Aluvión de apoyo solidario tras el huracán de Nueva Orleans

Buena parte de la prensa y los titulares enfatizan lo peor de la tragedia de Nueva Orleans: la ineficacia de muchos servicios, el pillaje y abundantes…

Buena parte de la prensa y los titulares enfatizan lo peor de la tragedia de Nueva Orleans: la ineficacia de muchos servicios, el pillaje y abundantes fotos de detenciones, policías y tanquetas.

Junto a esta realidad, una oleada de solidaridad y compasión recorre los Estados Unidos, cuya sociedad civil, una de las más dinámicas del planeta, se está volcando en ayudar a sus conciudadanos a través de las iglesias, la Cruz Roja o las agencias de ayuda en emergencias.

Ya el miércoles la Cruz Roja y la Cámara de Comercio de EEUU anunciaban donativos de grandes empresas para aliviar la situación de las víctimas del tornado. Por ejemplo:

-Chevron: 5 millones
-JP Morgan Chase: 3 millones
-Citigroup: 3 millones
-Walt Disney:  2,5 millones
-Pfizer: 2 millones
-Laboratorios Abbott: 2 millones
-State Farm: 1 millón
-EDS: Aportará una cifra igual a la que aporten sus empleados, hasta 1 millón de dólares.
-Nissan: 50 camiones para la Agencia de Emergencias de Mississippi
-General Motors: 25 coches y camiones a la Cruz Roja
-Sprint Nextel: 3.000 teléfonos tipo walkie-talkie para personal de emergencias
-Qwest Communications: 2.000 tarjetas de llamadas a larga distancia
-Kellog: 7 cargas de camión de galletas y alimentos
-Culligan International: 5 cargas de camión de agua
-Anheuser-Busch: 825.000 latas de agua.
-Office Depot: los contenidos de sus 5 almacenes de Nueva Orleans, valorados en 4 millones de dólares.
-La Universidad A&M de Texas ofrece alojamiento por un año a estudiantes desplazados; por las clases a estos estudiantes cobrará el mínimo estatal.
-Las asociaciones por el bienestar de los animales recogen mascotas y las alojan en centros para animales a cargo de la Asociación Veterinaria de Lousiana o la asociación Noah’s Wish ("El deseo de Noé").
-La Liga de Béisbol ha ofrecido 2 millones de dólares; la NBA de baloncesto otros 2 millones; la Southeastern Conference de fútbol americano donará 1 millón de dólares. 

La solidaridad de los católicos

Por encargo de los obispos, la ayuda de los católicos está coordinada por Catholic Charities, el equivalente local de Cáritas. Las Catholic Charities de Miami, Baton Rouge, Houma-Thibodaux, Biloxi, Jackson y Mobile, en las diócesis directamente afectadas, trabajan sobre el terreno y orientan a las agencias gubernamentales. El equipo de Nueva Orleans, como todo el arzobispado, está refugiado con el arzobispo de la ciudad, Alfred Clifton Hughes,  en la vecina diócesis de Baton Rouge, desde donde coordinan la ayuda a los refugiados. Catholic Charities sólo trabaja con donativos de dinero, no de bienes.

Las parroquias de Baton Rouge, con voluntarios formados por Catholic Charities y el personal evacuado de Nueva Orleans, ya están atendiendo a los refugiados que llegan de las zonas más afectadas. Baton Rouge tenía 350.000 habitantes antes de la tragedia; ahora se ha convertido en la ciudad más poblada de Lousiana y puede que llegue a doblar su pobalción en los próximos días con oleadas de refugiados.

Catholic Charities de Miami ha distribuido pañales, alimentos y material para bebés; comida y suministros a las víctimas en Florida. Las Catholic Charities de varias diócesis se vuelcan ahora en encontrar alojamiento para los evacuados.
 
Catholic Charities  se está preparando para atender a largo plazo a las víctimas del desastre: alojamiento temporal y permanente, servicios de salud mental/emocional, asesoramiento laboral, asistencia médica y farmacológica… Al pedir donativos se recuerda que el trabajo de apoyo a los damnificados implica proyectos de recuperación que llevarán 3 ó 5 años. Las diócesis norteamericanas harán una colecta especial el domingo en todo el país.

Caritas Internationalis, que agrupa 162 organizaciones católicas de asistencia de 200 países, ofreció el jueves en su sede del Vaticano una misa por las víctimas del Katrina. "Al igual que en todo desastre, los pobres que no tenían la posibilidad de huir fueron quienes sufrieron las mayores pérdidas humanas", señaló el presidente de Caritas Internationalis, Denis Viénot.

La mayor acción humanitaria de los baptistas

Las regiones afectadas (Lousiana, Mississippi, Alabama y Georgia) tienen una gran presencia de "baptistas del Sur" (Southern Baptists), con una potente capacidad de movilización: han activado 1.000 voluntarios entrenados y 100 equipos de acción ante el desastre. Al acercarse el huracán, la Cruz Roja Americana ya pidió a la rama caritativa de esta iglesia, la Southern Baptist Disaster Relief, que se preparara para servir comidas a unas 300.000 personas al día: el 90% de la comida de Cruz Roja es repartida por sus voluntarios. La devastación de las vías de comunicación y la inseguridad ha impedido un despliegue eficaz pero para el fin de semana esperan poder ya alcanzar el ritmo previsto. Han activado unidades de cocina y reparto de alimentos en 8 ciudades de Lousiana (no en Nueva Orleans), 10 de Mississippi, en Mobile (Alabama) y Carrolton (Georgia). Es el mayor despligue que ha realizado esta agencia baptista hasta la fecha.

Otra gran organización humanitaria protestante, el Ejército de Salvación,  ha activado 55 centros de alimentación móvil para poder alimentar unas 500.000 personas en Lousiana, Mississippi y Alabama.

Muchas iglesias evangélicas de diversas denominaciones coordinarán su ayuda a través de la Red Cristiana de Emergencias (Christian Emergency Network) o el Ejército de Salvación.

.

.

.

.

Los episcopalianos (los anglicanos de EEUU) lo hacen a través de la Episcopal Relief and Development Organization, una especie de Cáritas episcopaliana, con implantación por todo EEUU. Como sucede con Catholic Charities, cuentan con la ventaja de usar las diócesis episcopalianas locales como base de operaciones y en las parroquias episcopalianas se leerá un mensaje pidiendo ayuda para los damnificados. Los episcopalianos de Texas ya han adelantado 50.000 dólares a las diócesis hermanas de Lousiana y Mississippi y esperan recaudar 100.000 dólares este domingo en sus 158 parroquias tejanas.

La comunidad mormona, numerosa en Utah pero con menos de 10.000 miembros en la zona afectada , ya el pasado domingo envió 14 cargamentos de comida, agua, sacos de dormir y tiendas desde Salt Lake City a la zona del golfo. Otros envíos se preparaban el pasado miércoles. Como han hecho muchas comunidades religiosas, los mormones han ofrecido sus edificios de reunión para alojar a los desplazados.

No se olvidarán

A medida que los norteamericanos vean que sus ayudas van a ser útiles y no van a quedar empantanadas en carreteras atascadas, y a medida que la televisión insista una y otra vez con historias de tragedias humanas, rescates, necesidades y pérdidas, la sociedad civil de EEUU se volcará en un esfuerzo continuado por apoyar las víctimas del huracán. Las dificultades de achicar el agua en Nueva Orleans y la larga y difícil reconstrucción posterior mantendrán el tema en las noticias varios meses, y los cientos de miles de refugiados en los estados colindantes harán que la población mantenga una postura activa en favor de sus compatriotas.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>