Adopción gay: La Mesa del Parlamento catalán impide debatir una enmienda a la totalidad de Unió

Unió Democrática (UDC) acaba de presentar, en el Parlamento catalán, una enmienda a la totalidad en la que pide la retirada del proyecto de ley que pe…

Forum Libertas

Unió Democrática (UDC) acaba de presentar, en el Parlamento catalán, una enmienda a la totalidad en la que pide la retirada del proyecto de ley que permite la adopción de hijos por parte de parejas homosexuales. La Mesa de la cámara, sin embargo, rechazó la iniciativa, lo que impide que la petición de retirada esté presente en el próximo pleno sobre el tema. El principal órgano representativo de la cámara argumenta que se ha cumplido el plazo para presentar alegaciones, que el Consell Consultiu ya había emitido su dictamen sobre la reforma y también que la Comisión de Justicia ya debatió el texto aprobado por la Generalitat el pasado 20 de julio. En estos momentos, la formación democristiana valora la posibilidad de recurrir el rechazo. Si finalmente no se aceptase, el debate plenario previsto para dentro de unos días sólo abordaría la enmienda a la totalidad presentada por el Partido Popular (PP) en noviembre.

El proyecto del Gobierno catalán plantea concretamente la reforma del Código de Familia (Ley 9/1998), de la Ley de Uniones Estables de Parejas (10/1998) y del Código de Sucesiones por Causa de Muerte (Ley 40/1991). Uno de los cambios que implica la iniciativa es que gays y lesbianas puedan adoptar niños. En la exposición de motivos, el ejecutivo afirma que “la sociedad catalana presenta otras formas de unión en convivencia de carácter estable, heterosexuales y homosexuales, y que en los últimos años habían ido en aumento”. Como ejemplos, cita a “Holanda, Suecia e Inglaterra”, que “regulan la adopción conjunta”, y también “Dinamarca, Islandia y Noruega”, que “la circunscriben a los hijos del otro conviviente”. Pero en este caso se refiere a los hijos naturales de uno de los miembros de la pareja, lo cual hace innecesaria la modificación de la normativa y, por tanto, convierte el proceso en un engaño a la sociedad. A pesar de ello, el texto presentado por la Generalitat dice que “se posibilita tanto la adopción del hijo o hija del otro miembro de la pareja homosexual como la adopción conjunta de menores ajenos, esto es, de los que no tienen ningún tipo de vínculo afectivo con la pareja que adopte”.

De cara al pleno que debatirá la reforma, el actual escenario político de Cataluña augura una aprobación gracias a los 74 escaños que suma el tripartito (Partido Socialista de Cataluña, Esquerra Republicana e Iniciativa). De los 61 diputados que suman PP y Convergencia i Unió, votarán en contra con toda seguridad los populares y los de UDC. Sólo un rechazo de los 61 parlamentarios de la oposición permitiría a las numerosas entidades cívicas y cristianas que se han movilizado en los últimos meses, para defender los derechos de los niños, seguir proponiendo una futura derogación.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar