1 de cada 6 cristianos sufre persecución

Presentado el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Hace unos días tuve la gran suerte de asistir a la presentación del Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2016 que elabora cada dos años Ayuda a la Iglesia Necesitada. El Informe  es un trabajo prolijo (se analizan 196 países) pero muy necesario para entender el mundo en que vivimos. Ahora que cada vez resulta más evidente que los medios de comunicación reflejan cada vez peor la realidad, esta obra nos abre los ojos sobre la realidad en la que viven millones de personas.

Tras la presentación del arzobispo de Barcelona, Mons. Omella, el presidente de AIN, Javier Menéndez, presentó el Informe y nos dejó unos cuantos titulares:

  • 3 de cada 4 víctimas de persecución por motivo religioso son cristianos.
  • Una de cada tres personas en el mundo viven en países donde no se respeta la libertad religiosa.
  • Uno de cada seis cristianos sufre persecución.
  • El yihadismo es, hoy en día, el principal (pero no el único) enemigo de los cristianos, golpeando en 24 países.

Volveré sobre el tema con más calma cuando haya revisado bien el Informe de Libertad Religiosa. Comentaba Menéndez que los cristianos perseguidos siempre piden que recemos por ellos y que contemos al mundo lo que está sucediendo. Esta iniciativa es una de las mejores maneras de hacer lo segundo.

Pero lo más impactante de la noche fueron las palabras de Mons. Arbach, obispo de Homs, en Siria. Un obispo de una diócesis devastada, arrasada por la guerra, dividida entre territorio ocupado por el Estado Islámico y territorio liberado, pero al mismo tiempo un obispo que transmite simpatía, paz, calma, sencillez. Y que tampoco se calla.

Arbach nos explicó, en buen castellano, las vicisitudes de los cristianos. Como aquellos que huyeron de la ciudad en medio de la batalla, de noche, y milagrosamente llegaron intactos a su destino. O como el Padre Hans, jesuita holandés, asesinado por los yihadistas antes de la liberación de Homs. Y es que su diócesis está llena de mártires, de los que ya se está recopilando información para sus procesos de beatificación. También nos habló del dolor de recuperar un pueblo y ver las iglesias destrozadas, las cruces derribadas, y algo muy característico del ISIS: los ojos de las imágenes de los iconos fusilados. O de las condiciones, imposibles de cumplir (15.000 dólares a la semana), que Daesh impone a los cristianos, que se ven así forzados a elegir entre la conversión al Islam o el martirio. Nos explicó cómo los terroristas, cuando, derrotados, llegan a un acuerdo para abandonar una población, exigen como garantía a sacerdotes que son mantenidos como rehenes hasta que se han cumplido los términos del acuerdo; tremenda es la incertidumbre sobre sus vidas hasta que regresan.

Añadio Mons. Arbach algo bastante políticamente incorrecto: sólo uno de cada cinco refugiados es sirio. El resto no son refugiados, son migrantes (y se ha montado, añadió, un lucrativo negocio de tráfico de personas). Y añadió que estaban muy agradecidos por nuestra generosidad para con los refugiados, pero que no es esto lo mejor para sus comunidades, que se van vaciando. Podemos, señaló, reconstruir las iglesias (algunas, como la catedral de Nablús, del siglo I), pero si no hay cristianos en ellas, si no hay comunidades vivas, serán iglesias muertas. Por eso dijo que la marcha de cristianos es como un segundo golpe, después del que ha descargado Estado Islámico, y pidió que les ayudemos a que los cristianos no tengan que dejar su país.

Y sobre todo dijo que tienen esperanza. Y que tienen fe, una fe enorme, que saben que Dios les cuida. Todo un ejemplo para nosotros, con nuestras cómodas vidas, que nos interpela sobre cómo vivimos nuestra fe. Pensaba, al salir del acto, en cómo agradecerle a Ayuda a la Iglesia Necesitada y a Mons. Arbach por su labor y testimonio. Rezando por ellos, sirviendo de altavoz y apoyándoles económicamente. Seguro que muchos de los que leen esto también se apuntan.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>