Adopciones homosexuales: ¿Quién representará en el Parlamento catalán a los defensores de los niños?

La Generalitat de Cataluña aprobó, el martes 20 de julio, un texto que permite a las parejas homosexuales adoptar hijos. La iniciativa será sometida a…

La Generalitat de Cataluña aprobó, el martes 20 de julio, un texto que permite a las parejas homosexuales adoptar hijos. La iniciativa será sometida a la votación del Parlamento catalán, donde podría ser aprobada a finales de este año 2004. “Cataluña se convertirá en uno de los países europeos punteros en materia de familia”, explicaba el Gobierno autonómico en una nota de prensa. Si se aprobase, ya serían 4 las comunidades autónomas de España que permiten la adopción gay(las otras tres son Navarra, el País Vasco y Aragón). Según una encuesta reciente del Centro de Estudios de la Realidad Social (CERS), de la Universidad Abad Oliba, un 51 por ciento de los catalanes se declaran a favor de la medida, mientras que el 40 por ciento se muestra en contra y el resto dice no tener una posición definida. Teniendo en cuenta estos datos, la votación parlamentaria debería reflejar la proporción que muestra, lo que pasaría necesariamente por un voto negativo de Convergencia i Unió (que tiene 46 de los 135 escaños).

Las tres fuerzas políticas que forman Gobierno en Cataluña, y que lógicamente apoyarán la medida presentada, suman un total de 74 de los 135 diputados de la cámara (el 51 por ciento de la encuesta equivaldría a 68-70). Hasta aquí, la proporción previsible para el voto favorable sería más o menos normal, aunque por encima. El problema o la anomalía puede llegar en el sector contrario a la adopción por parte de parejas homosexuales, ya que no está claro que la oposición, formada por los 46 parlamentarios de CIU y los 15 del Partido Popular (PP), vote mayoritariamente en contra. ¿Representarán ambos grupos el 40 por ciento de personas contrarias o el 49 si se incluyen los que no se definen? De momento, el secretario general de la federación nacionalista, Josep Antoni Duran Lleida, ya ha dicho que la iniciativa “es un disparate que, más allá de la discrepancia, produce sorpresa”, ya que se presenta “como una urgencia social de Cataluña”. También ha recordado que “el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer” y que CIU dará libertad de voto.

Sin embargo, esta libertad de voto se convierte en una ficción en el momento en que el líder parlamentario de Convergencia i Unió en Cataluña, Artur Mas, se declara (como hizo hace pocos días) a favor del matrimonio homosexual, que evidentemente implica la adopción (aunque esta propuesta de la Generalitat sólo se refiera sólo a lo último). Como también se demostró en el reciente congreso de Convergencia Democràtica (CDC), donde se aprobó una ponencia general que incluye la defensa del matrimonio gaymientras ignora un tema vivo y de enorme interés social como es la situación de la enseñanza, aquellas manifestaciones de Mas pueden tener una enorme influencia. Habrá que ver si, en esta próxima votación sobre la adopción, la libertad de voto es real o ficticia.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>