Ayudas europeas: España se estrella contra la negativa de Alemania, Francia y los nuevos socios

Según los cálculos de la Comisión Europea, España debería de empezar a pagar más de lo que recibe en fondos de cohesión a partir de 2013 y, desde 2007…

Forum Libertas

Según los cálculos de la Comisión Europea, España debería de empezar a pagar más de lo que recibe en fondos de cohesión a partir de 2013 y, desde 2007, ir reduciendo sus ingresos por este concepto de forma significativa. Sin embargo, una última propuesta de la presidencia luxemburguesa daba un respiro al Gobierno español al sugerir que, durante un período transitorio de dos años –España solicitaba cuatro-, podría todavía percibir unas ayudas significativas que se irían reduciendo gradualmente.

Ahora, todas las optimistas expectativas del Ejecutivo de Zapatero se han estrellado contra la negativa de Alemania, Francia y otros cuatro de los países contribuyentes con los fondos de cohesión a que España prorrogue ni tan sólo dos años la pérdida de las ayudas, así como contra la airada protesta de los nuevos socios de la Unión Europea, encabezados por Polonia, que también rechazan la propuesta de que España siga cobrando a partir de 2007.

Los ricos y los pobres, en contra

Tanto los llamados países ricos de la UE como los recién incorporados, susceptibles de recibir en los próximos años las ayudas que ahora reciben España, Italia, Portugal y Grecia, dieron este lunes, 25 de abril, un rotundo “no” por respuesta a la solicitud de España de seguir recibiendo fondos de cohesión.

La firme postura de Alemania y Francia, países en los que Zapatero depositó su confianza para forjar futuras alianzas, fue imitada también por Suecia. Austria, Holanda y Dinamarca, que se posicionaron abiertamente en contra de las aspiraciones españolas para obtener un período transitorio en la pérdida de las ayudas.

Aunque el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, ha matizado que Francia no se sumó en la reunión al grupo de países que rechazó la propuesta española, lo cierto es que, a la salida de la misma, el ministro de Exteriores francés, Michel Barnier, recordó a su homólogo español que la idea de un período transitorio no tiene cabida legal y que, en el tiempo en que él fue comisario de Política Regional, nunca se habría aprobado una medida de estas características.

Polonia, indignada

La propuesta española de seguir percibiendo parte de los fondos de cohesión entre 2007 y 2011, así como la de la presidencia luxemburguesa de prorrogar esas ayudas durante el período 2007-2009, han provocado la indignación de Polonia y de los Estados bálticos –Estonia, Letonia y Lituania-. “No podemos aceptar políticamente ahorrar a costa de los países más pobres para dar (ayudas) a otros más ricos”, protestaba el ministro polonés, Jaroslaw Pietras.

El grupo de países del Este europeo capitaneados por Polonia considera que este tipo de propuestas sobre el marco presupuestario de la UE para el período 2007-2013 no es justo, ya que se les privaría de una ayuda vital para sus maltrechas economías que, por el contrario, seguiría llegando a las arcas de los Estados con una renta superior a las suyas, cmo es el caso de España.

Con este doble rechazo hacia sus aspiraciones con respecto a los fondos de cohesión, el Gobierno español tendrá que argumentar, y bien, las razones que esgrime para seguir percibiendo las ayudas, sino quiere empezar a pagar más de lo que recibe a partir de 2013, tal como ya informábamos en un anterior artículo el pasado 4 de marzo.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar