Al menos 4 periódicos reproducen un cartel de Carnaval gravemente ofensivo

Las informaciones aparecidas estos días en los medios de comunicación sobre dos carteles de Carnaval han servido para que muchos ciudadanos conozcan q…

Las informaciones aparecidas estos días en los medios de comunicación sobre dos carteles de Carnaval han servido para que muchos ciudadanos conozcan que son blasfemos y ofensivos hacia los cristianos. El problema empieza cuando alguna publicación escrita decide publicar la imagen de uno de ellos, el de Valls (Tarragona), un póster que muestra la imagen de la Santa Cena pero con un demonio en el lugar de Jesús y dos rostros de concejales del municipio tapando la cara de otros tantos apóstoles. Esta “publicidad gratuita” la han practicado concretamente los diarios LA VANGUARDIA, LA RAZÓN, EL PERIÓDICO DE CATALUNYA y EL PUNT (edición Tarragona). Teniendo en cuenta que los tres primeros periódicos sacan varias decenas de miles de ejemplares cada mañana, la exhibición del cartel antirreligioso supone compensar con creces el fracaso en el intento de difusión del polémico emblema. Y es que, tras las protestas de ciudadanos creyentes, la Fiscalía actuó contra los responsables del diseño por entender que se vulneraba el artículo 525 del Código Penal, que castiga “la ofensa de los sentimientos de miembros de una confesión religiosa”, y el Juzgado número 1 de Valls acabó retirando los pósters.

En algunos sectores del consistorio, ya no había gustado la imagen del cartel de Carnaval. Por ello, y casi simultáneamente, la concejal de Cultura, Lidia Garzón, pidió a los organizadores de los festejos que retirasen el póster dos días después de la presentación en un acto que había sido presidido, curiosamente, por ella misma. De todas formas, la representante municipal explicó que el Ayuntamiento de Valls, aunque aporta 4.000 euros, “no es responsable” de los Carnavales. Ha habido protestas en muchos ambientes, especialmente en parroquias y otros centros que acogen colectivos católicos. Incluso en la iglesia de la Mare de Déu del Lledó de Valls, su párroco, Joan Font, quemó la imagen que aparecía publicada en EL PUNT “para desagraviar el hecho” y para que “todos pidamos perdón por esta ofensa a Jesús”, según las palabras del propio sacerdote. Es una de las consecuencias del fácil acceso a este tipo de imágenes proporcionado por su publicación en diarios de papel. Difundir en un periódico esta ofensiva visión de la Última Cena es un atentado contra la sacralidad de los elementos religiosos.

El otro cartel ofensivo es el de Reus. Concretamente aparece como imagen un tendedero donde están colgado, entre otros objetos, el manto de la Virgen de la Misericordia, patrona de la ciudad catalana, compartiendo cuerda con un preservativo, unas medias y varios artículos propios del Carnaval. Ante las numerosas quejas, el Ayuntamiento retiró del póster su logotipo. El Arzobispo de Tarragona, por su parte, calificó los hechos de “lamentables”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>