Nueva emergencia alimentaria en el Cuerno de África

‘El Niño’ agrava la peor sequía en Etiopía de los últimos treinta años: sólo en Etiopía 10,2 millones de personas precisan ayuda alimentaria a causa de la pérdida o reducción de sus cosechas y la muerte de su ganado

La sequía que periódicamente azota Etiopía y otros países del Cuerno de África se ve agravada por el impacto del fenómeno meteorológico el Niño. Sólo en Etiopía un total de 10,2 millones de personas precisan ayuda alimentaria a causa de la pérdida o reducción de sus cosechas y la muerte de su ganado tal y como informa La Vanguardia. A esta cifra hay que sumar los cerca de ocho millones de pobres crónicos que dependen del apoyo del Gobierno y del sector humanitario para comer. Las Naciones Unidas estiman que son necesarios un total de 1.400 millones de dólares (1.271 de euros) para hacer frente a esta crisis en Etiopía. Hasta el momento, se ha recaudado el 48%.

Imma Guixé, directora de Oxfam Intermon en Etiopía, subraya que es urgente conseguir más fondos para atajar la emergencia, pero descarta que se produzca una hambruna como la que en 1984 acabó con la vida de un millón de personas en el país. Las imágenes de niños y adultos famélicos, moribundos, aterrorizaron al mundo, pero la comunidad internacional reaccionó tarde. “La sequía actual es tan grave como la de 1984-85, pero el impacto seguramente será muy diferente ya que Etiopía ha cambiado mucho en los últimos años; el país ha experimentado un importante desarrollo económico y el Gobierno ha asumido el liderazgo de la respuesta destinando 380 millones de dólares a paliar la situación. Aun así son necesarios 1.400 millones para atender las necesidades de los 10,2 millones de personas afectadas”, explica Guixé por teléfono desde Adís Abeba.

Children and women receive food at a distribution point organized by the World Food Programme (WFP), near the port in Mogadishu, the capital. In December 2010-January 2011 in Somalia, children continue to suffer under conditions of conflict, drought and displacement. An acute drought has spread throughout much of the country, displacing between 12,000 and 20,000 people, many of them pastoralists traveling in search of pastureland and water for their livestock. Meanwhile, Mogadishu, the capital, continues to be a locus of violence and insecurity in the countrys 20-year-old civil conflict, causing further displacement. UNICEF is supporting a range of water, sanitation, health, education and child protection initiatives. For example, during the last week of December 2010, UNICEF and the World Health Organization (WHO) initiated the fourth round of Child Health Days in the Somaliland and Puntland regions, targeting 620,000 children under age five and 724,000 women of childbearing age with immunization and health services. With WHO, UNICEF also initiated a polio vaccination campaign in Bay Region. On 1 December 2010, a consolidated United Nations appeal was released, requesting US$529 million to respond to urgent humanitarian needs in the country. UNICEFs portion of the appeal is US$60 million, of which only 24 per cent has been funded.

Children and women receive food at a distribution point organized by the World Food Programme (WFP), near the port in Mogadishu, the capital.
In December 2010-January 2011 in Somalia, children continue to suffer under conditions of conflict, drought and displacement. An acute drought has spread throughout much of the country, displacing between 12,000 and 20,000 people, many of them pastoralists traveling in search of pastureland and water for their livestock. Meanwhile, Mogadishu, the capital, continues to be a locus of violence and insecurity in the countrys 20-year-old civil conflict, causing further displacement. UNICEF is supporting a range of water, sanitation, health, education and child protection initiatives. For example, during the last week of December 2010, UNICEF and the World Health Organization (WHO) initiated the fourth round of Child Health Days in the Somaliland and Puntland regions, targeting 620,000 children under age five and 724,000 women of childbearing age with immunization and health services. With WHO, UNICEF also initiated a polio vaccination campaign in Bay Region. On 1 December 2010, a consolidated United Nations appeal was released, requesting US$529 million to respond to urgent humanitarian needs in the country. UNICEFs portion of the appeal is US$60 million, of which only 24 per cent has been funded.

Carmen Lahoz y Enrique de Loma, codirectores del Instituto de Estudios del Hambre, también consideran que en treinta años Etiopía ha puesto en marcha sistemas de protección social y planes de contingencia para evitar tragedias como la de 1984. Un ejemplo es el Programa de Redes de Seguridad (PSNP, en sus siglas en inglés), que proporciona dinero en efectivo o alimentos a las poblaciones más vulnerables (actualmente 7,9 millones de personas que se suman a los citados 10,2 millones) a cambio de que realicen trabajos públicos, como la reparación de caminos, la construcción de pozos o la plantación de árboles.

La situación que vive Etiopía se extiende a otros países del este de África (Burundi, Yibuti, Eritrea, Kenia, Somalia, Uganda, Sudán del Sur y Sudán), que junto con Etiopía suman un total de 20 millones de personas que necesitan ayuda alimentaria por la falta de agua. A esta cifra hay que añadir otros 14 millones de afectados en el sur de África. “ El Niño ha agudizado la inseguridad alimentaria en la región: en muchos países la gente ya sufría carencias debido a su subdesarrollo crónico, a la inseguridad y a los conflictos”, cuenta Tamara van Vliet, desde la Oficina de las Naciones Unidas de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), de Nairobi (Kenia).

La OCHA urge a la movilización internacional para conseguir recursos lo antes posible, pues el proceso que se inicia con la adquisición de los alimentos y su entrega a las poblaciones necesitadas se demora cuatro meses.

David del Conte, director de OCHA en Etiopía, alerta tam-bién de que, según estima el Ministerio de Salud, unos 450.000 niños menores de cinco años sufrirán este año el peor tipo de desnutrición, la grave aguda. “Estamos a punto de entrar en la estación del hambre”, cuando se acaban los alimentos de la última cosecha y todavía no se han recolectado los de la siguiente. “En situación normal esta etapa dura cuatro meses, pero este año se prevé que se alargue ocho”, añade Del Conte.

La población del Cuerno de África está acostumbrada a soportar la escasez de agua y, consiguientemente, de alimentos pero este año e l Niño ha empeorado mucho el panorama.

20110528_sld_dadaab_001

“El Niño, combinado con el creciente impacto del cambio climático, ha provocado una gran sequía tras 18 meses de lluvias irregulares y erráticas. La estación de lluvias cortas, a principios de año, se ha reducido en las dos últimas décadas mientras que la de las largas, de julio a septiembre, se ha mantenido por debajo de la media. La mayoría de los campesinos dependen de estas precipitaciones; hay que tener en cuenta que el 80% de la población se basa en la agricultura para subsistir”, indica Guixé.

Del Conte aporta otros datos alarmantes: “La reducción de entre el 30% y el 40% de las cosechas, aunque en algunas zonas de Etiopía han caído en un 80%, y la muerte de 450.000 cabezas de ganado, en el 2015, debido a la sequía, una tendencia que se agudizará por el Niño durante este año con la pérdida de otros 750.000 animales”.

Además de la destrucción de las cosechas, la muerte del ganado y el hambre de millones de personas, un efecto colateral de la sequía es el absentismo escolar. Unicef advierte que los niños de las zonas más castigadas se quedan en casa para ayudar a sus padres a ir buscar agua: cada día cubren a pie largas distancias para cargar unos litros del preciado y escaso líquido.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>