El arzobispo de Barcelona sale en defensa de la Sagrada Família, “el símbolo representativo” de la ciudad

Monseñor Juan José Omella lamenta que “los barceloneses no valoren lo suficiente la Sagrada Família”

Las continuas polémicas provocadas por el Ayuntamiento de Barcelona en estas últimas semanas a la Sagrada Família están causando cierto hartazgo entre los responsables del templo, que quieren recordar el papel que tiene la basílica como atractivo de la ciudad. El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, durante la presentación de los resultados económicos de la institución, lamentó que “los barceloneses no valoren lo suficiente la Sagrada Família”, un edificio que es “el símbolo representativo” de Barcelona.

El pasado domingo, el propio Omella ya había reivindicado el papel que tiene el edificio diseñado por Antoni Gaudí en la historia de la ciudad. En esa ocasión aprovechó la misa de celebración de los seis años de la consagración del templo como basílica para cuestionar a aquellos que ponen en duda la belleza de la iglesia o que continúen los trabajos dejados por Gaudí.

El arzobispo replicó así, sin mencionarlo, a las declaraciones del concejal de Patrimonio, Daniel Mòdol, quien afirmó que la Sagrada Família es como “una mona de Pascua gigante” y “un fraude”. “Lamento que algunos menosprecien esta belleza arquitectónica”, dijo durante la misa el arzobispo. Y añadió: “Es tan bonito y tan precioso que suscita admiración en todo el mundo”. En este sentido, Omella se quejó de que los barceloneses ignoren el templo y no acaben de valorar lo que tienen. También defendió los trabajos que en estos años se han hecho tanto en el interior como en el exterior de la iglesia, “siguiendo los planos y las ideas de Gaudí”.

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella

Juan José Omella no entró a valorar la propuesta del equipo de gobierno de regularizar la situación de la licencia de obras de la Sagrada Família concedida en 1885 al municipio de Sant Martí de Provençals, antes de anexionarse a Barcelona. Lo cierto es que los responsables del templo han solicitado una reunión, en breve, para abordar esta situación. Todo ello sin tener claro jurídicamente si se le puede reclamar al templo esta tasa.

A los pocos días el patronato de la Sagrada Família envió un comunicado en el que aseguró que la basílica pagaría los impuestos que por ley estuviese obligada a abonar. También reclamaba un encuentro con los responsables municipales que aún no se ha producido y que no parece que, de momento, tenga ni siquiera fecha.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Gracias, señor Cardenal: aunque algunos barceloneses no lo hagan, somos muchos los que – además del respeto y la tolerancia – vivimos la fe con alegría y sencillez. Nos gusta la Sagrada Familia y llevamos a los familiares y amigos que nos visitan para que la disfruten como nosotros.
    Lo único que veo no demasiado razonable es que no esté abierta continuamente al culto. Por lo demás, ¡Viva Gaudí!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>