Edurne Pasaban: “Lo más importante es el equipo con el que he compartido los 14 ochomiles”

La primera mujer en completar las 14 cimas más altas del Planeta visita la Universidad con motivo del Día del Patrón de la Facultad de Económicas

(Blanca Rodríguez. Vida universitaria).- La primera mujer en la historia del alpinismo que ha completado 14 ochomiles, Edurne Pasaban, ha subrayado en la Universidad de Navarra que en la montaña, como en el día a día, “lo más importante es el equipo”. La conferencia se ha celebrado con motivo del Día del Patrón de la Facultad de Económicas.

“Los mejores equipos están formados de buena gente, de aquellos que nunca te van a dejar tirado a 7.500 metros de altura”, ha señalado la alpinista. Aunque hizo un paralelismo con la vida cotidiana, la cifra no es una casualidad. En la conferencia, Edurne Pasaban ha contado una de las experiencias más difíciles de su vida: el descenso en 2009 del Kanchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo, cuando pidió a sus compañeros que la abandonasen en la ladera al comprobar que era incapaz de andar. “En aquel momento, mi equipo decidió dejar todo el material que teníamos, que eran cuerdas, cámaras… Y arrastrarme desde allí arriba hasta el campamento base”, ha recordado.

La alpinista Edurne Pasaban

La alpinista Edurne Pasaban

La alpinista ha repasado su carrera profesional y declarado que en un equipo de trabajo debe primar la comunicación, la confianza, el saber pedir ayuda, escuchar, reconocer los méritos de los compañeros y aprender a gestionar los cambios. Asimismo, recomienda “ser transparente” y enfrentarse a las “conversaciones pendientes” para que no se pierda cohesión.

Tras asegurar que eligió la montaña porque era lo que le apasionaba, ha animado a los estudiantes a escoger con el corazón. “Tenemos que tener ambición. Sin ella, yo no habría escalado 14 ochomiles”, ha insistido Edurne Pasaban, quien reconoce que sufrió una depresión al preguntarse si había tomado una buena decisión al dejar su carrera como ingeniera para coronar montañas.

En la sesión, ha declarado que la llamada que recibió en 2004 del entonces director del programa Al filo de lo imposible, Sebastián Álvaro, fue “una gran oportunidad”. Le proponían escalar el K2, la segunda montaña más alta, pero todas las historias que había detrás eran trágicas. “Ante montañas como el K2, que todos nos encontramos alguna vez en la vida porque puede tener muchas formas, podemos tomar dos roles: el de víctimas o el de protagonistas”, ha asegurado la conferenciante, quien ha atribuido el papel de víctima a las personas que dicen “no puedo” ante los retos difíciles y el de protagonistas, a quienes se preguntan “¿por qué no? Lo voy a intentar”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>