Acerca de Roderer‘, por Guillermo Martínez

Guillermo Martínez es autor de Los crímenes de Oxford, que es una gran novela. En esta, como en aquella, aparecen las matemáticas, el ajedrez y refere…

Guillermo Martínez es autor de Los crímenes de Oxford, que es una gran novela. En esta, como en aquella, aparecen las matemáticas, el ajedrez y referencias literarias y filosóficas. Pero esta es sólo un preludio de aquella, es decir, no la alcanza en nivel y se queda corta.
 
Es como un ensayo que presagia una gran obra y que está escrito con estilo, pero que al fin al sabe a poco. Quizás, si no hubiera sido por el éxito de Los crímenes de Oxford, ahora no podríamos leerla. Es lo que pasa con los contratos editoriales, las leyes del mercado y miles de normas no escritas que acaban moviendo los hilos del panorama literario. Esto no significa que esté mal, sino que no pasa de ser un divertimento que con la brevedad de páginas y el tamaño de la letra puede engullirse en una tarde. Al final uno dice: Sabe bien, pero me apetece algo más sólido.
Escrita en primera persona cuenta la historia de un antagonismo: el autor, porque el perfil del narrador se parece mucho, y un muchacho llamado Roderer, que prescinde del mundo académico para construir él solo un nuevo sistema que permita acceder a un mundo nuevo aún nunca franqueado por el hombre. Si se quiere es la ciencia universal de Descartes o el hermetismo de boga en el Renacimiento. Para el caso es igual porque nos quedamos sin conocer de la misa la mitad.
Al final es también la oposición entre dos modos de entender la sabiduría: el que se empapa de todo y lo absorbe como una esponja (la frase es de Montessori, que por cierto la aplicaba a la mente infantil, pero ya casi nadie lo sabe), y el genio que es capaz de abrir nuevos mundos.
 
Yo al leerla he tenido la sensación de que se intentaba abrir una puerta a la ciencia colapsada de nuestro tiempo, que da de sí lo que puede sorprendiendo con mucho avance técnico, pero que al final da la impresión de que no se mueve. Quizás por eso el autor, que es doctor en Matemáticas, escribe tan buenas novelas.
 
Subyace, pues, de fondo, una reflexión sobre la ciencia, no sobre ninguna en particular sino tomada en mayúsculas: eso que llamamos Ciencia y que no hace falta saber nada de Física para saber de qué se trata (¿lo saben aún en nuestro tiempo?).
Por ello el título es acertado. Acerca indica que se van a dar unas pinceladas, un esbozo apenas. Es como la introducción a algo más grande, una especie de propedéutico. Y así podemos calificar esta novela, que queda como el ensayo de calidad de un escritor al que vale la pena tener en cuenta.
 

ACERCA DE RODERER
Guillermo Martínez
Destino
Barcelona 2006
138 páginas

 
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>