España bate récords de abandono escolar temprano en la UE-28

Los chicos, mucho peor que ellas: en 14 países ellos han conseguido el objetivo europeo del 10% de abandono para 2020, mientras las chichas lo han logrado en 21. En España, Malta, Rumania, Portugal, Italia, Bulgaria, Reino Unido y Hungría, ambos sexos lo superan. El nivel de estudios de la madre, fundamental para no fracasar

Aunque ellas abandonan los estudios mucho menos que ellos, el futuro del sistema educativo español es muy gris

¿Qué precio paga un país como consecuencia del fracaso escolar? Una respuesta a esta pregunta viene de la mano del estudio ‘La extensión de la enseñanza básica hasta los 18 años. Beneficios y costes’, elaborado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). En ese sentido, el estudio muestra cómo España bate récords de abandono escolar temprano.

En términos globales, o sea en el conjunto de chicos y chicas, la media de abandono escolar temprano de la UE-28 es del 11,1%, mientras que la de España (21,9%) la supera en 10,8 puntos, siendo la más elevada en Europa.

Además, otra conclusión del estudio constata que las chicas obtienen un mejor rendimiento que los chicos. Así, mientras en 14 países ellos han conseguido alcanzar e incluso mejorar el objetivo europeo para 2020 de no sobrepasar el 10% de abandono, ellas lo han logrado en 21.

En España, que muestra los peores datos, además de Malta, Rumania, Portugal, Italia, Bulgaria, Reino Unido y Hungría, ambos sexos superan ese 10%.

Una tercera e interesante conclusión del estudio de la FAES es que el nivel de estudios de la madre es fundamental para no fracasar en los estudios.

Cabe recordar que por abandono educativo temprano se entiende el de todos aquellos estudiantes que no acaban la Educación postobligatoria secundaria (Bachillerato o Formación Profesional).

Los chicos en España abandonan los estudios con mucha más facilidad que ellas

Los chicos en España abandonan los estudios con mucha más facilidad que ellas

El fracaso de España…

Volviendo a los resultados globales, de los 28 países que conforman la UE, diecinueve presentan una tasa de abandono escolar temprano inferior al 10% establecido para el conjunto de la Unión Europea para 2020 (en negrita, los países que contrastan con España): Croacia (2,7%), Eslovenia (4,4%), Polonia (5,4%), República Checa (5,5%), Lituania (5,9%), Luxemburgo (6,1%), Eslovaquia (6,7%), Suecia (6,7%), Chipre (6,8%), Irlanda (6,9%), Austria (7,0%), Dinamarca (7,7%), Francia (8,5%), Letonia (8,5%), Países Bajos (8,6%), Grecia (9,0%), Alemania (9,5%), Finlandia (9,5%) y Bélgica (9,8%).

Por encima de ese objetivo, nueve países: Estonia y Hungría (11,4%), Reino Unido (11,8%), Bulgaria (12,9%), Italia (15%), Portugal (17,4%), Rumanía (18,1%), Malta (20,4%) y España (21,9%), que, con más de uno de cada cinco alumnos abandonando tempranamente los estudios, constata el fracaso de su sistema educativo, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir de los datos del estudio de la FAES.

España, el único país de la UE-28 que sobrepasa el 21% de abandono escolar temprano

España, el único país de la UE-28 que sobrepasa el 21% de abandono escolar temprano

 

…más rotundo en los chicos

Otra forma de subrayar el preocupante fracaso escolar español es cuando el estudio habla de la “mayor incidencia de este fenómeno sobre los varones”, que “constituye un hecho presente en todos los países de la Unión Europea”, pero que en España es rotundo.

Así, en el conjunto de la UE-28 “la diferencia en cuanto a las tasas de abandono educativo temprano entre varones y mujeres es de 3,2 puntos porcentuales, frente a los 7,5 puntos correspondientes a España”.

Los estudios de la madre, fundamentales

Por otra parte, el estudio nos muestra datos de 2014 sobre el “abandono educativo y formativo temprano de los jóvenes residentes en España según el nivel de estudios de la madre

Este indicador constata la importancia que tiene el nivel de estudios de la madre en el resultado educativo de los hijos. A mayor nivel de estudios de la madre, menor fracaso de los alumnos, como se ve en este segundo gráfico, también reproducido a partir del estudio.

A mayor nivel de estudios de la madre, menor abandono escolar de los hijos

A mayor nivel de estudios de la madre, menor abandono escolar de los hijos

Partiendo del 21,9% de abandono educativo en España, “para los jóvenes con madres cuyo máximo nivel de estudios es el de primaria o inferior, la tasa de abandono alcanzó el 41,1% (47,6%, en el caso de los varones y 32,8% en el de las mujeres)”.

“Dicha cifra se reduce al 3,7% (el 5,4% para los varones frente al 2,0% para las mujeres) cuando la madre tiene estudios superiores”. Comparativamente, “ello indica que la probabilidad del primer grupo de población de abandonar prematuramente la educación o la formación es, en promedio, once veces superior a la del segundo”, añade el estudio.

Al mismo tiempo, “cuando el nivel máximo de estudios de la madre es el de educación secundaria superior la probabilidad de abandono educativo temprano es del 11,4%, cifra que se llega a duplicar (23,1%) cuando la madre posee como máximo estudios de educación secundaria inferior –ESO en España–”.

“Estos datos muestran la fuerza de la relación entre el nivel educativo de las madres y los resultados de sus hijos en materia de abandono educativo temprano y apuntan al modo de corregirlo”, subraya el estudio.

Y una última cuestión en este análisis es que “se puede observar que la brecha entre hombres y mujeres (a favor de las mujeres en todos los casos) relativa al abandono educativo se reduce a medida que el nivel de estudios de la madre aumenta”.

“Así, en el caso de madres con estudios básicos, la diferencia es de 14,8 puntos porcentuales, cuando la madre ha alcanzado únicamente el nivel de estudios primarios y de 13,4 puntos, en el caso de que el nivel de estudios alcanzado sea el de secundarios inferiores. La diferencia entre hombres y mujeres se reduce a 6,7 puntos si la madre posee estudios secundarios superiores, y a 3,4 puntos si la madre posee estudios propiamente superiores”.

“Aun cuando al desagregar los datos por dos variables –nivel de estudios de la madre y sexo del alumno– el margen de error aumenta, parece apreciarse, no obstante, una relación inversa entre el nivel de estudios de la madre y la magnitud de la brecha de género con respecto al abandono educativo temprano” concluye esta parte del estudio.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1
  2. 2

    Sé de un familiar muy cercano que no pudo o no quiso terminar la ESO, y cuya madre alcanzó un nivel mínimo de enseñanza formal, y sin embargo él actualmente, con poco más de 30 años, da trabajo a ingenieros electrónicos y a graduados del nivel terciario de FP en electrónica. Dejó de asistir a clase en los últimos meses del último año de la ESO porque tenía síntomas de depresión, y era evidente que el problema no era él sino el curriculo que no le interesaba y los profesores que no sabían despertar su interés. Espero que este dato sirva como complemento de la información y comentarios contenidos en este artículo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>