Angel Herrera Oria: apóstol de la propaganda católica

Apóstol en lo social, cultural y político El 19 de mayo de 1995, don Antonio María Rouco, Arzobispo de Madrid, plantea, ante la recién constituida Uni…

Apóstol en lo social, cultural y político

 

El 19 de mayo de 1995, don Antonio María Rouco, Arzobispo de Madrid, plantea, ante la recién constituida Universidad San Pablo-CEU la conveniencia de iniciar la Causa de beatificación y canonización de Angel Herrera. Nombran como postulador de la Causa al Padre dominico Crescencio Palomo. Como Patronos promotores del proceso intervienen el Obispado de Málaga, la Fundación Pablo VI y la Asociación Católica de Propagandistas.

 

El 15 de julio de 1996 tiene lugar el otorgamiento de la Santa Sede del Nihil Obstat a la Causa . Finalmente, el 20 de noviembre de 1996 se celebra la apertura solemne de la Causa de beatificación y canonización de Angel Herrera en el auditorio de la Fundación Pablo VI.

 

Raúl Mayoral nos informa que, actualmente, el proceso transita por la fase de declaración y testimonios de testigos. En Madrid, Santander y otras diócesis, esta etapa se encuentra prácticamente finalizada, no así en Málaga, en donde la tramitación avanza con más lentitud.

 

Angel Herrera es para todos nosotros modelo de entrega y sacrificio, de vida de fe y sacramental. Nace en 1886 en Santader y fallece en 1968. Hombre de nuestro tiempo y mensajero de eternidad. Su vida se movió entre la abogacía y el periodismo, el sacerdocio y el obispado.

 

En un excelente libro de García Escudero, titulado De periodista a cardenal, el lector encontrará material suficiente sobre su biografía. Cabe subrayar la intensa vida espiritual de Angel Herrera. Al respecto, el mismo García Escudero nos comenta en su obra: “La formación espiritual de Herrera se fundaba en el propósito de modificar la realidad tal como es para incorporarla al reino visible y explícito de Dios, es decir, a la exterioridad de la Iglesia fundada por Cristo para que extendamos su mensaje atraves de los siglos”.

 

Su intensa vida interior le llevó a ser un verdadero testigo de la Verdad en los campos social, cultural y político. Recordamos sus actividades realizadas en “El Debate”, en los Círculos de Estudios de la Asociación Católica de Propagandistas, en el Centro de Estudios Universitarios, en los Cursos de verano del Colegio Cántabro de Santander, en la Confederación de Estudiantes Católicos, en la Revista de Estudios Hispánicos, en la colección “Pro Eclesia et Patria”, en la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)… todo ello motivado por su inmenso amor a la cristiandad.

 

 

Catolicismo y mass-media

 

Angel Herrera lucho por renovar el catolicismo en España. El objetivo era reconciliar el catolicismo con el mundo moderno. Un catolicismo anclado en el pasado en algunos sectores, todavía por renovar. Uno de ellos era la prensa católica.

 

Según decía Herrera, la misión de la prensa es: informar, orientar y deleitar. Consideraba que la información es el fin esencial del periódico, pero no el único. El gran periódico debe ser orientador. Y la orientación empieza, según Herrera, en la selección y presentación de las noticias y se completa por los artículos editoriales, que deben ofrecer una interpretación de los sucesos culminantes del momento, examinarlos a la luz de los principios para investigar sus causas y emitir un dictamen moral de las acciones y prever las posibles consecuencias.

 

El catolicismo tiene la misión de evitar que, tanto la prensa como el resto de medios de comunicación social creen en el ser humano un atómata o aquello que nos profetizó Pío XII: “los mass-media se convertirán en fantasmas del hombre”. El catolicismo debe evitar que los Gobiernos manipulen la prensa de cara a sus propios intereses partidistas y económicos.

 

Las ideas de Herrera sobre la relación entre prensa y Gobiernos son claras: La prensa expresa la opinión del país, la prensa garantiza los derechos de los ciudadanos (individuales y políticos), la prensa guía y juzga a los Gobiernos.

 

Juan Pablo II en su encíclica Redemptoris missio, afirma que los medios de comunicación social constituyen el primer areópago del mundo moderno y han alcanzado tal importancia que para muchos son el principal instrumento informativo y formativo de orientación e inspiración para los comportamientos individuales, familiares y sociales. Herrera, por la época en que vivió, ya profetizó toda la problemática de los mass-media que se avecinaba.

 

 

La universidad católica

 

Otro de los grandes esfuerzos del cardenal Herrera Oria fue la pugna por conservar y fomentar la cultura católica en medio de la enseñanza, especialmente en la Universidad.

La ilusión de Herrera era fundar una universidad. Se expresaba con estos términos: “Dios quiere una Universidad Católica en España, y nosotros debemos secundar sus planes providenciales y asociar a la obra a las naciones católicas europeas”.

 

¿Para qué una Universidad católica? La importancia de su existencia radica en una serie de ideales apostólicos y de formación humana, que Herrera nos los explica con una claridad y transparencia totales. Así, con la Universidad católica se intenta ejercer la libertad que desconoce el monopolio docente del Estado, heredado del centralismo napoleónico, pero que admiten los pueblos que han conocido la verdadera libertad política y, entre ellos Inglaterra y Estados Unidos.

 

La Universidad católica es consecuencia de la lucha apostólica de Herrera en otros campos: desde la política a los sindicatos, desde la prensa al sector rural. Con la Unviersidad, los católicos triunfaremos en el campo de la cultura superior, sino estamos expuestos a ser derrotados por otros. Según Angel Herrera: “El día en que tengamos hecho el apostolado de la Universidad, habremos hecho el apostolado de la escuela, el apostolado del Instituto, el apostolado de la prensa, el apostolado de la calle y el apostolado del ministerio”.

 

Este apóstol de los medios de comunicación social y de la universidad, por antonomasia, siempre luchó por imbuir las ciencias sociales de la luz de la doctrina católica, promoviendo la información veraz y el buen uso de los mass-media y dotar de una adecuada formación a todos los jóvenes y adultos, según la fe católica y al servicio del bien común.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>