Vézelay, la ruta scout hacia al interior de los jóvenes

Anualmente la asociación francesa de Guías y Scouts de Europa organiza una peregrinación para jóvenes a una de las basílicas románicas más importantes de Europa

Vézelay

Como cada año, la asociación francesa de Guías y Scouts de Europa organiza una peregrinación a Vézelay para jóvenes en la que se viven unos días muy intensos de compañerismo y espiritualidad. Scouts de Europa es un movimiento plenamente católico en el que, mediante la pedagogía scout tradicional y la educación diferenciada, busca que el desarrollo del joven sea totalmente sano física y espiritualmente. Aun siendo un movimiento católico, se admiten como miembros a cristianos ortodoxos y luteranos, profundizando así en la dimensión ecuménica.

La ruta se divide en dos: en el caso de los chicos, éstos se dirigen a Vézelay, mientras que las chicas van a Paray-le-Monial. La actividad normalmente consta de cuatro días en los que los scouts van recorriendo el corazón de Borgoña para acabar en las respectivas basílicas. Este año, cuya edición suma la número 41, se ha conmemorado el 70 aniversario de la peregrinación que se realizó en Vézelay tras la Segunda Guerra Mundial. Dicho evento fue presidio por el Papa Juan XXIII, siendo por aquel entonces nuncio apostólico.

Vézelay

Grupo de chicas españolas y belgas en Paray-le-Monial

Vézelay, situado en el centro de Borgoña, alberga la Basílica de Santa María Magdalena donde, según la tradición, permanecen los restos de santa María Magdalena. A pesar de su importancia durante las cruzadas, en las que incluso el rey Ricardo Corazón de León la visitó, y por encontrarse en uno de los caminos de Santiago, la Basílica sufrió varios destrozos en la Revolución Francesa y fue paulatinamente olvidada. Fue en 1920 cuando se volvieron a realizar peregrinaciones y creció una mayor concienciación del mantenimiento del templo

Una ruta en el corazón de Borgoña

Los scouts y guías españoles partieron el jueves por la noche para poderse incorprorar a su respectivo grupo (Tronçon). Los scouts procedentes de España, cuyos grupos más numerosos fueron los madrileños, catalanes y valencianos, caminaron hasta el domingo por la tarde con jóvenes bretones y normandos. Como siempre se ha caracterizado el espíritu scout, la confraternización con personas de otras culturas e idiomas fue rápida y fácil.

Vézelay

Scouts preparando cantos para la celebración eucarística

La ruta de Vézelay marca profundamente el corazón de los que participan en ella, no solo por el ambiente de compañerismo y alegría que se respira, a pesar de las dificultades, sino sobre todo por la fe con la que se vive durante toda la jornada. Cada día se imparten charlas de los scouts con más experiencia y de los sacerdotes. El rosario se reza durante las largas marchas diarias y la Santa Misa es oficiada por todos los sacerdotes del tronçon por las mañanas.

Vézelay

El Cardenal Robert Sarah a los pies de la Basílica de Vézelay

En esta edición finalmente llegaron el domingo por la tarde los más de 2.500 chicos a los pies de Vézelay. La asociación francesa tenía todo a punto para poder acoger a toda la inmensa cantidad de scouts cansados de la ruta para que se instalasen en su respectiva zona. La organización, como es habitual en los eventos scout, fue excelente. Una vez que cayó la noche, el Cardenal Robert Sarah (prefecto electo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y actual presidente del Pontificio Consejo “Cor Unum”) habló sobre los retos para el cristiano en Occidente y respondió todas las preguntas de los jóvenes. Después invitó a los scouts, que son seminaristas, para rezar las Completas con él. Un dato a remarcar es que gran parte de las vocaciones religiosas en Francia proceden de la misma asociación de scouts.

Una basílica ardiente

Después de que los scouts hubieran cocinado al fuego y cenado, se llamó a todos los tronçon para preparar la parte final de la ruta: el ascenso a la montaña donde se sitúa la basílica de Vézelay. Según varios testimonios a los que Forum Libertas ha podido acceder, ver a miles de jóvenes rezando mientras iban ascendiendo la colina iluminados por el fuego de las antorchas que ellos mismos las fabricaron el día anterior, fue impresionante.

Vézelay

Jóvenes con antorchas preparadas para la procesión final a la colina

Al llegar arriba, un gran público esperaba en silencio para ser partícipe también del momento. Las puertas del templo permanecían cerradas mientras que los scouts cantaban a pleno pulmón. Durante la última canción, Kyrie des Gueux, los jóvenes que han realizado la partida rover (el paso final dentro de la pedagogía scout) repican sus bastones en las inmensas puertas creando una atmosfera totalmente mágica.

Este año, 60 aniversario de Guías y Scouts de Europa, se proyectó en las puertas un vídeo donde se hablaba de la importancia de la reconciliación entre todos los europeos. En especial para evitar que se repita otra guerra fratricida en Europa. No hay que olvidar que dicha asociación de Guías y Scouts de Europa fue creada por alemanes y franceses en 1956 para concienciar a los jóvenes cristianos de construir una Europa pacífica, fraternal y cristiana.

Vézelay

Parte de los integrantes del grupo de scouts catalanes. Al fondo se encuentra la Basílica en lo alto de la colina

Tras el golpeteo de los bastones a las puertas de la basílica, éstas se abren para hacer salir del interior una gran luz: 300 sacerdotes con velas permanecen delante de la nave central para recibir a los scouts, entre ellos el cardenal Sarah. Una vez en el interior, una magnífica orquesta y el coro, formado totalmente por scouts de Europa, acompañaron a los fieles durante la adoración eucarística. Según los testimonios, era fácil unirse al ambiente profundo de piedad gracias a la música y la actitud del resto de los jóvenes. Centenares de sacerdotes ofrecían a los muchachos el sacramento de la penitencia en varios idiomas. Cuando uno de estos acababa, se dirigía adelante del presbiterio para colocar una vela que previamente le había encendido el sacerdote.

 

Al día siguiente, los jóvenes volvieron a subir a Vézelay para despedirse de la ruta con una misa. Pero antes, como es tradicional, no faltaron croissants con chocolate caliente para recuperar fuerzas. Ya en la eucaristía, el cardenal mostró su gran conocimiento sobre la Asociación hablando profundamente sobre la pedagogía y espiritualidad que viven los Scouts de Europa.

Una ruta para salir fortalecido

Tal y como ocurre cada año tras la ruta a Vézelay y a Paray-le-Monial, los jóvenes salen con ganas de enfrentar el día a día, de crecer en su espiritualidad y de plantearse su vocación personal. Muchos deciden dar un paso más dentro del camino scout y toman una mayor responsabilidad dentro de la Asociación. También hay muchos otros que descubren su vocación religiosa y deciden con valentía empezar una vida nueva.

Vézelay

Gran parte de las vocaciones sacerdotales en Francia provienen de Guías y Scouts de Europa

Una vez más la ruta ha finalizado exitosamente, habiendo reunido a más de 3.000 chicos y chicas de toda Europa, y la mayoría ya están deseando que llegue el año que viene para repetir la experiencia

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>