¿Adiós a las inyecciones de insulina?: Diabéticos se recuperan con sus propias células madre

Un grupo de trece diabéticos brasileños ha podido librarse de su dosis diaria de insulina gracias al tratamiento al que se sometieron utilizando célul…

Un grupo de trece diabéticos brasileños ha podido librarse de su dosis diaria de insulina gracias al tratamiento al que se sometieron utilizando células madre de su propia sangre, según un estudio divulgado este miércoles, 11 de abril, por la revista Journal of the American Medical Association.

 

Las molestas inyecciones de insulina podrían pasar a la historia si este tratamiento con células madre hematopoyéticas se puede hacer extensible al resto de pacientes diabéticos con las mismas características que los tratados.

 

Tal como indica el informe de la investigación, llevada a cabo en el Centro de Médula Espina de la Universidad de Sao Paulo, en un estudio parcialmente financiado por el ministerio de Salud de Brasil, este hecho no significa una cura para la enfermedad, pero el tratamiento que implica el trasplante de células madre de la sangre del paciente sí ha permitido que hayan vivido con normalidad durante más de tres años sin recurrir a la insulina.

 

Millones de personas

 

Esta es la primera vez en la historia de la diabetes tipo 1 que los pacientes continúan sin tratamiento de ningún tipo, sin medicación y con un nivel adecuado de azúcar en la sangre, manifestó Richard Burt, de la Escuela de Medicina de la Universidad Northwestern, en Chicago (EEUU).

 

Se calcula que la diabetes tipo 1 afecta a un total de entre 12 y 14 millones de personas en el mundo, en su mayoría niños o adolescentes.

 

El procedimiento se aplicó en quince pacientes diabéticos (de entre 12 y 31 años), pero no obtuvo los resultados deseados en dos de ellos, indicaron los científicos en su informe.

 

Los resultados de esas pruebas realizadas con pacientes de diabetes tipo 1 en Ribeirao Prieto ayudarían a estimular la investigación de métodos que podrían frenar y revertir la enfermedad, señaló Jay Skyler, del Instituto de Investigación de la Diabetes en la Universidad de Miami.

 

Pese al éxito del tratamiento, los científicos admitieron que se trata de un paso inicial y que es necesario realizar más investigaciones, incluyendo el uso de grupos de control y un número mayor de pacientes.

 

Esos grupos permitirían confirmar que el tratamiento es mejor que la atención médica tradicional dada a la diabetes mediante la inyección diaria de insulina, señalaron las mismas fuentes.

 

Bush vetará destruir embriones

 

Por otra parte, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, mantiene su postura de vetar cualquier ley que implique la destrucción de embriones para conseguir células madre.

 

La Casa Blanca afirmó este martes, 10 de abril, que Bush vetará cualquier iniciativa que pretenda destruir embriones en aras del avance de la ciencia, al inicio de un debate en el Senado sobre células madre embrionarias.

 

“El presidente sopesó cuidadosamente este asunto en 2001 y continúa pensando que el límite moral que estableció en agosto de ese año es donde el país debe permanecer”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

 

Bush “comprende que haya gente que piense distinto, pero él cree que los dólares de los contribuyentes, millones de los cuales defienden el derecho a la vida, no deben utilizarse para destruir a los embriones”, insistió.

 

El 9 de agosto de 2001, Bush emitió una orden ejecutiva que prohíbe la financiación federal de investigaciones con células madre extraídas después de esa fecha, lo que a efectos prácticos limitó a 22 el número de líneas de células madre embrionarias.

 

Las adultas funcionan

 

A pesar de que los defensores de estas líneas de investigación argumentan el supuesto potencial que ofrecen para desarrollar la curación de enfermedades como la diabetes, el cáncer, el mal de Parkinson y otros males degenerativos, lo cierto es que hasta ahora no se ha conseguido ni un solo resultado terapéutico.

 

Sin embargo, son muchas las investigaciones y también bastantes los casos prácticos en que las células madre obtenidas de tejido adulto han conseguido curar o regenerar tejidos dañados. Y no plantean el problema ético que supone la obtención de células embrionarias.

 

Además de los muchos ejemplos de los que FroumLibertas.com se ha hecho eco en anteriores informaciones, y del que encabeza esta información, cabe resaltar una nueva investigación llevada a cabo por los hospitales Morales Meseguer y Virgen de la Arrixaca, de Murcia.

 

Un equipo médico de estos hospitales presentaron a mediados de marzo la primera fase de un ensayo clínico para el tratamiento y la cura de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) mediante el trasplante de células madre adultas del propio paciente.

 

El enfermo de ELA tiene un pronóstico de vida, desde que es detectada la enfermedad, de entre tres y seis años. La evolución es, además, inexorablemente dolorosa.

 

Los resultados obtenidos hasta ahora por la veintena de especialistas, con hematólogos, neurólogos, neurorradiólogos, neurocirujanos, neurofisiólogos, rehabilitadores, neuropsicólogos, neumólogos y enfermeras, son lo suficientemente satisfactorios como para mantener la esperanza.

 

Artículos relacionados:

 

“No es necesaria la amniocentesis” para extraer células madre del líquido amniótico

 

Las células madre adultas cierran el 2006 con un nuevo avance terapéutico: también regeneran arterias

Más de 200 científicos y expertos rechazan el término ‘preembrión’

 

Oleada de avances con células madre adultas, las embrionarias quedan atrás

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>