Anomalía española: es uno de los países europeos con menos violencia sexual, pero con la legislación más radical

España protagoniza junto a Suecia las legislaciones más radicales en el contexto europeo en la violencia contra la mujer. Este hecho, le…

España protagoniza junto a Suecia las legislaciones más radicales en el contexto europeo en la violencia contra la mujer. Este hecho, lejos de suponer un avance social ratifica la anomalía española propiciada por la ideología de género.

La razón al tremendo desequilibrio que presenta España con respecto, por ejemplo, Suecia lo revela un estudio del European Sourcebook que muestra como Suecia es el país con más denuncias por violación en Europa, 53 por cada 100.000 habitantes en el año 2007, mientras que España está a la cola de esta lista (por detrás de nueve países) con 5 denuncias por cada 100.000 habitantes.
Entre las 53 denuncias de Suecia y las 5 de España están Islandia con 42 denuncias por cada 100.000 habitantes, Bélgica con 27 denuncias, Noruega y Reino Unido con 23 denuncias, Francia con 16 denuncias, Irlanda y Alemania con 9 denuncias, y, finalmente, Italia con 8 denuncias.
El mismo estudio muestra como en el 2005 Suecia endureció sus leyes al respecto de la violencia sexual y, sin embargo, también siguieron aumentando las denuncias. Suecia protagonizó 29 denuncias en 2003, 29 en 2004, 42 en 2005, 26 en 2006 y 53 en 2007.
Europa: denuncias por violación
País
Número de denuncias*
Año
Suecia
53
2007
Islandia
42
2006
Bélgica
27
2006
Noruega
23
2007
Reino Unido
23
2007
Francia
16
2007
Irlanda
9
2007
Alemania
9
2007
Italia
8
2006
España
5
2006
*Por cada 100.000 habitantes
¿Por qué si España suma un 90% menos de denuncias por violación tiene, al mismo tiempo, una legislación igualmente dura y constrictiva al respecto? Algunos creen que la lectura de que las cifras de Suecia son tan altas responde a que su sistema judicial inspira confianza a las mujeres suecas. De hecho, la justicia tiende a darles la razón cuando denuncian un delito de naturaleza sexual, hasta tal punto que el Gobierno del país nórdico está analizando la posibilidad de ampliar la definición del término violación a aquellos casos en los que la mujer, sin haber dicho que no explícitamente a tener sexo, lo haya dado a entender de otras maneras.
España constituye la décima parte de las denuncias que suma Suecia y, probablemente, sea porque efectivamente las españolas denuncian menos, pero, ¿el hecho de que sólo represente el 10% de lo que suma Suecia se explica sólo por esta razón? Evidentemente un salto tan grande no puede ser sólo respecto a este argumento.
España, uno de los países en los que, de la mano del Gobierno socialista, ha calado más fuertemente la ideología de género, tiene, sin embargo unos niveles bajos de violencia sexual y, al mismo tiempo de feminicidios. No obstante, también tiene una ley tan dura al respecto que judicializa lo que sea mientras que los países miembros de la UE no lo hacen.
Además, esta circunstancia tiene el agregado de que las políticas regidas y las leyes aprobadas por la ideología de género que representa el Gobierno de Rodríguez Zapatero han sido un estrepitoso fracaso que no ha arreglado los verdaderos problemas, pero, eso sí, ha saturado los juzgados y ha mantenido las mismas cotas de violencia doméstica o sexual.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>