Algo huele a podrido en “Ciudadanía”…

Educación para la Ciudadanía no es una enseñanza neutra sobre cómo conducir por la derecho o mantener limpia la calle. Es una formación en una serie d…

Forum Libertas

Educación para la Ciudadanía no es una enseñanza neutra sobre cómo conducir por la derecho o mantener limpia la calle. Es una formación en una serie de doctrinas marcadas por el Estado español, unas doctrinas ideológicas que no tienen por que compartir muchos padres y que les son impuestas.

El Estado y los defensores de la asignatura han insistido en que no hay una carga ideológica. Sin embargo, esto queda desmentido por la carta que el Secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, ha remitido a la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE) permitiéndoles «completar, concretar y desarrollar en su Proyecto Educativo el currículo» de la asignatura Educación para la Ciudadanía».
 
Profesionales por la Ética, una de las entidades que promueven la objeción de conciencia contra la asignatura de "Ciudadanía" pone el dedo en la llaga: "Si la asignatura es compatible con el ideario católico, no precisaría adaptación. Si la FERE ha solicitado esa adaptación es porque la asignatura tiene un trasfondo ideológico que se opone al carácter propio de los centros", ha afirmado Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética.

Es decir: habrá una educación para la ciudadanía "rebajada" para las escuelas católicas… mientras que los niños católicos en escuelas públicas serán sometidos a la versión completa… ¡¡una versión suficientemente nociva como para que las escuelas católicas la hayan tenido que rebajar!
 
Pero es que además no está claro que los colegios católicos se vayan a librar de esta imposición ideológica.

"En realidad", ha explicado Fernández de Alarcón, "la circular que el Ministerio ha enviado a FERE de fecha 24 de mayo no permite la adaptación de la asignatura Educación para la Ciudadanía sino que viene a decir que es obligatoria y que en su desarrollo habrá que atender al carácter propio de los centros. Eso es tanto como no impartir la asignatura o impartir otra cosa. Sería muy de agradecer que el Ministerio aclarara públicamente si esta supuesta adaptación solo la pueden hacer los centros de FERE, con los que parece tiene una relación privilegiada, o también la pueden hacer otros. Y en qué términos se puede realizar esa adaptación."

Y es que se plantean varias dudas acerca de esta conflictiva asignatura y su aplicación "según el carácter propio de los centros"…

"¿Es posible impartir la asignatura desde un presupuesto confesional católico y no desde el relativismo moral, la ideología de género y la concepción mudable de los derechos humanos? En definitiva, ¿puede enseñarse moral católica o ética de fundamento cristiano? ¿O puede impartirse mediante talleres de voluntariado con personas desfavorecidas? A esta última opción nos apuntamos todos", dice Profesionales por la Ética.

La propuesta  de una "Ciudadanía" reconvertida en talleres de voluntariado con necesitados fue defendida, entre otros, por Esperanza Aguirre, gran vencedora de las elecciones autonómicas en Madrid. 
 
¿Pueden hacer algo los religiosos de la FERE por los niños católicos en centros públicos? 

Fernández de Alarcón se ha mostrado extrañado de la postura de FERE, que, aún suponiendo que la materia pueda adaptarse al carácter propio, deja desprotegidos a los alumnos de otros centros.

Además, fuentes de Profesionales por la Ética han denunciado que se están recibiendo presiones en centros públicos y concertados, incluso religiosos, para evitar que los padres reciban información sobre su derecho a objetar de conciencia frente a esta asignatura.

«Estas presiones son inadmisibles. En el caso de los colegios de ideario católico, los directivos deben entender que no se objeta contra el ideario del centro sino contra una asignatura que precisamente se opone al ideario de ese centro. Existe una aclaración de la Secretaría General de la Conferencia Episcopal a su postura en relación con este derecho de los padres que muchos centros de ideario católico desconocen».
 
Derecho constitucional: la objeción de conciencia

Respecto al cuestionamiento al derecho de objeción de conciencia de los padres en relación con Educación para la Ciudadanía, Profesionales por la Ética ha recordado don sentencias del Tribunal Constitucional (STC 15/1982, de 23 de abril: y STC 53/1985, de 11 de abril) que reconoce que, la objeción de conciencia, forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el artículo 16.1 CE y es directamente aplicable en materia de derechos fundamentales.

La jurisprudencia del Tribunal Constitucional también reconoce ese derecho a los mayores de 16 años.

Hazte socio

También te puede gustar