Barcelona acoge el IV Parlamento de las Religiones del Mundo en los próximos 7 días

Barcelona, en el marco del Forum Universal de las Culturas 2004, acoge durante los próximos 7 días la cuarta edición del Parlamento de las Religiones …

Barcelona, en el marco del Forum Universal de las Culturas 2004, acoge durante los próximos 7 días la cuarta edición del Parlamento de las Religiones del Mundo, una asamblea de personas que pertenecen a todas la confesiones y que incluirá todo tipo de sesiones (debates, mesas redondas, conferencias y otras iniciativas) hasta el martes 13 de julio. El administrador apostólico de la diócesis de Barcelona, José Ángel Saiz, como representante de la religión mayoritaria en Barcelona, Cataluña y España, dará la bienvenida este miércoles 7 de julio, en un acto inaugural que empezará a las 17.00 horas (16.00 GMT) en el auditorio del Edificio Forum, a los cerca de 7.000 participantes que la organización ha inscrito. Entre otras personalidades, estarán la premio Nobel de la Paz Shirin Evadi (iraní y de confesión musulmana) y altos representantes de todas las confesiones cristianas, así como budistas, judíos, animistas, chamanistas, sintoístas y de otros credos menos implantados en el mundo. Finalmente no estará el Dalai Lama, cuya participación era especialmente esperada, por una indisposición de última hora.

Fuentes del Comité Organizador destacan que no se trata tanto de un encuentro de grandes y profundos diálogos interreligiosos, sino sobre todo de una experiencia de convivencia en un mundo globalizado y con “la sed de paz como gran nexo de unión entre todos los que profesan alguna religión, incluidos los no creyentes”. Como recuerda el director del Centro Ecuménico de Cataluña y miembro del Consejo del Parlamento de las Religiones, el capuchino Joan Botam, “no es tanto una asamblea de las religiones en sentido institucional, sino el punto de encuentro para poner en común las diversas experiencias religiosas de las personas”. Cristina Monteys, que pertenece a la entidad que alberga la Secretaría de este IV Parlamento de las Religiones (la Asociación UNESCO para el Diálogo Interreligioso), recuerda que estos días “deben servir para demostrar que el hecho religioso está presente en el mundo, un mundo plural donde las personas tienen inquietudes diversas, y también para transmitir un mensaje de paz”. El lema es precisamente Senderos de paz: el arte de saber escuchar, el poder del compromiso.

Al margen de las sesiones limitadas a los inscritos (ver enlace de inscripciones), las diversas confesiones participantes promueven sus propios ratos de oración y espiritualidad. El Arzobispado de Barcelona ha organizado para el viernes 9, a partir de las 20.00 horas en la basílica de Santa María del Mar, un acto abierto de oración que durará aproximadamente una hora, en diversas lenguas y presidido por el administrador apostólico José Ángel Saiz. El sábado 10, y también abierto a todo el mundo, el exterior del templo de la Sagrada Familia acogerá un concierto de música sacra a partir de las 21.00. En total, durante la próxima semana, participarán en el Parlamento de las Religiones unos 1.500 ponentes y artistas.

Reunión previa de 400 personas en Montserrat

Antes de la reunión plenaria que empieza este miércoles, el Parlamento ha tenido, desde el domingo 4 y hasta el mismo día 7, una primera parte en el Monasterio de Montserrat, donde se han reunido estos días unas 400 personas de 35 países entre líderes religiosos y espirituales, organizadores de encuentros interreligiosos locales, representantes de instituciones y jóvenes. Estas jornadas se han centrado en 4 grandes cuestiones de alcance mundial: la situación de los refugiados, la deuda externa de los países en vías de desarrollo, la violencia amparada o motivada por la religión y la falta de agua potable. “Son temas que tienen mucho que ver con el hecho religioso, porque tanto los cristianos como otros creyentes están trabajando mucho para acabar con estos problemas”, recuerda Joan Botam.

El encuentro de Montserrat es, en definitiva, una asamblea que pretende animar a las comunidades religiosas, espirituales y de otra índole a comprometerse a través de actos simples y profundos, como acoger a una familia de refugiados, abrir un pozo o mostrar solidaridad con los pueblos oprimidos. Algunas de las resoluciones y compromisos de estas jornadas serán expuestos en las sesiones plenarias vespertinas del Parlamento de las Religiones, concretamente los días 7, 8, 12 y 13 de julio. Los monjes benedictinos del monasterio, situado a unos 60 kilómetros de Barcelona, han mostrado en todo momento un gran entusiasmo desde que, en 2002, acordaron con la organización del Parlamento de las Religiones la celebración de esta asamblea previa. Hay que recordar que Montserrat, uno de los santuarios más visitados de España (2,2 millones de visitantes cada año), es todo un referente cultural y religioso tanto en Cataluña como en toda Europa.

Aportación católica

Antoni Matabosch, miembro del Comité Organizador y representante del Arzobispado de Barcelona junto con el obispo José Ángel Saiz, define así lo que es para él este encuentro: “El Parlamento de las Religiones cumple una misión fundamentalmente pedagógica y quiere ser un lugar donde las personas de las diferentes confesiones se conozcan entre ellas y colaboren para asentar una base común de conocimiento, estima y relación que haga posible, en un segundo momento, un diálogo más profundo”. Sobre el programa, recuerda que “cada día tendrá cuatro momentos importantes con 20 sesiones importantes simultáneas, entre las que también se incluyen lecturas de textos sagrados y otros elementos religiosos. Además, de 8 a 9 de la mañana, las diferentes confesiones promueven sus ratos de oración”.

Por su parte, Monseñor Saiz ha tenido la misión de ser el máximo representante local de la Iglesia católica durante estos días, ya que el Parlamento de las Religiones ha coincidido con el período intermedio entre la aceptación de la renuncia de Ricard Maria Carles por parte del Papa como arzobispo de Barcelona y la toma de posesión de sus sustitutos en lo que será, a partir de ahora, una nueva provincia eclesiástica. “Estos momentos siempre son intensos, profundos, entrañables y significativos. En el momento actual, es muy importante que se haga visible la fe de las diferentes confesiones como un elemento constructor de paz”, comenta el prelado en referencia a los actos que presidirá como administrador apostólico.

Sobre el hecho de que el Parlamento de las Religiones salga por primera vez del mundo anglosajón y llegue a Barcelona, Saiz recuerda que “en España no tenemos mucha tradición a la hora de promover reuniones como la de estos días, ya que la religión católica ha sido durante muchos años hegemónica. Pero, como tenemos que adaptarnos a las realidades de la vida, es necesario que los católicos nos impliquemos en el reto de convivir con otros creyentes desde un espíritu de apertura y diálogo que a veces cuesta mucho”.

Finalmente, cabe destacar que la solidaridad es uno de los elementos que marca la organización del encuentro interreligioso. Por ejemplo, la diócesis de Chicago ha aportado un fondo de dinero para abrir las puertas a aquellas personas que, por razones económicas, no pueden viajar e inscribirse para participar en las sesiones. Además, la organización ha lanzado varios mensajes a los catalanes para que acojan en su casa a aquellas personas que no tengan lo mínimo para pagarse un alojamiento.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>