A Domani. Adéu siau maca i que et bombin!

Dicho de otro modo más académico y formal. Hasta mañana (si Dios lo quiere por supuesto). Adiós preciosa y ¿qu&eac…

Dicho de otro modo más académico y formal. Hasta mañana (si Dios lo quiere por supuesto). Adiós preciosa y ¿qué te zurzan tal vez? No. Te deseo que si algún día eres madre tu embarazo vaya bien y la vida de tu hijo mejor. Te deseo que -si quieres ser madre en tu menopausia y no ha sido posible antes- te acuerdes de los muchos niños y niñas sin padres en el mundo. Vamos que te plantees la adopción. De niños sanos a ser posible. Hay muchísimos huérfanos. O de niños no tan sanos que necesitan amor de madre.

Pero de aquí a que te creas con derecho de ofender insultando en directo en plató a un hijo y a su madre hay un trecho. Otro hombre te diría tal vez que te zurzan en tu belleza. No es mi caso. Sin necesidad de entrar en consideraciones evangélicas el refranero es sabio. ¿Sabes lo que es un refrán? ¿Eres periodista verdad? Pues en internet encontrarás información.

Hay un refrán que dice “lo que no quieras para ti no lo quieras para los demás” Hablas de eutanasia ajena, pero no hablas de suicidio propio (a ser posible si es asistido sin cargo a mis impuestos) en caso de estar limitada en lo físico como el prójimo concreto que humillas en directo. Te puede pasar mañana si sufres un accidente. Estar limitada en lo físico. ¿Has reparado en ello?

¿Sabes quién es un discapacitado? Te lo voy a contar. Cuando era joven en compañía de otros jóvenes los domanis por la mañana visitaba enfermos en un hospital neurológico. Había un enfermo que apenas sabía hablar. Parecido a este compatriota tuyo de plató pero peor. Estaba postrado en cama y no en silla de ruedas. Domingo a domingo iba mejorando. Fue víctima de un accidente. Cada día más avanzaba en su mejoría. Hasta que llegó un día que él mismo se despidió de mí con alta hospitalaria, hablando correctamente.

Te cuento otra más actual. Es otra víctima joven de accidente de tráfico. Lo conocí en la piscina de la que soy socio. Yo voy con señoras jubiladas -algunas entradas en años y algunas con enfermedades a cuestas como yo- a hacer gimnasia dentro del agua. No sé si tú serías capaz de hacer aiguagym como hacen ellas. Por supuesto seguro que no harías esta actividad como la hago yo. Son ejercicios simples que yo actualmente fuera del agua soy incapaz de hacer. ¿Tú vas al gimnasio? ¿A hacer gimnasia sudando?

Allí en la piscina-gimnasio me encuentro con ese joven. Llega solo al vestuario en su silla de ruedas. Llega solo a la piscina en su silla de ruedas. Para ponérselo fácil el personal del club le ayuda a trasladarse a una pequeña plataforma elevadora que lo deposita con suavidad dentro del agua. Cuando sale de ella él y yo tertuliamos en la sauna. Nos encontramos por la calle a veces. Nos paramos, nos saludamos y conversamos. Somos vecinos.

El problema -periodista guapa pero no bella- es la idolatría dominante procedente de civilizaciones caducas. Como aquella pagana siglos antes de Jesucristo denominada Esparta. Se eutanasiaba en vivo y en directo a todo aquel recién nacido con taras físicas. Algo parecido a lo que siglos más tarde un chuleta con bigote, mezquino pero con ansias de poder, llevó a cabo en su país… con la colaboración del tuyo! Tuvo poder de convocatoria en una población aletargada que olvidó su pasado, menospreció su presente incluso obviando la evidencia. El sujeto canijo ese se llamaba Adolf. Este sujeto propició la Segunda Guerra Mundial y además el exterminio masivo de personas que no le gustaban. Su esposa era una guapa como tú. Al final sus vidas -sin estar tarados en lo físico- consistió en autosuicidarse con una pastilla. Consistió en hacer gala de su vil cobardía. Prefirió el mito de la Raza ignorando el de la Caverna. Ambos paganos. ¡Pero qué bello el segundo y qué horrible el primero!

¿Es eso lo que quieres tú en tu vida? Mientras tanto ¿qué ofreces, qué aportas en términos de dignidad como para tenerte en cuenta en lo que eres, en lo que expones y en lo que pontificas? La verdad –guapa- a tu lado prefiero antes la belleza de las mujeres madres, hijas, esposas y religiosas de clausura, sin menospreciar las de las prostitutas. Si Jesucristo no las condenó y las redimió, ¿tú estarías dispuesta a dejarte redimir por Él? Contéstate esta pregunta y tal vez ganes algo de credibilidad como periodista y como mujer, aquí y en la China. En estos momentos tu credibilidad de mujer ante mí como hombre es igual a cero patatero. Si no me entiendes usa el traductor que por mi parte no pienso hacer ningún esfuerzo para dirigirme a ti en la dulce y hermosa lengua italiana. ¡Parola di Francesco!

"Eso no es vida": una periodista pro eutanasia humilla en televisión a un discapacitado que despertó de un coma

Mientras existan madres jóvenes, como la que ayer conocí después de un retiro de Adviento ante el Santísimo, los cantos de sirena gratuitos, pueriles y banales anti vida están condenados al fracaso. Dos hijos de corta edad con su abuela y ella junto con su marido embarazada del tercero y rendida como yo ante el Amor de los Amores.

O madres no tan jóvenes -y más jóvenes que yo- capaces de nadar muy bien con enfermedad en la sangre a cuestas y practicar con alegría gimnasia en la piscina, con tres hijos en el 15 aniversario de su matrimonio. ¡Y eso que sin ser anti misa no es de misa¡ ¡Y en belleza ni comparación contigo!

Todo esto es noticia. Lo es y mucho para quienes no tenemos ni tiempo ni ganas de ver vodeviles televisivos como este italiano.

¿Qué es más noticia la aberrante manifestación de este link o mi pincelada? Vds. deciden en términos de audiencia. Yo por mi parte decido atender este link y el vídeo. Y partir de aquí en base a la libertad cerebrada de mi expresión convertir en noticia mi pincelada, con la esperanza que otros y otras hagan lo mismo y mejor que yo en otros medios de la red de redes. Para así inundar la red de redes de nuestro más ferviente canto a la vida y a la maternidad y de este modo conseguir que absolutamente todas las cadenas televisivas disminuyan sus índices de audiencia cuando en ellas se confunde periodismo de verdad con bodrios. Bodrios impresentables medien o no querellas en base al Código Penal. ¿Vds. lo ven factible? Yo sí y mucho. ¡A ver quién es más guapo si esa periodista o yo!

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>