Avaro, ¡relájate!

Los avaros son como las abejas: trabajan como si fueran a vivir siempre.  Estas personas necesitan acumular más y más dinero por temor a que algún día…

Forum Libertas

Los avaros son como las abejas: trabajan como si fueran a vivir siempre.  
Estas personas necesitan acumular más y más dinero por temor a que algún día les falte. En el avaro el trabajo se convierte en obsesión, con pasión de poseer cosas y deseo insaciable de riqueza que no hay que confundir con el espíritu de ahorro. Es incapaz de disfrutar del descanso.
 
Piensa que llegará un día en que podrá disfrutar tranquilo del fruto de su trabajo pero aplaza esa fecha por temor a perder una nueva oportunidad de enriquecerse más y por eso trabaja como si fuera a vivir siempre.
 
Creo que a estas personas les pueden ayudar estas consideraciones:
 
El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar.
El dinero no puede comprar el tiempo que pasa para todos.
Con el dinero se puede comprar un libro, pero no el conocimiento.
Con el dinero no se puede comprar una cama pero no el sueño y tampoco se puede comprar la salud, ni la vida, ni el amor.

Muchas de estas personas viven en una burbuja de oro sin pensar en la necesidad de la solidaridad con los necesitados y  pienso que Madrid, que es la ciudad de los negocios, sería el lugar ideal para sus vacaciones.

 
Por otra parte, estas personas no se dan cuenta que irremediablemente este mundo se acaba para todos .
Hazte socio

También te puede gustar