2012 será tan aciago económicamente para España como este año

Sigue el goteo de previsiones económicas negativas para España, por mucho que el Gobierno se empeñe en augurar un lento pero prog…

Sigue el goteo de previsiones económicas negativas para España, por mucho que el Gobierno se empeñe en augurar un lento pero progresivo despegue. Este jueves, 13 de octubre, un informe de los ocho principales institutos alemanes de análisis económico prevé que España sea en 2012 uno de los principales países damnificados por la crisis de la eurozona.

De hecho, la economía española solo crecerá el 0,7% este año y el 0,1% el próximo, según el estudio de los expertos en Economía alemanes, porcentajes muy alejados del 1,3% y 2,3%, respectivamente, que pronosticaba el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El documento también sostiene que España logrará reducir su déficit este año hasta el nivel comprometido con Europa, el 6%, pero añade que el año que viene solo lo bajará hasta el 5,6%, muy lejos del objetivo del 4,4%.

Al mismo tiempo, la tasa de paro se elevará hasta el 21% en este ejercicio y ascenderá medio punto más en el 2012, es decir hasta el 21,5%, señala el informe.

“Destacados riesgos”

Debido precisamente al negativo panorama para España que dibujan el desempleo, el débil crecimiento económico, las duras condiciones financieras y el alto nivel de endeudamiento del sector privado, este mismo jueves la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) rebajó un escalón la calificación crediticia a largo plazo de España, desde ‘AA’ a ‘AA-‘, con perspectiva negativa.

“A pesar de las señales de resistencia en el desempeño económico durante 2011, vemos destacados riesgos para las perspectivas de crecimiento de España debido al alto desempleo, las duras condiciones financieras, el aún alto nivel de deuda del sector privado, y la probable desaceleración económica en los mayores socios comerciales de España", explicó S&P en un comunicado.

La agencia considera que los “activos problemáticos” podrían continuar debilitando el sistema bancario español y que la “incompleta” reforma laboral podría contribuir a agravar el problema del desempleo, factores que pesarían en la recuperación.

En este contexto, S&P ha advertido de que podría volver a rebajar la calificación crediticia del país si, de acuerdo con sus previsiones, “la economía española se contrae en 2012, la posición fiscal se desvía significativamente de los objetivos presupuestarios del Gobierno, y se retrasan la segunda reforma laboral u otras que puedan impulsar el crecimiento económico”.

Según sus previsiones, la economía española crecerá en términos reales cerca de un 0,8% este año, mientras que para 2012 espera un crecimiento del PIB del 1%, medio punto menos de lo estimado por S&P el pasado mes de febrero.

Caída de las exportaciones

Por su parte, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) considera que “en el mejor de los casos, la economía española se ha estancado, y si no estamos ya en tasas de crecimiento negativo lo estaremos seguramente en el cuarto trimestre del año”.

Esa es la opinión de Ángel Laborda, director de coyuntura de Funcas, quien añadía el pasado 8 de octubre que “lo más probable es que entremos en una ligera recesión, de momento no como la del 2008”, contradiciendo así a la ministra de Economía, Elena Salgado, quien aseguraba poco antes que “desaceleración sí, pero no recesión”

El informe de Funcas prevé un crecimiento para este año de alrededor del 0,7%, mientras que para 2012 lo sitúa cercano al 1%. En cuanto al paro, la fundación habla de una tasa del 20,8%, tanto para este año como para el próximo.

Además, lo que resulta especialmente preocupante es que la relación entre exportaciones e importaciones empeorará sensiblemente de cara al 2012, año en que se prevé que España exporte cerca de la mitad que en 2011.

Los datos de Funcas hablan de unas exportaciones de bienes y servicios para 2011 del 8%, frente a unas importaciones del 1,9%; mientras que en 2012 las exportaciones serán sólo del 4,9% y las importaciones del 1,8%.

Las exportaciones seguirán “desinflándose ya que los socios de la UE y el resto del mundo se paran”, advierte Laborda.

Además, el consumo de los hogares apenas crecerá un 0,3%, pasando del 0,6% en 2011 al 0,9% en 2012. Y el consumo público descenderá del -0,7% al -1,7%, concluye Funcas.

Hazte socio

También te puede gustar