algún personaje público sobre algún tema controvertido y las publique de modo difamatorio como si fueran ciertas, con la consiguiente difusión en otros medios y en las redes sociales a través del simple recurso del ‘pegar y copiar’.

Este tipo de antiperiodismo destructivo es el que se ha practicado en la persona de Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, que de un día para otro ha visto "circular en algunos medios digitales y por las redes sociales unas declaraciones atribuidas a mi y a la Federación Provida que son completamente falsas y muy dañinas", denuncia.

La responsable provida de la Federación afirma que ponen en su boca declaraciones que jamás ha hecho y que "responden claramente a la idea retorcida, ignorante y estrecha que los abortistas quieren dar de quienes defendemos la vida".

Cabe remarcar que esas supuestas declaraciones se han visto publicadas en España pero también en países como México o Argentina, en algunos casos con comentarios obscenos, insultantes y vergonzosos.

La difamación

Entre los muchos portales que se han hecho eco de esa falsa información, bajo el título "La masturbación es un crimen, una forma de aborto", u otro similar, en referencia a esas supuestas declaraciones de Latorre, se pueden citar Burbuja.info, Taringa.net, Cienciaseminal.com, Diariopopular.com, Monografías.com, Portalnet.cl, Locierto.es o Noticiasfox.com, pero la difusión en otras pequeñas webs ha sido masiva, al margen de la repercusión en las redes sociales.

En el texto difundido se puede leer que se trata de "una iniciativa que las asociaciones Provida de España e incluso otras a nivel mundial como la de México quieren presentar en breve: presionar a la Iglesia Católica porque reconozcan que la masturbación no es simplemente un pecado de lujuria, sino una forma de aborto".

Y citan a Latorre como autora de unas declaraciones que nunca ha pronunciado: "si se acepta que los anticonceptivos son pro-abortivos debido a que representan una barrera física o química para que una vida humana llegue a su concepción, entonces debemos de aceptar que la masturbación es claramente una forma de aborto también”.

“Una vez que la Iglesia nos apoye, será más fácil hacer presión para que los Estados reconozcan como crimen la masturbación, porque eso es: un crimen” añaden en boca de la presidenta de la federación provida, entre otras cosas, los medios que han reproducido esas falsas declaraciones.

El desmentido

Ante tal cúmulo de despropósitos, Alicia Latorre ha emitido con fecha 5 de julio de 2013 un "desmentido de la información y declaraciones que algunos medios han hecho circular por internet".

En él, denuncia que "ante las informaciones aparecidas en diversos medios y portales digitales" en los que se asegura que ella ha hecho "diversas afirmaciones acerca de la masturbación, el aborto y la Iglesia católica", desde la Federación de Asociaciones Provida aseguran que:

– Todas esas afirmaciones son rotundamente falsas y Alicia Latorre no las ha hecho ni como presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, ni a título personal, ni de palabra, ni por escrito.

– Que Alicia Latorre no ha contestado ni de palabra, ni por escrito a entrevista alguna relacionada con los temas que se están difundiendo.

–Que la Federación Española de Asociaciones Provida y Alicia Latorre han emprendido acciones legales contra aquellos medios, portales y personas que han escrito y difundido esas mentiras. Y ampliará sus denuncias a aquellos que las difundan en el futuro.

Degradación periodística

Sin embargo, el daño ya está hecho, y cabe una reflexión seria y profunda sobre los efectos de este tipo de informaciones que bajo ningún concepto se ajustan a criterios con un mínimo de rigor periodístico.

Suelen darse más en el mundo digital, aunque después las redes sociales tienden a multiplicarlo, con lo que se consiguen dos efectos perniciosos. El primero es que cualquier persona pueda ser objeto de una campaña de difamación fácil. Es suficiente con que alguien lo publique para que salte a internet y lo difundan otros medios digitales y las redes sociales.

La segunda cuestión es que este tipo de antiperiodismo actúa a medio y largo plazo en detrimento de la credibilidad de lo que se escribe en los medios digitales y las redes sociales. A medida que aumentan los escarmentados y los desmentidos se multiplican, lo que sucede es que mucha de la información que aparece en la red de redes acaba convirtiéndose en un boletín de rumores, algo a todas luces negativo y que implica la degradación del periodismo digital.

Además, se da la circunstancia que en el punto de mira de estas informaciones o campañas difamatorias suelen estar responsables de asociaciones o entidades que defienden la vida desde la concepción hasta la muerte natural, o aquellos que reivindican el matrimonio tradicional entre hombre y mujer.

Hazte socio

También te puede gustar