Los efectos de la reducción de población con rentas medias: hay más ricos y muchos más pobres

Los ciudadanos con rentas medias en España han caído más de 14 puntos porcentuales en seis años, del 58,5% de la población al 44,3%. Los que disfrutan de rentas más altas se han multiplicado por casi 1,5 y los que disponen de menos ingresos por más de cuatro

La brecha de desigualdad aumenta con la desaparición de las clases medias

Uno de los fenómenos más preocupantes que ha ocasionado la crisis económica en España es la progresiva destrucción de la clase media, algo que denunciaba el ‘Informe España 2014, una interpretación de su realidad social’, elaborado por el Centro de Estudios del Cambio Social (CECS) de la Fundación Encuentro.

En ese informe se advertía de que dos de las principales causas de esta realidad son el desempleo y el estancamiento o incluso ligero descenso de los salarios de los mandos intermedios, mientras crecen los de los directivos.

Este escenario se ve reflejado también en la evolución de la Renta Familiar Disponible per Cápita (RFD) en la ciudad de Barcelona, extrapolable al resto de España, según los datos publicados el pasado 20 de octubre por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal, que muestran los efectos de la reducción de población con rentas medias: hay más ricos y muchos más pobres.

Cabe recordar que la RFD es la cantidad de renta de que disponen las familias residentes para el consumo y el ahorro, una vez detraídas las amortizaciones o consumo de capital fijo en las explotaciones económicas familiares y los impuestos directos y cuotas satisfechas a la Seguridad Social.

Se reducen las rentas medias y…

Así, el primer ‘Informe Económico de Coyuntura de la Ciudad de Barcelona’ destaca que en la Barcelona de 2013 “predomina la población con rentas medias (44,3% del total), aunque su peso se ha reducido en 14,2 puntos porcentuales desde 2007”, cuando el conjunto de rentas medias suponía el 58,5% de la población, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del informe del Consistorio barcelonés.

La caída de las rentas medias va a parar a las altas y sobre todo a las bajas

La caída de las rentas medias va a parar a las altas y sobre todo a las bajas

En el gráfico se puede ver que, en 2007, el porcentaje de ciudadanos que percibían en Barcelona una renta media-baja era del 38,2%, mientras seis años más tarde ese porcentaje caía hasta el 22,8%, (-15,4 puntos) siendo esta la clase más afectada en esa franja de tiempo.

Al mismo tiempo, quienes eran remunerados con una renta media-alta en 2007 eran el 20,3%, en tanto que en 2013 ese porcentaje aumentaba ligeramente hasta el 21,5% (+1,2).

…aumentan las altas y sobre todo las bajas

Al mismo tiempo, el informe también viene a constatar un aumento en la brecha de desigualdad de rentas en Barcelona. Por una parte, la crisis ha beneficiado a quienes más tienen, ya que quienes perciben rentas más altas han crecido 3,2 puntos porcentuales en seis años. Si en 2007 significaban el 7,5% de la población, en 2013 llegaban al 10,7%.

En cuanto al conjunto de ciudadanos con rentas altas han pasado de ser el 12,2% al 3,2%, o sea han disminuido 9 puntos.

Por otra parte, el estudio subraya que “entre 2007 y 2013 las rentas bajas han pasado de suponer el 21,7% al 41,8% de la población, tomando espacio a las rentas medias”, es decir con un aumento de 20,1 puntos porcentuales, y con especial incidencia en las “muy bajas”. En estos porcentajes se contemplan tanto las rentas bajas como las muy bajas.

Así, en 2007 quienes percibían rentas bajas eran el 17,6%, mientras los que tenían rentas muy bajas suponían el 4,1% de la población. Sin embargo, seis años más tarde esas mismas rentas suponían el 24% de la población las bajas y el 17,8% los que cobraban muy bajas. Es decir que se habían incrementado en 6,4 y en 13,7 puntos porcentuales, respectivamente.

Las rentas más bajas se han disparado con la crisis

Las rentas más bajas se han disparado con la crisis

Otros datos de interés

El ‘Informe Económico de Coyuntura de la Ciudad de Barcelona’ muestra también otros indicadores económicos de interés, que vienen a indicar que “la actividad económica avanza a buen ritmo tras el impacto de la crisis, si bien, alerta de que la recuperación en marcha presenta síntomas de ralentización y que el balance de los últimos años deja más desigualdades y problemas que persisten, como el paro”.

El concejal de Empleo, Empresa y Turismo, Agustí Colom, aseguraba en la presentación del informe que los datos demuestran que “no podemos caer en la complacencia cuando tenemos una Barcelona fracturada en términos económicos o sociales pero tampoco ser catastrofistas diciendo que todo está parado y nada funciona, cuando hay datos que muestran una evolución favorable de la economía”.

En cualquier caso, Colom concluía que “detrás de los números siempre hay personas que están sufriendo y lo están pasando mal”. Una afirmación que, sin duda, se puede extender en mayor o menor medida al resto de comunidades españolas.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>