Alicante deniega la subvención a Callosa de Segura para la retirada de la Cruz

La población no alcanzó la puntuación mínima requerida para beneficiarse de estas ayudas

Se denominan a sí mismos “custodios de la Cruz” y llevan siete meses haciendo guardia en Callosa de Segura para evitar que el regidor de la localidad vuelva a intentar retirar el monumento que recuerda a las 64 víctimas de la represión republicana en este municipio alicantino.

“El alcalde y sus secuaces siguen empeñados en querer quitar la Cruz y dar la espalda a sus vecinos. Por tanto, mientras que el alcalde persista los vecinos estaremos custodiando la Cruz”, han advertido en declaraciones a La Gaceta.
Ahora celebran una “buena noticia”: la Diputación ha denegado la subvención a Callosa de Segura para retirar la Cruz de los Caídos.

La partida inicial en Alicante para acabar con lo que los defensores de la Ley de Memoria Histórica consideran “restos del franquismo” era de 50.000 euros. Pero la Diputación -liderada por el PP- concederá finalmente 145 euros que irán al municipio de Daya Nueva.

Además de Callosa de Segura, otros tres municipios solicitaron estas ayudas: Benissa, L’Orxa y Daya Nueva -este último gobernado por una alcaldesa de un grupo independiente-. El motivo para negar la subvención a Callosa de Segura ha sido que la población no alcanzó la puntuación mínima requerida para beneficiarse de estas ayudas.

La Diputación llevó la pasada semana a la comisión informativa de Hacienda y Contratación la distribución de la convocatoria. Tal y como ha informado el diario Información, el dictamen de la comisión fue favorable con los votos del PP y del diputado tránsfuga Fernando Sepulcre, además de los del PSPV -a pesar de que Callosa es un Ayuntamiento socialista-. El resto de grupos se abstuvieron.

El pasado 14 de diciembre los miembros de la Plataforma de Defensa de la Cruz de los Caídos consiguieron parar la retirada de la Cruz, ubicado junto a la parroquia del municipio, en la plaza de España.

El alcalde socialista de Callosa, Fran Maciá, que gobierna gracias a un tripartito en el que también se encuentran representados los concejales de Podemos e Izquierda Unida, se había comprometido a dejar pasar la Navidad antes de tomar una decisión sobre su retirada, pero sin embargo, decidió quitarla rompiendo su compromiso.

Los vecinos de Callosa de Segura que hacen guardias diarias para custodiar la Cruz de los Caídos son, en su mayoría, hombres y mujeres de avanzada edad que van rotando en grupos porque saben que el Consistorio ha intentado retirar el monumento en dos ocasiones y no quieren que les coja de sorpresa. Piden “respeto a su fe y a la Cruz”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>