26 mujeres fueron fertilizadas con el esperma equivocado en Holanda

Jugar con la vida humana tiene consecuencias y a los problemas éticos de la fecundación ‘in vitro’ se le suma un nuevo problema: la manipulación humana de la vida comete errores de bulto

Una institución médica holandesa ha puesto en marcha una investigación tras descubrir que los óvulos de hasta 26 de las mujeres pueden haber sido fertilizados por el esperma equivocado en su laboratorio. Un “error de procedimiento” entre mediados de abril de 2015 y mediados de noviembre de 2016 durante la fertilización in vitro habría sido el causante, según el propio el Centro Médico Universitario en Utrecht (UMC por sus siglas en inglés).

“Durante la fertilización, los espermatozoides de una pareja bajo tratamiento podrían haber terminado en los óvulos de otras 26 parejas”, según ha afirmado en un comunicado la organización en informaciones que recoge el diario británico The Guardian“Por lo tanto, existe la posibilidad de que los óvulos hayan sido fecundados por espermatozoides que no sean los del padre deseado”, explica.

La mitad de las mujeres que se habrían sometido a ese tratamiento de fertilidad errado habrían quedado embarazadas o habían dado a luz. “Para algunas de las 26 parejas sus embriones congelados todavía están disponibles, pero la posibilidad sigue siendo que también hayan sido fertilizados por el esperma de un hombre que no sea el padre previsto”, afirma la UMC.

Las parejas han sido informadas

“La junta de la UMC lamenta que las parejas involucradas tuvieran que recibir estas noticias y harán todo lo que esté dentro de sus facultades para dar claridad sobre el tema tan pronto como sea posible”, afirma el mismo comunicado.

La fertilización in vitro implica una serie de procedimientos de manipulación con óvulos y esperma que se utilizan para el tratamiento de fertilidad o problemas genéticos y realizar una concepción artificial que además deshecha embriones (seres humanos únicos en su etapa embrionaria) y que plantea insalvables problemas éticos.

En este proceso óvulos maduros son recogidos de los ovarios de una mujer y fertilizados por el esperma en un laboratorio.Posteriormente el óvulo fertilizado o los huevos se implantan en el útero. En este caso, se produjeron mezclas de esperma. Lo sucedido no es un caso aislado, una fecundación realizada a través de esta técnica en Singapur por una madre fue hecha a partir de la mezcla del esperma de su marido y de un extraño. La mujer demandó a la clínica por supuestas negligencias en 2012. En aquel caso, la mujer china sospechó que algo estaba mal cuando su bebé, que nació en 2010, tenía un tono de piel y un color de pelo marcadamente diferentes de su marido caucásico, según informaron las noticias en ese momento.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    El error humano es muy posible en la manipulación de los elementos que ae requieren en una fecundación “in vitro” ¿Quien garantiza que no ha habido un cambio de tarjeta indicativa de la procedencia del ovulo o del esperma?¿y si la ha habido que fácil es ocultarla de momento? Cuando se juega a competir con Dios en este tema, hemos de estar dispuestos a lo que sea y sino debemos reconocer que, la maternidad o paternidad es un “don”, que El da a quien quiere, y nunca un “derecho” del ser humano.

  2. 2

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>